Nuevo proyecto de Rubio prevé sanciones a China por impedir investigación independiente sobre COVID

Del Epooch Times

Un proyecto de ley presentado el 12 de enero por el senador Marco Rubio (R-Fla.) y 15 copatrocinadores impondrá nuevas y duras sanciones estadounidenses contra China si Beijing continúa negándose a “permitir una investigación internacional creíble y exhaustiva sobre los orígenes de la COVID-19 en los laboratorios en Wuhan”.

Las sanciones entrarían en vigencia dentro de los 90 días posteriores a la aprobación de la ”Ley de Validación, Investigación y Determinación del Origen del Coronavirus de 2022” (Ley COVID, por sus siglas en inglés) si Beijing se niega a permitir una investigación de este tipo sobre el virus que ha matado a más de 800,000 estadounidenses desde marzo de 2020.

“Durante dos años, el Partido Comunista Chino (PCCh) ha obstruido todos los esfuerzos para descubrir los verdaderos orígenes de la COVID-19”, dijo Rubio en un comunicado. “Sabemos que el virus se originó en China, sin embargo, los intentos del PCCh de ofuscar la verdad han provocado innumerables muertes y sufrimiento innecesario en todo el mundo. Está claro que Beijing solo responderá a la presión concertada de los Estados Unidos y la comunidad internacional. Mi proyecto de ley obligará al PCCh a sentarse a la mesa”.

Rubio es el principal republicano en el Comité Selecto de Inteligencia del Senado, así como miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

Si el Congreso aprueba la propuesta de Rubio y el presidente Joe Biden la convierte en ley, la medida “sancionaría al liderazgo de la Academia de Ciencias de China (CAS) y sus institutos y laboratorios afiliados, incluido el Instituto de Virología de Wuhan. La Ley COVID también suspendería la financiación federal de investigación en todos los campos académicos para estudios que involucren a la CAS, e impondría una prohibición a la cooperación en la investigación del virus de ganancia de función entre cualquier individuo o institución con sede en los Estados Unidos que reciba financiación federal y cualquier individuo o institución de la República Popular de China”, según el comunicado.

Las sanciones del nuevo proyecto de ley se sumarían a las previstas en una medida que Rubio presentó en junio de 2021.

“El Partido Comunista Chino no quiere una investigación forense completa sobre los orígenes de la COVID-19”, dijo Rubio al presentar la propuesta de junio. “Si lo hubieran hecho, habría sucedido en algún momento durante los últimos 18 meses”.

“En lugar de esperar a que las autoridades chinas cooperen repentinamente, Estados Unidos debe obligarlas a cooperar. Un paso obvio en esa dirección es cortar los fondos federales para la investigación realizada con estas entidades estatales chinas.

“Además, debemos imponer sanciones contra el liderazgo de estas entidades y exigir un costo personal. Es hora de que Estados Unidos tome medidas y lidere una respuesta internacional que se conforme con nada menos que una investigación forense completa de los laboratorios de Wuhan”.

Los copatrocinadores de la propuesta de Rubio incluyen a los senadores Tim Scott (R-S.C.), John Cornyn (R-Texas), Rick Scott (R-Fla.), Kevin Cramer (R-N.D.), Roger Marshall (R-Kan. ), Steve Daines (R-Mont.), Chuck Grassley (R-Iowa), James Lankford (R-Okla.), Ben Sasse (R-Neb.), Tommy Tuberville (R-Ala.), Cindy Hyde-Smith (R-Mississippi), Mike Braun (R-Ind.), Marsha Blackburn (R-Tenn.), Bill Hagerty (R-Tenn.) y John Kennedy (R-La.).

“Una y otra vez, el secretario general Xi y sus subordinados en el Partido Comunista Chino han bloqueado los intentos de encontrar la verdad mintiendo sobre la transmisión de la COVID, censurando a los médicos y transfiriendo la culpa. Es hora de que la China comunista se sincere y responda por sus mentiras y encubrimiento sobre los orígenes de la COVID-19”, dijo Scott de Florida en el comunicado.

“La COVID-19 ha cobrado la vida de más de 800,000 personas en los Estados Unidos hasta ahora. Las familias que han perdido a seres queridos por este devastador virus merecen respuestas, especialmente si el Partido Comunista Chino es responsable de desencadenar este virus o de encubrirlo”, dijo Grassley.

“Nuestro proyecto de ley exige una investigación sobre los orígenes de la COVID-19 y responsabiliza a China sancionando a quienes han obstruido las investigaciones independientes. Debemos asegurarnos de que haya duras consecuencias para cualquier persona u organización que haya tenido un papel en el inicio o la perpetuación de esta pandemia”, agregó Grassley.

Entendiendo la situación en Kazajistán

De FTN

Por Jorge Jraissati

Si el 2020 fue el año de la pandemia, el 2022 parece que será el año de la geopolítica.

La semana pasada, miles de personas en Kazajistán han salido a las calles en las olas de protestas más grandes del país desde que se volvieron una nación independiente a inicios de los años 90s.

Inicialmente, las protestas comenzaron después que el gobierno levantó sus controles de precios al gas licuado de petróleo, un combustible bajo en carbono que la mayoría de los kazajos utilizan en sus vehículos.

Pero las protestas no deberían ser entendidas como una respuesta a esta política, sino como la demanda de los ciudadanos por un Kazajistán libre, próspero y más democrático.

A medida que las protestas se han intensificado (especialmente en Alma Ata, la ciudad más grande de Kazajistán), los manifestantes han pasado de exigir precios bajos del combustible a abogar por libertades políticas concretas, como la implementación de un sistema de elecciones para los líderes regionales del país. Actualmente, estos son escogidos por el presidente.

Desde que Kazajistán se convirtió en un país independiente con el colapso de la Unión Soviética, el país ha sido gobernado por la misma élite política. Primero por el presidente Nazarbayev. Y cuando se estaba acercando a los 80 años de edad en el 2019, le transfirió el poder al presidente Tokayev, quien fue preparado para ser presidente por Nazarbayev.

Como un resultado del sistema político autoritario de Kazajistán, la economía del país no es libre, dependiente de los amplios recursos naturales, y excesivamente desigual.

Kazajistán no es solo rica en hidrocarburos y metales, sino que también está ubicado entre Rusia y China.

Por esto es que se dice que Kazajistán está ubicada en una zona estratégica del mundo. En esencia, tiene el potencial de convertirse en una nación clave para la Iniciativa de la Franja y la Ruta, pues puede conectar las rápidas crecientes economías de China y Asia del Sur con Rusia y Europa entera.

Además, compañías de energía como Exxon Mobil y Chevron han invertido decenas de billones de dólares en el occidente del Kazajistán.

Sin embargo, a pesar de su potencia, el salario promedio en Kazajistán supera vagamente los 550 dólares al mes, con la mitad de la población viviendo en áreas rurales que tienen un acceso pobre o inexistente a bienes y servicios públicos esenciales.

Durante esta ola de protestas, decenas de kazajos han sido detenidos. El presidente Tokayev también ha autorizado a sus fuerzas de seguridad a “disparar a matar”. Tokayev incluso ha catalogado a los manifestantes como “una banda de terroristas”.

Y como si estas acciones represivas no fueran suficiente, las fuerzas rusas han entrado al país, lo cual es una movida que tiene implicaciones masivas para la geopolítica de la región entera.

Así que, mientras queda por verse si las protestas realmente conseguirán un cambio de gobierno, es interesante destacar que los eventos de Kazajistán representan otro levantamiento contra las naciones alineadas con Rusia, como Ucrania en el 2014, Venezuela en reiteradas oportunidades, y Bielorrusia en el 2020.

Desde esta perspectiva, está claro que la gente quiere libertad para sus países, la pregunta es como la comunidad internacional puede apoyar estos esfuerzos de una manera efectiva, garantizando que estos países vivan en paz, independencia y unidad.

Lituania se alza contra China

Lituania, pequeña nación con solo tres millones de personas, ha decidido alzarse en contra del imperio chino, con 1.4 billones de ciudadanos, al permitir la apertura de una oficina de representación taiwanesa en Vilna, capital del país.

Esta medida fue altamente rechazada por el régimen comunista chino dirigido por Xi Jinping, que inició una cadena de acciones para tratar de someter a Lituania, entre las que se encuentra la expulsión del embajador lituano de territorio chino, el sacar al embajador chino de Lituania y minimizar al estatus diplomático de su embajada.

Así mismo, el imperio oriental ha comenzado a presionar otros países a evitar actividades comerciales con la pequeña nación. Según Reuters, se está ejerciendo fuerza sobre Alemania para que no utilicen componentes para sus carros que provengan de Lituania bajo la amenaza de no poder ingresar al mercado chino.

El vocero del ministerio de asuntos exteriores de China, Zhao Lijian, expresó en unas declaraciones que Lituania terminaría en “el basurero de la historia” junto con las demás naciones que insistan en actuar para favorecer el esfuerzo taiwanés de obtener autonomía total y no ser considerada parte de la República Popular China.

Tiranía de Nicaragua expropia donaciones de Taiwán y se las adjudica a China

El gobierno de Taiwán realizó unas donaciones a la Arquidiócesis de Managua, incluyendo la Sede diplomática en donde operaban, antes de su partida del país.

Sin embargo, el régimen de Daniel Ortega ha decidido expropiarlas debido al reconocimiento que ese país le da a la República Popular China como la única nación legítima bajo ese nombre, y se las ha adjudicado al gobierno dirigido por Xi Jinping.

Así mismo, la tiranía de Ortega amenazó con cárcel a quienes reclamen que se devuelvan los bienes robados, entro los cuales se encontraban algunos vehículos que Taiwán tenía en la nación centroamericana, según publicó La Prensa.

El comunicado oficial para implementar esta acción se hizo a través de la Procuraduría en donde se enfatiza que existe una sola China, por lo que no pueden existir bienes pertenecientes a Taiwán dentro de sus fronteras.

Congresista republicana busca sancionar la cúpula del PCCh por las “actividades nefastas” de Beijing en el mundo

Del Epooch Times

Una legisladora republicana quiere que los altos líderes del Partido Comunista Chino (PCCh) “rindan cuentas” por la serie de depredaciones del régimen a nivel nacional y mundial.

La representante Kat Cammack (R-Fla.) presentó en mayo la Ley de Responsabilidad del Politburó del Partido Comunista Chino (HR 3018). El proyecto de ley fue remitido al Subcomité de Inmigración y Ciudadanía de la Cámara de Representantes en noviembre.

El proyecto de ley impondría sanciones a los miembros del organismo de toma de decisiones de élite de 25 miembros del PCCh, el politburó.

El proyecto de ley se enfoca en “los líderes comunistas que han participado a sabiendas en una serie de actividades nefastas y que también han estado al frente y han negado su participación”, dijo Cammack a The Epoch Times.

Cammack considera que el régimen chino es “una de las mayores o la mayor amenaza” para Estados Unidos y la democracia en todo el mundo, una opinión que cada vez más estadounidenses comparten. Una encuesta reciente mostró que el 52 por ciento de los estadounidenses de todo el espectro político considera que el régimen chino es la principal amenaza que enfrenta Estados Unidos en la actualidad.

Amenazas
Cammack dijo que hay muchas preocupaciones que deben tenerse en cuenta cuando se trata de “hacer sonar las alarmas” sobre el régimen chino.

Una de las principales amenazas, dijo, es el aumento de las actividades militares del régimen chino en todo el mundo, lo cual desafía la superioridad militar de Estados Unidos. El año pasado, Beijing intensificó su campaña de hostigamiento militar alrededor de Taiwán y continuó con sus acciones asertivas en los mares del sur de China, comportamiento que ha suscitado constantemente condenas internacionales.

Según los informes, el régimen también está tratando de establecer una base naval permanente en Guinea Ecuatorial, un pequeño país de África Central junto al Océano Atlántico. Si se construye, esta sería la segunda base militar en el extranjero de China, ya que actualmente tiene una en Djibouti, al otro lado de África.

Otra preocupación se centra en las “prácticas crediticias predatorias” de Beijing, dijo, refiriéndose a la iniciativa de “La Franja y la Ruta” (BRI) de China, un enorme proyecto de inversión en infraestructura global lanzado en 2013 que busca reforzar la influencia política y económica del régimen en el extranjero.

El BRI ha sido criticado por funcionarios estadounidenses por ser una forma de “diplomacia de trampa de deuda”, que carga a los países en desarrollo con una carga de deuda insostenible. Por ejemplo, en 2017, una empresa estatal china tomó el control del puerto de Hambantota en el sur de Sri Lanka con un contrato de arrendamiento de 99 años después de que el país incumpliera su préstamo BRI.

Para Cammack, las campañas de desinformación global del régimen chino también se están volviendo “más astutas e incluso más nefastas”.

En 2019, por ejemplo, hubo intentos de desacreditar las protestas a favor de la democracia en Hong Kong. Beijing también realizó operaciones para atacar a los estadounidenses en un esfuerzo por explotar las divisiones sobre la pandemia de COVID-19.

“Algunas de las acciones más nefastas que ha tomado el régimen chino se derivan directamente de la propaganda que producen y difunden en todo el mundo”, dijo Cammack.

“Se ha convertido en todo un desafío determinar si la información en un ciclo de noticias de 24 horas es realmente buena y confiable”. Por el contrario, en realidad podría ser parte de “una propagación deliberada de desinformación” proveniente de China, agregó.

Los extensos abusos a los derechos humanos cometidos por el PCCh contra grupos étnicos y religiosos y contra los disidentes también han suscitado una creciente condena internacional. La campaña de represión de Beijing contra los uigures y contra otras minorías musulmanas ha sido calificada como genocidio por el gobierno de Estados Unidos. Los expertos también han calificado la persecución de más de dos décadas por parte del PCCh a los practicantes del grupo religioso Falun Gong como un genocidio.

“[El PCCh] niega muchas de estas violaciones a los derechos humanos”, dijo. “Debido a que realmente han ayudado a encubrirlos, debemos avanzar para hacerlos responsables”.

El proyecto de ley de Cammack enumera otras agresiones cometidas por el PCCh, incluido el robo de propiedad intelectual estadounidense, el ciberespionaje y sus amenazas contra Taiwán.

Con 17 copatrocinadores hasta la fecha, Cammack dijo que espera “ver a más personas subirse a bordo” pronto. Los Juegos Olímpicos de 2022 en Beijing traerán “una avalancha de desinformación”, dijo, mientras el régimen chino intenta encubrir su participación en la extraña desaparición de la tenista china, Peng Shuai.

“El PCCh no es nuestro amigo; no es nuestro aliado”, dijo Cammack.

Reporte: CEO de Apple se compromete a ayudar económicamente y tecnológicamente a China

Según un nuevo reporte, el CEO de Apple, Tim Cook, firmó de manera secreta un acuerdo de $275 billones hace algunos años con el gobierno comunista de China bajo la promesa que Apple ayudaría a la economía de China y a las industrias de tecnología en el país con inversiones y entrenamiento de personal.

El portal The Information fue la plataforma que publicó dicho reporte, “iPhone se convirtió recientemente en el teléfono inteligente más vendido en China, convirtiéndose en el segundo mercado más grande para la compañía después de los Estados Unidos, por primera vez en seis años. Pero la compañía le debe ese éxito en gran parte al CEO Tim Cook, quien sembró las bases años atrás al firmar, en secreto, un acuerdo estimado en un valor superior a los $275 billones, con representantes del gobierno chino a quienes les prometieron que Apple haría su parte en el desarrollo económico y tecnológico de China a través de inversiones, ofertas de negocios y entrenamiento de personal”.

“Cook logró el acuerdo de cinco años, el cual no había sido reportado anteriormente, durante una serie de visitas en persona que hizo al país en el año 2016 para anular un repentido incremento en acciones regulatorias contra el negocio de Apple, según los documentos internos de Apple que fueron vistos por The Informatión,” agregó el medio.

China amenaza a los Estados Unidos ante posible boicot contra los juegos olímpicos

Los juegos olímpicos de invierno para el año 2022 se llevarán a cabo en China, ante esto, activistas de todas partes del mundo han hecho un llamado a no participar debido a los constantes abusos que ha cometido el régimen comunista chino en contra de su ciudadanía.

Esta postura, que parece estar agarrando fuerza, ha hecho que el régimen chino reaccione, amenazando a los Estados Unidos que, si implementa un boicot diplomático contra los Juegos Olímpicos de Invierno, “tomarán contramedidas firmes,” aseguró el ministro de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian.

De acuerdo a la cadena de noticias, CNN, la administración Biden anunciaría un boicot diplomático, evitando la asistencia de cualquier representante gubernamental a estos juegos.

Voces más radicales, como Nikki Haley, han afirmado que los Estados Unidos no deberían participar en ese evento, haciendo comparaciones de la actual China con la Alemania nazi.

Sin embargo, otras voces conservadoras están de acuerdo con la presunta medida que tomará la administración actual, entre ellas la del Senador republicano Ted Cruz, que admitió estar de acuerdo con que ninguna autoridad asista al evento, pero invitó a los deportistas americanos a “patear traseros comunistas” en los encuentros deportivos.”

Taiwán afirma que continuará liderando la guerra contra los regímenes autoritarios

La presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, envió un mensaje hacia los regímenes autoritarios y las democracias del mundo afirmando que su nación seguirá liderando la guerra contra los miembros del primer grupo.

“Emergiendo de la pandemia, los regímenes autoritarios ahora tienen más confianza que su modelo alternativo se adapta con mayor facilidad que los modelos democráticos,” señaló la mandataria, “A través de actividades de la zona gris, amenazas militares y manipulación de la información, los regímenes autoritarios apuntan a erosionar la confianza de nuestros ciudadanos en las instituciones democráticas y polarizar nuestras sociedades”.

Así mismo, Tsai se mostró comprometida a liderar cualquier esfuerzo que sirva para hacer retroceder el autoritatismo, “Taiwán se encuentra a la vanguardia de este este ataque,” añadió, “Hemos estado trabajando de una manera diligente para combatir esa coerción”.

Finalmente, la presidente enfatizó la importancia de aliarse con todos los gobiernos democráticos del mundo para poder enfrentarse a estas amenazas, “Compartiremos nuestras experiencias y continuaremos trabajando con las naciones de ideas afines, para proteger el orden liberal democrático mundial y hacerles frente a estos retos sin precedentes de los regímenes autoritarios”.

Se debe recordar que Taiwán es uno de los países que más ha sufrido debido a las constantes amenazas por parte del régimen comunista chino, que además no ha disimulado en su intención de, eventualmente, apoderarse de la isla.

Taiwán se prepara para una eventual guerra con China

La presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, advirtió el pasado fin de semana que no se arrodillaría ante las presiones de China y recordó que seguirán incrementando su poder militar para evitar una posible toma del país por parte del régimen comunista.

El mensaje de la primera mandataria se dio en un discurso durante la celebración del Día Nacional debido a los múltiples reportes que han advertido sobre la intromisión de aeronaves chinas en espacio perteneciente a la isla y el más reciente en donde se reveló que hay presencia de tropas norteamericanas en Taiwán desde la administración Trump para ayudarlos en un eventual conflicto bélico.

“Después de tomar el control total en Hong Kong y reprimir a los activistas por la democracia, las autoridades de Beijing también se han desviado del camino de desarrollo económico y político que habían tomado desde la ‘reforma y apertura’ que se inició hace décadas,” declaró Tsai, “Las rutinas de actividades militares chinas en la zona aéres de Taiwán han afectado nuestra seguridad nacional y de aviación”.

La presidente concluyó afirmando que la ciudadanía de Taiwán no se arrodillará ante China y que harán lo necesario para defender a su país.