China suspende las negociaciones con EE. UU. sobre no proliferación nuclear y control de armas

El Gobierno de China ha anunciado este miércoles la suspensión de las negociaciones con Estados Unidos sobre no proliferación nuclear y control de armas en respuesta a la venta de armamento a Taiwán por parte de las autoridades estadounidenses, tras la ronda de contactos celebrada en noviembre de 2023 para intentar rebajar las tensiones bilaterales.

El portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Lin Jian, ha indicado que Washington «ignora la firme oposición y las repetidas quejas de China y continúa vendiendo armas a Taiwán», antes de afirmar que estas «acciones negativas» causan «un grave daño» a los intereses del gigante asiático.

Así, ha sostenido que estas ventas de armamento «socavan la confianza mutua entre las partes» y «dañan gravemente el clima político» bilateral, por lo que ha desvelado que Pekín «ha decidido suspender las negociaciones con EE. UU. sobre control de armas y no proliferación».

«La responsabilidad de esta situación recae totalmente sobre EE. UU.», ha reseñado, antes de mostrar la disposición de China a «mantener la comunicación» con Washington en este sentido, «a partir de un respeto mutuo, la coexistencia pacífica y una cooperación mutuamente beneficiosa».

En este sentido, Lin ha hecho hincapié en que, para ello, «EE. UU. debe respetar los intereses esenciales de China y crear las condiciones necesarias para un diálogo y unos intercambios entre ambas partes», según ha recogido la cadena de televisión estatal china, CCTV.

El anuncio llega apenas unos días después de que Pekín impusiera un paquete de sanciones contra empresas militares de Estados unidos por la venta de armamento a Taiwán, en medio de las tensiones con la isla, especialmente tras la toma de posesión de Lai Ching Te como nuevo presidente taiwanés.

En este contexto, las tensiones en torno a Taiwán, que ‘de facto’ funciona como un ‘territorio independiente pese a que Pekín reivindica su soberanía, han aumentado igualmente entre Estados Unidos y China, que defiende que ambos países pactaron mantener en pie la política de ‘una sola China’.

Casto Ocando: mandan a Granko Arteaga a China faltando poco para elecciones

Caracas. – El considerado como mayor torturador del narco régimen, Alexander Granko Arteaga, ha sido extrañamente enviado a China, cuando faltan pocos días para las elecciones presidenciales, quizá en un intento de protegerlo en caso que los planes presidenciales de Maduro resulten alterados, según lo denunció el periodista e investigador Casto Ocando.

En una información difundida por sus redes sociales, Ocando reveló este nuevo movimiento de la Narcotiranía venezolana, gracias a una publicación que hizo el propio Granko Arteaga en su cuenta de Instagram.

No obstante, tal como lo señala Ocando en una publicación de su cuenta en la red «X», se trataría de una medida tanto para premiar a Arteaga, recientemente ascendido a coronel, como para cuidarlo, por ser uno de los esbirros más sanguinarios al servicio de la tiranía genocida madurista.

También, tal como lo indica el periodista, estarían tratando de minimizar la atención sobre su figura, muy señalada en varios de los casos de crímenes por lesa humanidad en manos de la CPI, a fin de alejarlo del radar de la justicia internacional.

«Maduro y Padrino López premiaron nuevamente a Alexander Granko Arteaga, enviándolo a China para bajarle su señalado perfil en la CPI, mientras mantiene activos los lucrativos negocios generados gracias a la beneficiencia del dictador venezolano», indicó el comunicador en su publicación.

Sin embargo, a muchos internautas le llama la atención la salida del esbirro, cuando faltan pocos días para unas elecciones que podrían incidir, de alguna manera, en el rumbo de la Narcotiranía.

Algunos piensan en que tratan de cuidarlo, y otros piensan que podría ser el inicio de una huida. «Caramba que oportuno antes de las elecciones por qué será? Los van a ir sacando uhmmmm Miedo? Protección?», señala una cuenta.

Otro internauta señala que Arteaga busca escapar antes que inicie la debacle del narco régimen: «Al reves, lo mandaron para China porque el mismo lo pidió, el hdpta grako sabe que maduro pierde el 28 y sabe que lo buscaran para reventarlo por criminal sanguinario. El cobarde se fue a esconder a china.»

El Partido Comunista Chino amenaza con la pena de muerte a los «separatistas» de Taiwán que reclaman libertad

De Derecha Diario

La dictadura china acusa de «separatistas» a todas aquellas personas que defiendan la libertad, la democracia y la independencia de Taiwán, y amenaza con aplicarles la pena de muerte.

La República Popular China ha amenazado con aplicarle la pena de muerte a todas aquellas personas que sean consideradas «separatistas independentistas de Taiwán«, intensificando la presión política a pesar de que los tribunales chinos no tienen jurisdicción sobre la isla, que está gobernada democráticamente.

La dictadura china considera a Taiwán como parte de su propio territorio y ha expresado fuertes críticas hacia el presidente Lai Ching-te, quien asumió el cargo de manera democrática el mes pasado, calificándolo de «separatista«. En respuesta, China ha realizado ejercicios militares y otras acciones hostiles desde la elección de Lai en enero.

Desde entonces, Taiwán ha protestado por el aumento de la presión china, que incluye maniobras militares frecuentessanciones económica y patrullajes de guardacostas cerca de las islas controladas por Taiwán y cercanas a China.

Según la agencia estatal china de noticias Xinhua, las nuevas directrices establecen que los tribunales, fiscales y fuerzas de seguridad públicas y estatales de China deben «castigar severamente a los independentistas de Taiwán por dividir el país e incitar a cometer delitos de secesión, de acuerdo con la ley, y defender resueltamente la soberanía nacional, la unidad y la integridad territorial«.

Estas directrices fueron publicadas en conformidad con las leyes vigentes, incluida la ley antisecesión de 2005, según informó la agencia de propaganda del régimen chino.

La ley antisecesión de 2005 proporciona a China la «base legal» para tomar medidas militares contra Taiwán en caso de que se declare independiente o parezca estar a punto de hacerlo.

Sun Ping, funcionario del Ministerio de Seguridad Pública de China, declaró en Beijing que la pena máxima por el «crimen de secesión» es la muerte. «La afilada espada de la acción legal siempre estará en alto«, amenazó.

Hasta el momento, no ha habido una respuesta inmediata por parte del Gobierno democrático de Taiwán. Un funcionario mencionó a Reuters que aún estaban evaluando el contenido de las nuevas medidas a tomar.

Las directrices detallan lo que se considera un delito merecedor de castigo, incluyendo la promoción de la entrada de Taiwán en organizaciones internacionales donde ser reconocido como Estado es requisito, mantener «intercambios oficiales externos«, y «suprimir» partidos, grupos y personas que abogan por la «reunificación«.

Además, las normativas agregan una cláusula que podría interpretarse ampliamente, abarcando «otros actos que pretendan separar a Taiwán de China«.

Lai Ching-te ha expresado repetidamente su disposición a entablar conversaciones con China, pero estas propuestas han sido rechazadas. Insiste en que únicamente el pueblo de Taiwán tiene el derecho de decidir su propio futuro.

China ha tomado medidas legales previas contra funcionarios taiwaneses, como la imposición de sanciones a Hsiao Bi-khim, quien fue embajador de Taiwán en Estados Unidos y actual vicepresidente de la isla.

Sin embargo, tales castigos tienen poco efecto práctico, dado que los tribunales chinos carecen de jurisdicción en Taiwán. El Gobierno de Taiwán rechaza las reclamaciones de soberanía de Beijing y mantiene una postura de independencia política y democracia, conceptos que al régimen chino no le gusta. Además, los altos funcionarios taiwaneses, evitan visitar China debido a las tensiones políticas y la falta de reconocimiento mutuo entre ambos gobiernos.

EE. UU. aprueba la venta de drones de combate a Taiwán ante una posible invasión de China

El Gobierno estadounidense ha dado el visto bueno este miércoles al envío de un nuevo paquete de ayuda valorada en USD$ 360,2 millones, que incluye la venta de dos tipos de drones de combate con la vista puesta en “contener” una posible invasión de la isla por parte de China.

La Agencia de Cooperación en Seguridad y Defensa del Pentágono (DSCA, en inglés) ha indicado en un comunicado que el paquete incluye 720 drones kamikaze ‘Switchblade 300’ y 101 ‘SB300 FCS’, entre otros vehículos aéreos no tripulados.

Cabe señalar que los 101 ‘SB300 FCS’ constituyen sistemas de armas aéreas que operan de forma “merodeadora”, sobrevolando el objetivo a abatir, pero atacando únicamente cuando este ha sido fijado.

Además, el paquete también incluye labores de entrenamiento, ayuda logística y asistencia técnica en caso de que sea necesaria, los cuales “permitirán mejorar la seguridad y la estabilidad política, así como el equilibrio militar y el progreso económico en la región”, recoge el texto, que apunta a que también facilita “la defensa ante posibles futuras amenazas”.

Por su parte, el Gobierno taiwanés ha expresado su gratitud por la venta de armamento, que permite “reforzar la disuasión mediante una mejora de las capacidades de defensa, hasta ahora asimétricas”.

Es necesario recordar que, el pasado 07 de junio, el portavoz del Ministerio de Defensa de China, Zhang Xiaogang, subrayó que las ventas de armas estadounidenses a Taiwán “suponen una violación grave del principio de ‘una sola China’ y los tres comunicados conjuntos sinoestadounidenses”.

Además, perjudican gravemente la soberanía y los intereses de seguridad de China y socavan la paz y la estabilidad” en la zona, tal y como manifestó.

China amplía su arsenal nuclear «más deprisa» que el resto de países

El Gobierno de China está ampliando su arsenal nuclear «más deprisa» que los otros ocho países que poseen este tipo de armamento —Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia, India, Pakistán, Corea del Norte e Israel—, según ha informado el Instituto Internacional de Investigación Sobre la Paz de Estocolmo (SIPRI).

La misma institución resalta que, aunque todos estos países lo están incrementando o tienen planes para ello, es China quien lo hace más rapido.

«China está ampliando su arsenal nuclear más deprisa que ningún otro país. Pero casi todos los Estados con armamento nuclear tienen planes o un empuje significativo para aumentar sus fuerzas nucleares», ha afirmado el investigador asociado del Programa de Armas de Destrucción Masiva del SIPRI y director del Proyecto de Información Nuclear de la Federación de Científicos Estadounidenses (FAS), Hans M. Kristensen.

De hecho, la organización estima que el arsenal nuclear chino ha aumentado de 410 ojivas nucleares a 500 entre enero de 2023 y 2024, una cifra que seguirá creciendo y que podría llegar a tener el mismo número de misiles balísticos intercontinentales que Rusia o Estados Unidos a finales de la década, aunque su arsenal nuclear seguiría siendo «mucho menor» que el de estos.

Moscú y Washington tienen en su poder el 90 por ciento de todas las armas nucleares del mundo y, aunque lo han mantenido estable a lo largo de 2023, la transparencia al respecto ha disminuido desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania en febrero de 2022.

Solamente entre los dos países hay unas 1.200 cabezas nucleares, cada uno que han retirado del servicio militar para su desmantelamiento gradual.

Además, se estima que Rusia ha desplegado unas 36 ojivas más en sus fuerzas operativas, si bien no se pueden confirmar las afirmaciones rusas sobre el despliegue de estas armas en territorio bielorruso.

«Aunque el total mundial de cabezas nucleares sigue disminuyendo a medida que se desmantelan gradualmente las armas de la era de la guerra fría, lamentablemente seguimos observando aumentos interanuales en el número de cabezas nucleares operativas. Parece probable que esta tendencia continúe y probablemente se acelere en los próximos años, por lo que resulta extremadamente preocupante», ha manifestado el director del SIPRI, Dan Smith.

A pesar de todo, los esfuerzos diplomáticos entre Pekín y Washington «parecen haber ampliado el espacio de diálogo» entre ambos países en materia de comunicación militar.

China reitera su «firme oposición» a la venta de armas de EE. UU. a Taiwán

El Ministerio de Defensa de China ha vuelto a manifestar este viernes su «firme oposición» a la venta de armas por parte de EE. UU. a Taiwán y ha instado a Washington a dejar de armar a la región con «armas de cualquier tipo», alegando que es una «línea roja» infranqueable en sus relaciones bilaterales.

Desde la portavocía de Defensa han defendido que la venta de armas estadounidenses a Taiwán «ha transgredido gravemente el ‘principio de una sola China’ y los comunicados conjuntos China-Estados Unidos», según declaraciones en respuesta a los medios recogidas por la agencia Xinhua.

«La medida ha socavado seriamente la soberanía y la seguridad de China, y representa una grave amenaza para la paz y la estabilidad a través del estrecho de Taiwán», ha agregado el representante chino de Defensa.

En este marco, ha reiterado que «China está enérgicamente disconforme» con las ayudas concedidas a Taiwán por parte del Departamento de Defensa de EE. UU.

A este respecto, el portavoz ministerial ha advertido de que «la cuestión de Taiwán es la primera línea roja que no se debe sobrepasar en las relaciones China-Estados Unidos».

Así, ha subrayado que «apoyar a las fuerzas separatistas proclives a la independencia de Taiwán no sólo agravará las tensiones en la región, sino que conducirá a Taiwán a una situación peligrosa y, en última instancia, dañará al propio Estados Unidos».

Pekín amenaza a cualquiera que se atreva a separar a Taiwán de China

Cualquiera que se atreva a separar a Taiwán de China se enfrentará a la autodestrucción, declaró este domingo el ministro de Defensa chino, Dong Jun, en el marco de la conferencia anual de seguridad intergubernamental de Asia-Pacífico, conocida como Diálogo de Shangri-La, que se lleva a cabo en Singapur.

En este marco, el alto cargo militar destacó que «la cuestión de Taiwán está en el centro de los intereses fundamentales de China y el principio de una sola China se ha convertido desde hace tiempo en una norma universalmente reconocida que rige las relaciones internacionales».

De acuerdo con sus palabras, el Partido Progresista Democrático taiwanés «persigue la separación de forma progresiva».

En ese contexto, acusó a las autoridades de la isla de tratar de «borrar la identidad china de Taiwán y romper los vínculos sociales, históricos y culturales a través del estrecho de Taiwán».

Dong Jun también afirmó que «algunas fuerzas externas de interferencia» socavan el principio de una sola China y, entre otros pasos, venden armas y tienen «contactos oficiales ilegales» con Taipéi.

«De hecho, lo que están haciendo es alentar a los separatistas independentistas de Taiwán en un intento de contener a China con Taiwán. Estas intenciones maliciosas están arrastrando a Taiwán a una situación peligrosa», declaró.

El ministro hizo hincapié en que Pekín «sigue comprometido con la reunificación pacífica» con la isla, pero «la perspectiva se ve cada vez más mermada por los separatistas que luchan por la independencia de Taiwán y las fuerzas extranjeras».

A su vez, reiteró que persiste «el peligro de división nacional» y prometió que el Ejército chino «seguirá siendo una fuerza potente para defender la reunificación nacional».

Así, expresó: «tomaremos medidas decididas para contener la independencia de Taiwán y asegurarnos de que ese complot nunca tenga éxito. Cualquiera que se atreva a separar Taiwán de China solo terminará en la autodestrucción».

La ONU se pone del lado de la dictadura china y afirma que «Taiwán es una provincia de China»

De Derecha Diario

Stephane Dujarric, portavoz del secretario general de las Naciones Unidas, declaró que «Taiwan es una provincia de China», en un claro gesto de apoyo a la dictadura de Xi Jinping.

Stephane Dujarric, portavoz del secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, declaró que Taiwán es una provincia de China. En una conferencia de prensa, Dujarric enfatizó que la ONU se rige por la «resolución de la Asamblea General de 1971″, y añadió que las observaciones reflejan la postura del propio organismo respecto a la isla como provincia del gigante asiático.

El 25 de octubre de 1971, la 26ª sesión de la Asamblea General de la ONU aprobó, por una mayoría abrumadora, la Resolución 2758, que decidió devolver todos sus derechos a la República Popular China y reconocer a los representantes de su Gobierno como los únicos legítimos ante esta entidad internacional.

Esto se da en un contexto en donde China presentó una queja formal por la visita de funcionarios estadounidenses a Taiwán. «China presentó una queja formal ante Estados Unidos y tomará todas las medidas necesarias para defender su soberanía e integridad territorial en respuesta a la visita de McCaul. Esta visita viola el ‘principio de una sola China’ y los comunicados conjuntos firmados entre ambos países«, indicó la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Mao Ning.

Según Mao, Washington no está cumpliendo con su compromiso de «mantener únicamente relaciones no oficiales» con la isla, además de «enviar una señal equivocada a las fuerzas separatistas que buscan la independencia de Taiwán» con esta visita.

El presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Michael McCaul, afirmó este lunes que Taiwán recibirá armamento equipado «con la última tecnología» dentro de un paquete de ayuda militar valorado en 2.000 millones de dólares.

En una escalada de tensiones, la dictadura China realizó ejercicios militares en la cercanías de Taiwán, con el objetivo de ejercer presión política para poder lograr sus objetivos imperialistas, que conllevan la invasión de Taiwán y la eliminación de todo régimen democrático que defienda la libertad y autonomía de las personas.

El Ministerio de Defensa de Taiwán informó que 15 navíos de guerra de la Armada china, junto con 16 embarcaciones de la Guardia Costera china y 42 aeronaves militares chinas fueron avistadas cerca de la isla principal de Taiwán y sus islas periféricas más pequeñas.

«Debemos manifestar nuestra condena hacia este comportamiento que perjudica la paz y la estabilidad en la región«, expresó Sun Li-fang, portavoz del Ministerio de Defensa de Taiwán, durante la sesión informativa.

Li Xi, portavoz del Comando del Teatro Oriental del Ejército Popular de Liberación de China, afirmó que los recientes ejercicios representaron un «duro castigo» para las «fuerzas independentistas de Taiwán«. Además, dijo que sirvieron como «una severa advertencia contra la interferencia y provocación por parte de fuerzas externas«, refiriéndose específicamente a Estados Unidos.

Además, el régimen chino se sintió agraviado por la afirmación de Lai de que «ambas partes eran iguales» (había mencionado que «no están subordinadas entre sí») y por su énfasis en la identidad democrática de Taiwán, así como por sus advertencias contra las amenazas provenientes de China.

Por su parte, la ONU en vez de defender a los paises libres del mundo, vuelve a mostrar su apoyo a los regímenes autoritarios, poniéndose del lado de la dictaduras más asesinas de la historia de la humanidad, y traicionando a un país independiente que sufre las constantes amenazas y agresiones de la dictadura de Xi Jinping, que busca eliminar todo rastro de libertad y autonomía que tanto caracteriza a la isla de Taiwán.

EE. UU. sanciona a tres ciudadanos chinos y tres compañías por su relación con bots maliciosos

El Departamento del Tesoro de EE. UU. ha anunciado este martes sanciones contra tres ciudadanos chinos y tres compañías tailandesas por su relación con una red de bots maliciosa y por sus vínculos con un servicio proxy conocido como 911 S5.

Cabe señalar que este servicio proxy vulneraba la seguridad de ordenadores y permitía a ciberdelincuentes dirigir sus conexiones a Internet a estos aparatos.

«Estos individuos aprovecharon su tecnología maliciosa de bots para exponer dispositivos personales, permitiendo a los ciberdelincuentes obtener fraudulentamente ayuda económica destinada a los necesitados y aterrorizar a nuestros ciudadanos con amenazas de bomba», ha asegurado el subsecretario del Tesoro, Brian E. Nelson, en un comunicado.

El servicio 911 S5 llevó a vulnerar unas 19 millones de direcciones IP, facilitó la presentación de decenas de miles de solicitudes fraudulentas en programas destinados a ayudas contra el coronavirus, permitía a sus usuarios cometer fraudes cibernéticos a través de otros ordenadores y está vinculado a una serie de amenazas de bomba que se dieron por todo el país en julio de 2022.

Entre los sancionados se encuentran Yunhe Wang, principal administrador de 911 S5, Jinping Liu, co-conspirador de Wang a la hora de blanquear sus ingresos derivados de estas actividades a través de monedas virtuales, y Yanni Zheng, abogado de Wang, que habría colaborado en transacciones comerciales, pagos y adquisición de propiedades en nombre de Wang.

Así, las tres compañías sancionadas son ‘Spicy Code Company Limited’, ‘Tulip Biz Pattaya Group Company Limited ‘ y ‘Lily Suites Company Limited’, todas ellas con sede en Tailandia y propiedad de Wang, quien las usó para blanquear sus ingresos a través del sector inmobiliario.

EE. UU. promete que Taiwán obtendrá mejores armas que Ucrania

Taiwán recibirá de EE. UU. los sistemas de armamento más modernos, y no armamento viejo como el que se envía a Ucrania, según ha anunciado este lunes Michael McCaul, presidente republicano del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes.

Cabe señalar que McCaul encabeza una delegación de congresistas estadounidenses que han llegado a la isla, después de la asunción del nuevo presidente de Taiwán.

Según McCaul, un posible conflicto entre China y Taiwán será «predominantemente una batalla en el mar» y no una «guerra terrestre». 

«Taiwán, a diferencia de Ucrania, recibirá nuevos sistemas de armamento, no sistemas viejos, y a buen seguro no serán viejas armas rusas. El que se entregará a Taiwán será material nuevo. Será nuestra más moderna tecnología, por cierto», señaló el republicano durante una rueda de prensa.

En este marco, el congresista también dijo que un nuevo cargamento de armas de EE. UU. está de camino a Taiwán. «Estamos avanzando en esos sistemas de armas. Me gustaría que fuera más rápido, pero está en marcha», declaró McCaul.

Cabe destacar que el Ministerio de Exteriores de China anunció el miércoles pasado la introducción de sanciones contra 12 empresas estadounidenses vinculadas con la industria militar y 10 altos ejecutivos. Además, Pekín comenzó un ensayo militar en torno a Taiwán llamado ‘Joint Sword-2024A’.

Según Li Xi, portavoz del Mando del Teatro Oriental de operaciones del Ejército chino, las maniobras sirven como un «fuerte castigo» por las actividades separatistas de las fuerzas independentistas de Taiwán y como una «severa advertencia» contra la eventual interferencia y provocación por parte de fuerzas externas.