China culmina sus ejercicios militares «de castigo» alrededor de Taiwán

China puso fin este viernes a los ejercicios militares ‘Joint Sword-2024A’, que durante dos días desplegó en torno a Taiwán como «fuerte castigo» para quienes buscan «la independencia» de la isla, según informa la televisión estatal china citada por Reuters.

Las maniobras, en las que participaron la Armada, el Ejército, la Fuerza Aérea y las tropas de misiles, englobaron el estrecho de Taiwán, el norte, sur y este de la isla, así como las islas Kinmen, Matsu, Wuqiu y Dongyin, que se sitúan más cerca de la costa continental china, pero que se encuentran bajo administración taiwanesa.

Durante la segunda jornada, se llevaron a cabo ataques simulados de sistemas de lanzamiento múltiple de misiles de largo alcance en un campo de entrenamiento en la provincia de Fujian, al este de China.

Además, la Flota del Teatro Oriental de operaciones del Ejército Popular de Liberación (EPL) simuló ataques contra objetivos marítimos y se realizaron ejercicios antisubmarinos conjuntos de barcos y aviones.

Los aviones de combate equipados con munición real entraron en el «espacio aéreo objetivo» y llevaron a cabo ataques simulados, según el diario del EPL.

Por su parte, Taiwán comunicó que ese día detectó en los alrededores de la isla la presencia de un total de 27 buques y 62 aviones chinos, 47 de los cuales cruzaron la línea media del estrecho de Taiwán.

Es necesario recordar que China reclama el territorio de Taiwán como suyo y ha advertido a los países occidentales de que no intenten ayudar a la isla en su independencia, puesto que responderan con fuerza.

China inicia un ejercicio militar alrededor de Taiwán

El Mando del Teatro Oriental de operaciones del Ejército Popular de Liberación de China ha iniciado este jueves unos ejercicios militares en torno a Taiwán.

Las maniobras, en las que toman parte la Armada, el Ejército, la Fuerza Aérea y las tropas de misiles, han comenzado en la mañana en el estrecho de Taiwán y también al norte, sur y este de la isla.

El ensayo militar, bautizado como ‘Joint Sword-2024A’, ha sido organizado para que las mencionadas fuerzas se entrenen conjuntamente hasta el viernes, dijo el portavoz del mando, Li Xi.

Los ejercicios consisten en misiones de patrullaje con buques y aviones en las zonas cercanas a la isla de Taiwán, entrenamientos de combate marítimo y aéreo, ataques de precisión conjuntos contra objetivos clave y la toma de control sobre el campo de batalla.

Además, la zona de las maniobras engloba las islas Kinmen, Matsu, Wuqiu y Dongyin, que se sitúan más cerca de la costa continental china, pero que se encuentran bajo la administración taiwanesa.

Cabe señalar que el portavoz dijo que los ejercicios sirven como un «fuerte castigo» por las actividades separatistas de las fuerzas independentistas de Taiwán, y como una «severa advertencia» contra la eventual interferencia y provocación por parte de fuerzas externas, en alusión a EE. UU., principalmente.

Es necesario recordar que la tensión entre China y Taiwán ha aumentado en los últimos meses, pues el gigante asiático considera a la isla como parte de su territorio, mientras que Taiwán se considera independiente y ha buscado el apoyo de la comunidad internacional para validar esa condición.

Taiwán denuncia incursiones de aviones y buques chinos

El Ministerio de Defensa de Taiwán ha comunicado que, para la mañana de este sábado, 15 aviones y 6 buques del Ejército Popular de Liberación de China fueron detectados en los alrededores de la isla.

De acuerdo con la publicación, nueve de las aeronaves cruzaron la línea media del estrecho de Taiwán y entraron en la zona de identificación de defensa aérea (ADIZ, en inglés) en el suroeste de la isla.

Por ello, las Fuerzas Armadas de Taiwán monitorearon la situación y desplegaron aviones de la Patrulla Aérea de Combate, buques de la Armada y sistemas de misiles costeros.

Cabe señalar que últimamente el Ministerio de Defensa taiwanés ha informado sobre numerosas incursiones de aviones y buques chinos en la zona, y que esta intensificación se produce pocos días antes de que Lai Ching-te, líder electo de la isla, asuma el cargo.

«Antes y después del 20 de mayo, el Ejército de nuestra nación cumplirá con todos los requisitos de preparación para el combate y prestará mucha atención a los daños a la paz y la estabilidad regionales por parte del otro lado», afirmó el viceministro de Defensa taiwanés, Po Hong-huei, refiriéndose a Pekín.

China sanciona a dos empresas de EE. UU. por la venta de armas a Taiwán

El Gobierno de China ha anunciado sanciones contra dos empresas de Estados Unidos por su presunta vinculación con la venta de armas a Taiwán, una isla cuya soberanía reivindica el gigante asiático.

Así, el Ministerio de Exteriores de China ha confirmado la incorporación a la lista negra de General Atomics Aeronautical Systems y General Dynamics Land Systems, lo que implicaría la congelación de cualquier activo que puedan tener bajo soberanía china.

Cabe señalar que el cruce de sanciones entre las dos potencias es prácticamente constante y, de hecho, Washington ha puesto también esta semana en el punto de mira a cuatro firmas chinas acusadas de colaborar en la obtención de chips de inteligencia artificial por parte de las Fuerzas Armadas.

La portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Mao Ning, ha subrayado en rueda de prensa que Pekín adoptará todas las medidas «necesarias» para salvaguardar los derechos de sus empresas y ha instado a Washington a no politizar las actividades comerciales, según informa la prensa oficial.

Taiwán arremete contra Bolivia por solidarizarse con China por el terremoto

El Gobierno taiwanés ha reprochado a Bolivia su mensaje de condolencias dirigido a China por el terremoto del jueves y ha calificado al Gobierno boliviano de «patético títere».

Cabe señalar que, según el balance oficial, en el terremoto han muerto trece personas.

«No deberían ser un patético títere de la malvada y expansionista República Popular China que salta cuando Pekín dice ‘salta’. Igual que Taiwán, Bolivia NO forma parte de la China comunista. Ni más, ni menos», ha apuntado Taiwán en un mensaje personal del ministro de Asuntos Exteriores taiwanés, Joseph Wu.

Taipei contesta así a un mensaje previo de Bolivia en el que «expresa su solidaridad con la hermana República Popular de China ante la pérdida de vidas y los severos daños materiales registrados por un terremoto de gran magnitud ocurrido en las últimas horas en las costas de Taiwán».

Es necesario recordar que Bolivia retiró en 1985 el reconocimiento formal a la República de China (nombre oficial de Taiwán), pero no es habitual que se dirijan a Pekín las condolencias por este tipo de sucesos.

Taiwán fue el último reducto que no pudo tomar el Ejército Popular de Liberación de Mao Zedong durante la revolución comunista que culminó en 1949, por lo que formalmente la isla sigue siendo la República de China, por oposición a la República Popular China con capital en Pekín.

Esto ocurre en un marco donde el Gobierno chino considera la isla parte del país y bajo su soberanía y ha advertido de que podría imponer su control incluso por la fuerza. Taiwán, por su parte, cuenta con el apoyo de Estados Unidos y sus aliados.

China y Estados Unidos ofrecen ayuda a Taiwán tras el terremoto

Los gobiernos de China y de Estados Unidos han ofrecido en su ayuda a Taiwán para recuperarse del potente terremoto registrado este martes en una isla que en el último año y medio ha sido motivo recurrente de tensiones políticas entre Pekín y Washington.

Un portavoz de la oficina china para Taiwán, Zhu Fenglian, ha afirmado que en Pekín siguen «de cerca» la evolución de la situación y «están dispuestos a brindar ayuda», según informaciones de medios oficiales que identifican como «compatriotas» a las víctimas del seísmo.

Cabe recordar que Pekín reivindica la soberanía de la isla, que ‘de facto’ funciona como un territorio independiente’, y cuestiona cualquier tipo de acercamiento de otros países a Taipéi, razón por la cual suele criticar acuerdos o visitas realizadas por altos funcionarios estadounidenses.

Por su parte, Washington también ha habido un ofrecimiento de ayuda a través de un comunicado suscrito por la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Adrienne Watson.

«Estados Unidos está listo para proporcionar la asistencia que sea necesaria», ha señalado, junto a un mensaje de apoyo a las víctimas.

Japón planea construir refugios en las islas cercanas a Taiwán

El Gobierno de Japón dio a conocer este viernes las directrices para la construcción de refugios en sus islas suroccidentales de Okinawa, diseñados para proteger a sus ciudadanos en caso de una crisis militar en Taiwán, informa Nikkei.

Cane resaltar que los refugios se construirán bajo edificios públicos y estarán diseñados para albergar a los evacuados durante unas dos semanas.

Así, las instalaciones dispondrán de electricidad y equipos de comunicaciones, así como de tres litros diarios de agua y otros suministros por persona.

Cada evacuado dispondrá de unos 2 metros cuadrados de espacio. Los muros exteriores serán de más de 30 centímetros de hormigón armado.

Los refugios se fabricarán para proteger contra una combinación de operaciones de desembarco, incursiones de guerrillas o unidades de fuerzas especiales, ataques con misiles balísticos y bombardeos aéreos.

En ataques prolongados que afecten a una zona amplia, podrían proteger de proyectiles y ráfagas de misiles.

Es necesario mencionar que está previsto que en tiempos de paz los refugios puedan utilizarse como aparcamientos y «lugares de reunión».

Toso esto ocurre en un marco donde la tensión en Asia se encuentra en incremento, dados los conflictos entre China vs Taiwán, Filipinas y EE. UU., a lo que se suman las acciones de Corea del Norte.

China lanza una advertencia a los que apoyen «la independencia de Taiwán»

Este jueves, el ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, advirtió en una conferencia de prensa, al ser preguntado sobre una posible escalada de tensiones tras los comicios celebrados en la isla, que el apoyo a la denominada «independencia de Taiwán» será visto como un desafío a la soberanía de China.

«Las elecciones regionales de Taiwán son solo elecciones locales en China. Los resultados de las elecciones no cambiarán el hecho básico de que Taiwán es parte de China, ni cambiarán la tendencia histórica de que Taiwán regresará a su patria», declaró.

Desde esos comicios, «más de 180 países y organizaciones internacionales reafirmaron su adhesión al principio de una sola China», así como «apoyaron a China en la salvaguardia de la soberanía nacional y la integridad territorial», destacó el funcionario.

«Si todavía hay personas que toleran y apoyan la ‘independencia de Taiwán’, están desafiando la soberanía de China. Si un determinado país insiste en mantener relaciones oficiales con Taiwán, está interfiriendo en los asuntos internos de China», enfatizó.

En este sentido, el alto diplomático señaló que «solo es cuestión de tiempo» que la comunidad internacional apoye en su plenitud la reunificación de ambos territorios.

Según Wang, «el comportamiento separatista» que aboga por «la independencia» de la isla «es el factor más destructivo para la paz y la estabilidad a través del estrecho de Taiwán». 

«Nuestra política es muy clara: seguir luchando por la perspectiva de una reunificación pacífica con la mayor sinceridad. Nuestra conclusión también es muy clara: nunca se permitirá que Taiwán se separe de la patria», aseveró.

Wang agregó que «cualquiera» en la isla que busque la «independencia» de Taiwán «será liquidado por la historia», mientras que «cualquiera en la comunidad internacional» que se posicione a favor «seguramente saldrá perjudicado y sufrirá las consecuencias».

Un destructor de EE. UU. atraviesa el estrecho de Taiwán

La Armada de Estados Unidos ha informado este martes de que el destructor ‘USS John Finn’ ha cruzado el estrecho de Taiwán en lo que calificado como un «tránsito rutinario» desde el mar de China Meridional hacia el mar de China Oriental, tal y como lleva «muchos años» haciendo.

La Séptima Flota de Estados Unidos ha indicado en un comunicado que el buque es de la clase Arleigh-Burke y cuenta con lanzamisiles. «El tránsito ha tenido lugar a través del corredor en el estrecho de Taiwán, que se sitúa más allá de los mares territoriales de cualquier Estado costero» de la zona.

Así, ha reivindicado que «todas las naciones poseen libertad de navegación y vuelo a través de este estrecho, además de otros usos legales a nivel internacional en relación con estas libertades».

Por su parte, el Ejército chino ha asegurado que se encuentra supervisando el tránsito de este tipo de embarcaciones a través de la zona, especialmente a medida que aumenta la tensión entre Pekín y Taipéi.

El coronel Shi Yi, portavoz del Mando del Teatro Este de las Fuerzas Armadas chinas, ha lamentado las «acciones provocativas» de Estados Unidos en un comunicado en el que ha resaltado, además, que está tomando las medidas pertinentes «de acuerdo a las leyes y regulaciones vigentes».

En este sentido, ha acusado a Estados Unidos de llevar a cabo «con frecuencia» este tipo de acciones que «socavan la paz y la estabilidad en la región» y ha afirmado que las tropas chinas «siguen alerta en todo momento para defender de forma resolutiva la soberanía y seguridad de China».

El Senado de EE. UU. aprueba un paquete con ayudas a Ucrania, Israel y Taiwán abocado al fracaso

El Senado de Estados Unidos ha aprobado este martes de madrugada un paquete de medidas relativo a la seguridad nacional que incluye ayudas para Ucrania, Israel y Taiwán, si bien existen pocas posibilidades de que el texto salga adelante por el previsible veto de la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos.

Los senadores han respaldado la ley con 70 votos a favor y 29 en contra, después de que los republicanos inicialmente se mostrasen reacios con la esperanza de que se incluyesen medidas relativas a seguridad fronteriza, como reclamaban entre otros el expresidente Donald Trump.

El paquete incluye más de 95.000 millones de dólares en ayudas, de los cuales dos terceras partes, alrededor de 60.000 millones de dólares, irían destinados a Ucrania. Además, contempla 14.100 millones de dólares para Israel y otros 9.100 millones para Taiwán, en este último caso para brindar asistencia de carácter humanitario.

El presidente estadounidense, Joe Biden, ha aplaudido la aprobación en el Senado de un paquete «clave para avanzar en los intereses de seguridad nacional» y ha instado a la Cámara de Representantes a actuar «con urgencia». «No podemos esperar más. Los costes de la inacción aumentan cada día, especialmente en Ucrania», ha señalado en un comunicado.

En relación a la ayuda a Israel, Biden ha enfatizado que contribuirá a la protección del pueblo israelí frente a los «terroristas» de Hamás, al tiempo que facilitará una ayuda «vital» para los palestinos, «la gran mayoría de los cuales no tienen nada que ver con Hamás».

«Hay quienes dicen que el liderazgo estadounidense y nuestras alianzas con otros países del mundo no importan. Sí importan. Si no actuamos contra los tiranos que buscan conquistar o repartirse el territorio de los vecinos, las consecuencias para la seguridad nacional de Estados Unidos serán significativas. Nuestros aliados y adversarios también tomarán nota», ha afirmado.