EE. UU. despliega misiles de medio alcance en un país cercano a China

El Ejército estadounidense en el Pacífico anunció este lunes que, por primera vez en la historia, desplegó con éxito un sistema de misiles de capacidad de alcance medio (MRC, en inglés) en el norte de la isla filipina de Luzón.

Cabe señalar que este histórico despliegue tuvo lugar la semana pasada, como parte del ejercicio militar Salaknib 24, en coordinación con las Fuerzas Armadas de Filipinas.

El comunicado señala que el sistema llegó a Filipinas a bordo de un avión C-17 Globemaster III de la Fuerza Aérea de EE. UU. desde una base en Washington, cubriendo un viaje de alrededor de 13.000 kilómetros, en más de 15 horas.

También, precisa que es un sistema versátil de lanzamiento terrestre que puede disparar tanto misiles estándar 6 (SM-6) como Tomahawks.

La configuración completa del MRC comprende un centro de operaciones de baterías, cuatro lanzadores, motores primarios y remolques modificados.

«Este es un paso significativo en nuestra asociación con Filipinas, nuestro aliado más antiguo en la región», comentó el general de brigada Bernard Harrington, comandante general del 1.er Grupo de Trabajo Multidominio, a cargo del despliegue.

China denuncia una «interferencia» de EE. UU. y Japón en sus asuntos internos

China ha acusado a Estados Unidos y Japón de «interferir flagrantemente» en sus asuntos internos y «violar las normas básicas en las relaciones internacionales» con difamaciones en su contra, relacionadas con «la cuestión de Taiwán, cuestiones marítimas y la política sobre armas nucleares» entre otros temas.

«EEUU y Japón, con su mentalidad de guerra fría y su política de pequeños grupos, han difamado a China en la cuestión de Taiwán, las cuestiones marítimas y la política sobre armas nucleares, interferido groseramente en los asuntos internos de China y violado las normas básicas de las relaciones internacionales», ha expresado la Embajada china en Estados Unidos en un comunicado, en el que han declarado que «China deplora y se opone a tales maniobras».

En lo que a Taiwán respecta, la nota subraya que se trata del «asunto más importante y delicado en las relaciones entre China y Estados Unidos» y defiende que «es un asunto puramente interno de China» que «no admite injerencias externas».

«Instamos a Estados Unidos a que se adhiera al principio de ‘Una sola China’ y a las disposiciones de los tres comunicados conjuntos chino-estadounidenses, a que gestione prudente y adecuadamente las cuestiones relacionadas con Taiwán y a que convierta en acciones concretas el compromiso del presidente Biden de no apoyar la independencia de Taiwán», han demando las autoridades chinas.

Por otro lado, desde la Embajada han defendido que «las actividades de China en el mar de China Oriental y el mar de China Meridional se ajustan plenamente al derecho Internacional y no tienen nada de malo».

Así, han argumentado que «China está dispuesta a seguir tratando adecuadamente las cuestiones marítimas con las partes implicadas mediante el diálogo y la consulta y a defender conjuntamente la paz y la estabilidad en el mar de la China Meridional».

En este sentido, insta a EE. UU. a «respetar los esfuerzos realizados por los países de la región para desarrollar normas mediante negociaciones y mantener la paz y la estabilidad» en la zona.

China sanciona a dos empresas de EE. UU. por la venta de armas a Taiwán

El Gobierno de China ha anunciado sanciones contra dos empresas de Estados Unidos por su presunta vinculación con la venta de armas a Taiwán, una isla cuya soberanía reivindica el gigante asiático.

Así, el Ministerio de Exteriores de China ha confirmado la incorporación a la lista negra de General Atomics Aeronautical Systems y General Dynamics Land Systems, lo que implicaría la congelación de cualquier activo que puedan tener bajo soberanía china.

Cabe señalar que el cruce de sanciones entre las dos potencias es prácticamente constante y, de hecho, Washington ha puesto también esta semana en el punto de mira a cuatro firmas chinas acusadas de colaborar en la obtención de chips de inteligencia artificial por parte de las Fuerzas Armadas.

La portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Mao Ning, ha subrayado en rueda de prensa que Pekín adoptará todas las medidas «necesarias» para salvaguardar los derechos de sus empresas y ha instado a Washington a no politizar las actividades comerciales, según informa la prensa oficial.

China responde a la advertencia de EE. UU. sobre el apoyo a Rusia

Durante una conferencia de prensa habitual este lunes, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Mao Ning, sostuvo que los países interesados no deben desacreditar ni atacar las relaciones estatales normales entre China y Rusia, informa CCTV.

La vocera sostuvo que los derechos e intereses de Pekín y las empresas chinas deben respetarse, sin culpar o provocar confrontaciones.

Asimismo, señaló que, en la cuestión de Ucrania, China siempre ha mantenido una postura objetiva y justa, haciendo un llamamiento activo a la paz, promoviendo las negociaciones y facilitando un acuerdo político.

Cabe señalar que las declaraciones de Mao Ning tienen lugar en el contexto de la visita oficial a China del ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, quien arribó este lunes para una estancia que se extenderá durante los días 08 y 09 de abril.

Por su parte, la secretaria del Departamento del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, advirtió a compañías chinas contra el apoyo a Rusia.

En un encuentro con He Lifeng, vice primer ministro del Consejo de Estado de la República Popular China (PRC), Yellen amenazó con «consecuencias significativas» si las firmas del gigante asiático siguen cooperando con empresas rusas.

«Hemos sido claros con China en el sentido de que consideramos que Rusia se está beneficiando de los bienes que China y empresas chinas están suministrando a Rusia», explicó Yellen. «Ninguno de los dos queremos que esto sea un problema para nuestra relación bilateral», concluyó.

El lunes, la secretaria reiteró su postura. Durante una conferencia de prensa en Pekín, Yellen declaró:

«Cualquier banco que facilite transacciones significativas que canalicen bienes militares o de doble uso hacia la base industrial de defensa rusa se expone al riesgo de sanciones estadounidenses».

Taiwán arremete contra Bolivia por solidarizarse con China por el terremoto

El Gobierno taiwanés ha reprochado a Bolivia su mensaje de condolencias dirigido a China por el terremoto del jueves y ha calificado al Gobierno boliviano de «patético títere».

Cabe señalar que, según el balance oficial, en el terremoto han muerto trece personas.

«No deberían ser un patético títere de la malvada y expansionista República Popular China que salta cuando Pekín dice ‘salta’. Igual que Taiwán, Bolivia NO forma parte de la China comunista. Ni más, ni menos», ha apuntado Taiwán en un mensaje personal del ministro de Asuntos Exteriores taiwanés, Joseph Wu.

Taipei contesta así a un mensaje previo de Bolivia en el que «expresa su solidaridad con la hermana República Popular de China ante la pérdida de vidas y los severos daños materiales registrados por un terremoto de gran magnitud ocurrido en las últimas horas en las costas de Taiwán».

Es necesario recordar que Bolivia retiró en 1985 el reconocimiento formal a la República de China (nombre oficial de Taiwán), pero no es habitual que se dirijan a Pekín las condolencias por este tipo de sucesos.

Taiwán fue el último reducto que no pudo tomar el Ejército Popular de Liberación de Mao Zedong durante la revolución comunista que culminó en 1949, por lo que formalmente la isla sigue siendo la República de China, por oposición a la República Popular China con capital en Pekín.

Esto ocurre en un marco donde el Gobierno chino considera la isla parte del país y bajo su soberanía y ha advertido de que podría imponer su control incluso por la fuerza. Taiwán, por su parte, cuenta con el apoyo de Estados Unidos y sus aliados.

Filipinas advierte de que «no pueden cerrar los ojos» en el conflicto territorial con China

El presidente de Filipinas, Ferdinand Marcos Jr., ha resaltado este sábado que su país «no puede cerrar los ojos» ante los recientes incidentes que lo enfrentan a Pekín por la soberanía de las aguas del mar de China Meridional y ha destacado la importancia de la colaboración con Japón y EE. UU.

«Lo más importante es encontrar una forma de mantener la paz» en el mar de China Meridional o mar Filipino Occidental, como se denomina en el archipiélago, «pero también tenemos que responder a la situación actual real». «No pueden cerrar los ojos como si no hubiera pasado nada», ha argumentado, según recoge el diario ‘The Manila Times’.

Marcos ha realizado estas declaraciones durante un encuentro mantenido en el Palacio Presidencial de Malacañang con el embajador japonés en Filipinas, Endo Kazuya, ha quien ha trasladado la importancia que da Manila a la cooperación trilateral con Japón y EE. UU.

Cabe señalar que este mismo domingo comenzarán las maniobras Actividad Marítima Cooperativa (MCA, en inglés) en las que participan los tres países y Australia y que busca demostrar el «compromiso colectivo para reforzar la cooperación regional e internacional en apoyo a un indo-pacífico libre y abierto», según un comunicado conjunto de los cuatro ministerios de Defensa.

Estas maniobras incluyen a unidades marítimas y de las fuerzas aéreas de los cuatro países «de forma coherente con el derecho internacional y las leyes y normas locales de las naciones intervinientes».

«La MCA reforzará la interoperatibilidad de nuestras doctrinas, tácticas, técnicas y procedimientos de defensa/fuerzas armadas», han destacado los cuatro países.

Además, los cuatro países reiteran su apoyo al Dictamen del Tribunal Arbitral del Mar sobre el Mar de China Meridional de 2016 como «decisión legalmente vinculante para las partes sobre esta disputa».

Mientras, la Guardia Costera China ha denunciado la presencia el pasado jueves de «varios buques que realizan actividades ilegales cerca de Houteng Jiao» o islas Spratly y ha reivindicado la «indisputable soberanía» china sobre esta zona.

China reclama la mayor parte de las aguas de la zona por considerar que son parte de su territorio al figurar dentro de la llamada «línea de los nueve puntos» que aparece en los mapas del gigante asiático.

Es necesario señalar que esta es una línea trazada por el Gobierno chino que reclama como suyo el mar de China Meridional, incluidas las islas Paracelso y Spratly.

Por ello, las relaciones entre China y Filipinas han sufrido un aumento de la tensión durante los últimos meses. Manila ha acusado a Pekín de obstaculizar sus misiones de desabastecimiento de tropas dentro de lo que considera como su zona económica exclusiva, mientras que China insiste en que los buques filipinos transitan estas aguas de forma ilegal.

El Ejército de China dice que «Siempre ha estado en alerta máxima»

Ante la intensificación de las tensiones en el norte de Myanmar, la vecina China llevó a cabo una serie de ejercicios con fuego real cerca de la frontera que comparten y anunció este jueves que se encuentra en alerta máxima.

«El Ejército chino siempre ha estado en alerta máxima y fortalecerá aún más el control de patrullas y la protección de la seguridad en la frontera entre China y Myanmar», cita la declaración el diario oficial PLA Daily.

Además, desde el organismo han asegurado que se tomarán «las medidas necesarias para salvaguardar resueltamente la soberanía nacional, la estabilidad fronteriza y la seguridad de la vida y la propiedad de las personas».

«La guerra en el norte de Myanmar ha amenazado gravemente la seguridad y la estabilidad de la zona fronteriza entre China y Myanmar y la seguridad de la vida y la propiedad de los residentes fronterizos a ambos lados», sostuvo el ejercito.

En este sentido, han explicado que la reanudación de los conflictos y la intensificación de las tensiones en el norte del país birmano fueron la razón por la que se hizo el ensayo, a partir del 02 de abril.

Cabe resaltar que esta no es la primera vez que el Ejército Popular de Liberación (EPL) de China realiza maniobras con fuego real en la zona fronteriza con Myanmar, pues la ocasión fue en noviembre de 2023.

Esto ocurrió en el marco en donde una alianza de tres grupos armados étnicos iniciara una gran ofensiva contra el régimen militar, que había llegado al poder en 2021 tras un golpe de Estado, en la región de Kokang, en el estado de Shan, que limita con el gigante asiático. 

Informan que EE. UU. se prepara para una posible guerra con China

Según informa The Washington Post, EE. UU. está preparando a su Ejército para poder enfrentarse a «adversarios como China desde islas remotas y estratégicas en el Pacífico occidental», informa The Washington Post.

De acuerdo con el periódico, la Armada está formando unidades «más pequeñas, más livianas, más móviles» e incluso, «más letales», con este objetivo en mente.

Así, la función principal de esos grupos consiste en recopilar información sobre objetivos y compartirla con los miembros de la Flota del Pacífico y la Fuerza Aérea para que puedan repeler rápidamente los ataques enemigos durante «una lucha marítima que podría desarrollarse a lo largo de miles de kilómetros de islas y costas en Asia».

«Estos nuevos regimientos se conciben como una pieza de una estrategia más amplia para sincronizar las operaciones de los soldados, marineros, marines y aviadores estadounidenses y, a su vez, con los Ejércitos de sus aliados y socios en el Pacífico», reza el artículo.

«Su objetivo es una franja crucial de territorio que se extiende desde Japón hasta Indonesia y se conoce como ‘la Primera Cadena de Islas’. China considera que esta región, que abarca un área de aproximadamente la mitad del tamaño de los Estados Unidos contiguos, está dentro de su esfera de influencia», se precisa.

China y Estados Unidos ofrecen ayuda a Taiwán tras el terremoto

Los gobiernos de China y de Estados Unidos han ofrecido en su ayuda a Taiwán para recuperarse del potente terremoto registrado este martes en una isla que en el último año y medio ha sido motivo recurrente de tensiones políticas entre Pekín y Washington.

Un portavoz de la oficina china para Taiwán, Zhu Fenglian, ha afirmado que en Pekín siguen «de cerca» la evolución de la situación y «están dispuestos a brindar ayuda», según informaciones de medios oficiales que identifican como «compatriotas» a las víctimas del seísmo.

Cabe recordar que Pekín reivindica la soberanía de la isla, que ‘de facto’ funciona como un territorio independiente’, y cuestiona cualquier tipo de acercamiento de otros países a Taipéi, razón por la cual suele criticar acuerdos o visitas realizadas por altos funcionarios estadounidenses.

Por su parte, Washington también ha habido un ofrecimiento de ayuda a través de un comunicado suscrito por la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Adrienne Watson.

«Estados Unidos está listo para proporcionar la asistencia que sea necesaria», ha señalado, junto a un mensaje de apoyo a las víctimas.

Xi advierte a Biden que China no se quedará «de brazos cruzados»

El presidente chino, Xi Jinping, mantuvo este martes una conversación telefónica con su homólogo estadounidense, Joe Biden, señalando que, aunque en los últimos meses las relaciones entre ambos países «han mostrado una tendencia estabilizadora», también «han aumentado los factores negativos que requieren la atención de ambas partes».

En este sentido, Xi señaló que las relaciones chino-estadounidenses deben basarse en varios principios generales:

  1. Mantener el principio básico de no conflicto y no confrontación.
  2. Las relaciones deben mantenerse estables, evitando disputas y cruces de líneas.
  3. El cumplimiento de los compromisos y establecidos entre ambos.

Al mismo tiempo, el dirigente chino señaló que Washington sigue emprendiendo medidas interminables para contener la economía, el comercio, la ciencia y la tecnología, y la lista de sanciones contra empresas chinas es cada vez más larga.

«Si la parte estadounidense está dispuesta a llevar a cabo una cooperación mutuamente beneficiosa […] la puerta de China está siempre abierta, pero si la parte estadounidense está decidida a suprimir el desarrollo tecnológico de China y a privar a China de su legítimo derecho al desarrollo, no nos quedaremos de brazos cruzados», subrayó.

Por su parte, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que afirmó que los dos líderes «mantuvieron un debate franco y constructivo sobre una serie de cuestiones bilaterales, regionales y mundiales, incluidas las áreas de cooperación y las áreas de diferencia».

Entre otras cosas, Biden «expresó su preocupación por las políticas comerciales desleales de China y sus prácticas económicas, que perjudican a los trabajadores y a las familias estadounidenses».

«El presidente hizo hincapié en que EE. UU. seguirá tomando las medidas necesarias para evitar que las tecnologías avanzadas estadounidenses se utilicen para socavar nuestra seguridad nacional, sin limitar indebidamente el comercio y la inversión», añadió.