De héroe de películas americanas a representante de Rusia

El actor norteamericano ahora de nacionalidad rusa Steven Seagal, visito Venezuela y sostuvo un encuentro con el dictador Nicolás Maduro, dónde le entrego nuna espada de Samurai, que simboliza su liderazgo de acuerdo a Seagal.

Lo lamentable es que Steven Seagal un símbolo de la producción norteamericana de películas por su experticia en las artes marciales, ahora visite a un tirano como Maduro en representación de Rusia, es patético y lamentable. Muchos de los venezolano que crecieron viendo sus películas de acción, seguramente están muy decepcionados con esta visita.

¿Qué están haciendo rusos en la frontera de Colombia y Venezuela?

De RCN

En una fotografía en la que, aparentemente, hay una reunión entre personal militar del régimen de Nicolás Maduro y un asesor militar ruso, se puede observar un mapa en el que se ve marcada la frontera justo en el departamento de Arauca y del otro lado el estado Apure.

En el tablero del lado, se observan varios trazos y allí lo que serían algunos cálculos de cuántos “rusos para las Fuerzas Armadas Bolivarianas” y cuántos para el FAES, es decir, las Fuerzas de Acciones Especiales de Venezuela.

Estas recientes fotografías que conoció Noticias RCN cobran relevancia luego de los hechos de orden público que se han presentado en la frontera, en la que cientos de venezolanos huyeron a territorio colombiano.

Lea también: La guerra la vamos a hacer en Colombia: la amenaza de Diosdado Cabello

De acuerdo con varios informes de inteligencia militar, existen indicios de presencia de miembros de las Fuerzas Especiales de Rusia en las acciones militares ordenadas por Nicolás Maduro en contra de la disidencia al mando de Gentil Duarte en Apure.

Señalan los documentos que, altos mandos militares venezolanos, como el general Robinson Vera Cumare y el general Gherson Chacón Paz, los mismos que aparecen en la fotografía, se reunieron con el disidente de las Farc alias Iván Márquez y alias Pablito, miembro del comando central del ELN, para planear las acciones armadas en contra de la columna de Gentil Duarte.

En esa misma zona, personal ruso asesora en la instalación de unidades de radio exploración electromagnética de mediano y largo alcance, con capacidad de detección de todo el espacio electromagnético nacional e internacional cercano, en este caso, Colombia.

Dicen los analistas militares que Moscú estaría replicando la estrategia que manejó con grupos insurgentes en Crimea, Ucrania.

En otro informe de inteligencia, también se habla de la presencia de Hezbollah, pero esta vez en La Guajira colombiana. De acuerdo con la investigación, con la expedición de 10.404 pasaportes venezolanos a ciudadanos iraníes, sirios y libaneses, simpatizantes de esta organización se estarían mimetizando en la población de La Guajira con fachadas comerciales con apariencia de legalidad.

Vladimir Putin podría reunirse en junio con Joe Biden

De Perú 21

Los presidentes ruso, Vladimir Putin, y estadounidense, Joe Biden, podrían reunirse “en junio”, indicó este domingo un consejero del Kremlin, Yuri Ushakov, afirmando que se están manejando “fechas concretas”.

A mediados de abril, Biden propuso en una conversación telefónica con Putin reunirse durante este verano (boreal) en un tercer país, con el objetivo de estabilizar las relaciones entre ambas potencias rivales, que se encuentran en sus niveles más bajos.Los cinco dirigentes de Movadef que acompañaron a Pedro Castillo

A pesar de que Moscú expresó interés por esta propuesta, se ha visto afectada por sanciones y contra-sanciones intercambiadas entre los dos países, y hasta ahora no se ha anunciado decisión alguna respecto a esta posible cumbre.

“Hay fechas concretas (…), no las voy a revelar, pero será en junio”, señaló Ushakov durante una entrevista con la emisión Moscú-Kremlin-Putin en la cadena de televisión pública Rossia 1.

El presidente estadounidense prevé realizar su primer viaje al exterior a mediados de junio, al Reino Unido y luego a Bélgica, para las cumbres del G7 y de la OTAN y una reunión con los dirigentes de la Unión Europea (UE).

De acuerdo a un comunicado de la Casa Blanca dado a conocer el viernes, próximamente se deberían proporcionar más detalles sobre este viaje, “en particular respecto a posibles elementos complementarios”.

Esta formulación inmediatamente desató las especulaciones en Washington sobre un posible encuentro con Vladimir Putin.

Finlandia y Austria han manifestado su disposición a hacer de anfitriones.

Las tensiones entre Moscú y Washington están en un punto álgido, ya sea por los desacuerdos sobre Ucrania, la situación del opositor ruso encarcelado Alexéi Navalni, y acusaciones de espionaje, injerencia electoral y ciberataques de los que se culpa a Moscú.

Estados Unidos adoptó el pasado jueves nuevas sanciones contra Rusia, incluyendo la expulsión de diez diplomáticos rusos y restricciones para la compra de deuda rusa a los bancos estadounidenses.

Rusia respondió expulsando a diez diplomáticos estadounidenses, amenazando a fondos y oenegés financiados por Washington en su territorio y con el veto a viajar a su país a varios miembros del gobierno de Biden.

El embajador estadounidense, John Sullivan, regresó en esta semana a Washington para “consultas” en el contexto de estas fuertes tensiones.

Fuente: EFE

César Sabas sobre Venezuela: “vislumbro la victoria del status-quo”

Las tensiones entre los Estados Unidos y Rusia se han intensificado. Recientemente, el país norteamericano amenazó con “graves consecuencias” si al principal líder de la oposición rusa, Alexei Navalny, le sucede algo. Para el experto en seguridad internacional y analista, César Sabas, esto es un discurso muy fuerte que no irá en concordancia con las acciones que realmente estén dispuestos a tomar, “La consecuencia puede ser expulsar diplomáticos, y Rusia haría lo mismo”.

Sabas recordó que, incluso si se implementan medidas más radicales que las sanciones diplomáticas, estas no representarían un peligro para la nación dirigida por Vladimir Putin, “Estados Unidos aplicó sanciones muy fuertes a Venezuela y el régimen chavista no cayó. Rusia, que es mucho más poderosa que el régimen chavista, no va a caer por unas sanciones políticas.”

El analista explicó que esta retórica la utilizan debido a los compromisos que en un momento determinaron adquirieron y que, evidentemente, no han podido cumplir, “Occidente está comprometido con una serie de declaraciones que ha hecho en el pasado, y no se pueden zafar. Tiene que salvar de alguna forma las apariencias”.

Sabas recordó que en la opinión pública americana existe un rechazo rotundo hacia Rusia debido a los conflictos cuando existía la Unión Soviética, “Algo que está muy metido dentro de la clase política americana y europea es la ‘rusofobia’. Se mantienen muchos prejuicios que vienen de la guerra fría;” sin embargo, a su juicio lo más certero sería utilizar la ayuda de Rusia para detener al principal enemigo de occidente actualmente, “Si durante la guerra fría Estados Unidos buscó a la China de Mao para contener a la Unión Soviética, ahora se podría hacer, pero a la inversa”.

“Las tensiones con China es algo más nuevo para occidente, no hay una tradición de conflictos con China,” dijo Sabas.

Del mismo modo, el analista aprovechó para resaltar que la política hacia el país asiático por parte de los Estados Unidos no cambiará independientemente del partido que gobierne, “En el caso de China, como lo había advertido, las tensiones no dependían ya de la administración de turno sino era un problema estructural. Lo que ha hecho Biden es mantener la misma línea que venía con Donald Trump de considerar a China como un adversario geopolítico de primer orden,” agregó, “Inclusive, yo no me esperaba que iba a ser tan frontal con el tema de Taiwán”

“Con el caso de Rusia, desde la época de Obama se deterioraron demasiado. Especialmente después que occidente imprudentemente e irresponsablemente le hiciera creer a Ucrania que podía entrar dentro de la esfera occidental y que occidente la iba a acoger. “Pensaron que Rusia era más débil de lo que es y pensaron que Putin se iba a echar para atrás. Son errores de cálculo,” señaló Sabas, “Cuando viene la crisis de Ucrania y la anexión de Crimea, las relaciones se deterioraron demasiado. Donald Trump intentó en varias oportunidades mejorarla, pero la política de Estados Unidos no depende solamente del presidente”

También, Sabas alertó sobre el proyecto expansionista del partido comunista chino, y afirmó que, de tomar acciones bélicas en contra de los países que pretende conquistar, occidente no reaccionará debido a las zonas de influencia de occidente, “Taiwán ha tenido apoyo político y económico, pero si China invade Taiwán, occidente no va a ir a una guerra con China en Taiwán. Tu no vas a una guerra por perder,” no obstante, explicó que la estrategia de China no son guerras frontales sino de acorralamiento, “Los chinos no juegan al ajedrez, juegan al go. Lo que se busca es cercar al enemigo, que el enemigo que sienta incómodo. Esa ha sido la línea estratégica china de toda la vida. Su armada n oes irse a una gran confrontación, sino para ir ahorcando a los otros y que los otros terminen cediendo.”

Con respecto a medio oriente, específicamente con el régimen iraní, Sabas no cree que existan avances significativos en las negociaciones, “Creo que no se va a llegar a nada. Israel no puede permitir que Irán tenga armas nucleares,” y enfatizó las alianzas existentes entre los Estados Unidos e Israel.

En relación a Venezuela, Sabas concluyó que se viene el reconocimiento a la tiranía, a pesar que seguirá siendo catalogado como una dictadura por parte de la comunidad internacional y de esta administración, “Lamentablemente, incluso con la administración Trump, yo no veía ninguna movilización para intervenir en Venezuela. Con la administración Biden, puedo asegurar, sin miedo a equivocarme, que en estos cuatro años de administración no va a haber intervención. Lo que vislumbro es la victoria del status-quo.”

EEUU amenaza a Rusia con graves consecuencias si Navalny muere

De Caraota Digital

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, advirtió este domingo a Rusia de que habrá consecuencias si el opositor ruso Alexéi Navalny muere, a raíz de las denuncias de que su salud se está deteriorando en prisión.

En una entrevista con la cadena de televisión CNN, Sullivan dijo que el Gobierno estadounidense ha trasmitido a Moscú que “lo que pase al señor Navalny mientras esté bajo su custodia es su responsabilidad y tendrán que rendir cuentas ante la comunidad internacional”.

Sullivan no precisó qué tipo de acción podría adoptar EE.UU. y sus aliados si el opositor falleciera y se limitó a decir que están analizando un abanico de opciones.

“No voy a telegrafiar eso públicamente en este momento, pero hemos transmitido (a Moscú) que habrá repercusiones si el señor Navalny muere”, indicó.

En ese sentido, se mostró partidario de abordar este tema en privado y a través de canales diplomáticos al mayor nivel con el Ejecutivo ruso.

El asesor de Seguridad Nacional no quiso adentrarse en si una posible cumbre entre el presidente de EE.UU., Joe Biden, y su homólogo de Rusia, Vladímir Putin, podría verse frustrada en caso de que Navalny pereciera.

Únicamente se limitó a decir que hay conversaciones para que esa reunión, propuesta por Biden, tenga lugar “en las circunstancias adecuadas” con vistas a impulsar la relación bilateral.

Diputados de parlamentos regionales rusos publicaron este domingo una carta abierta a Putin, en la que piden que se preste de inmediato ayuda médica a Navalny, recluido en una cárcel a 110 kilómetros al este de Moscú.

El opositor aseguró el viernes en Instagram que las autoridades penitenciarias han reconocido el “grave” deterioro de su salud y que amenazan con comenzar a alimentarle de forma forzada si no cesa su huelga de hambre.

Navalny, de 44 años, ha perdido 16 kilos desde que ingresara en prisión en febrero y 9 desde que iniciara una huelga de hambre el 31 de marzo pasado, en protesta por la negativa de los servicios penitenciarios a ser examinado por un médico de confianza.

Biden calificó este sábado de “totalmente injusta” la situación de Navalny, en declaraciones a los periodistas a su salida de un club de golf en Wilmington (Delaware, EE.UU.).

La tensión entre EE.UU. y Rusia se ha elevado esta semana después de que Washington impusiera una batería de sanciones a empresas e individuos rusos, además de expulsar a diez diplomáticos de ese país, tras acusar a Moscú de ciberespionaje y de injerencia en las elecciones estadounidenses de 2020, entre otros.

En represalia, Rusia reaccionó el viernes con la expulsión de diez diplomáticos estadounidenses, sanciones por injerencia en sus asuntos y una lista negra de altos funcionarios.

Ucrania y Rusia al borde de la guerra

De Derecha Diario

Luego de un acuerdo de cese al fuego entre Ucrania y Rusia negociado por Donald Trump, su salida de la Casa Blanca allanó el camino para que Putin vuelva a poner en la mesa sus ambiciones expansionistas en Europa.

Esta semana Rusia bombardeó la región de Donbass, en Ucrania, resultando en la muerte de 4 soldados ucranianos y poniendo a los dos países al borde de una guerra.
Según el presidente de Ucrania, Volodomir Zelensky, Putin ha estado reforzando la frontera entre Luhank Donetsk y le advirtió a Estados Unidos que la inteligencia local asegura que una invasión rusa es inminente.

Fuerzas separatistas dentro del territorio ucraniano, financiadas por el Kremlin, han estado llevando a cabo una guerrilla contra el Ejército nacional buscando generar un conflicto que lleve a la intervención directa de las Fuerzas Armadas rusas, bajo la excusa de que son los mismos ucranianos que quieren anexarse a Rusia.

«La escalada actual de Rusia es sistémica, la más grande de los últimos años«, dijo el Ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, en un comunicado. La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) registró cientos de violaciones del alto el fuego en los últimos días, incluidas 493 solamente el día 26 de marzo.

Desde la llegada de Joe Biden al poder, el presidente ruso Vladimir Putin ha entendido que volvió la debilidad política al gigante norteamericano y está probando nuevamente su suerte en sus intenciones expansionistas sobre el territorio ucraniano.

Biden llamó a Zelensky ayer por la noche y se comprometió a defender a Ucrania, aunque en el pasado ha fallado en hacer cumplir estas promesas. El Secretario de Prensa del Pentágono, John Kirby, dijo que Estados Unidos estaba al tanto de las escaladas rusas en la frontera y que están analizando con la Secretaría del Tesoro aplicar nuevas sanciones económicas contra el gabinete de Putin. 

En 2014, durante el gobierno de Obama y Biden, Putin invadió la Península de Crimea y le quitó este crucial territorio lleno de petróleo a Ucrania. El ex gobierno demócrata había prometido defender a los ucranianos de las aspiraciones imperialistas de Rusia, pero llegado el momento, no se animaron a hacer nada. Probablemente Putin sospechaba que la Casa Blanca de Obama no haría nada al respecto y por eso se animó a realizar ese avance territorial. 

Desde entonces, han habido pequeñas guerrillas escaramuzas entre las Fuerzas Armadas de Ucrania y grupos separatistas que responden a Putin, concentrándose a lo largo de la frontera este de Ucrania, donde el Ejército ruso se ha desplegado totalmente y aspira a quitarle todo otro pedazo de territorio al Estado ucraniano. 

Durante el gobierno de Donald Trump, esta situación había quedado en pausa, y se dice que el ex presidente estadounidense había negociado con Putin quitar sus tropas de Siria a cambio de la desmilitarización de la frontera ucraniana.

Pero la pronta vuelta de Biden al poder revirtió estos planes, y Putin en pocos meses volvió a reforzar sus posiciones y los medios locales en Ucrania aseguran que Rusia se está preparando para una invasión a gran escala a la región de Donbass.

La región de Donbass está en una cuasi-guerra civil desde 2014 entre el Ejército ucraniano y fuerzas separatistas financiadas por Rusia.

Rusia argumentó que tiene derecho a mover sus tropas dentro de su territorio, aunque sea pegado a la frontera con Ucrania.  «No debería preocupar a nadie y no representa una amenaza para nadie«, dijo el jueves el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov. .

Sin embargo, el canciller ruso Sergey Lavrov advirtió ayer que cualquier intento de iniciar un nuevo conflicto militar en la región de Donbass podría resultar en la «destrucción» Ucrania en manos de Rusia.

«La mayoría de los militares en Ucrania comprenden que cualquier acción que pueda generar un nuevo conflicto puede resultarles fatal. Tengo muchas esperanzas de que los militares no se dejarán impulsar por los políticos, quienes, a su vez, quieren de Occidente una respuesta, empezando por Estados Unidos«, dijo Lavrov.

EEUU negará créditos de cualquier tipo o de asistencia financiera a Rusia

Del Freedom Post

Tras adoptar sanciones contra varios ciudadanos y entidades rusas por el caso del opositor ruso Alexéi Navalny, EE.UU. ha anunciado este martes que impone una prohibición sobre la concesión de préstamos a Moscú que afecta a todos sus departamentos, incluido el Banco de Exportación e Importación.

Según el Departamento de Estado, las sanciones serán adoptadas tras el período de notificación al Congreso de 15 días y permanecerán en vigor durante un mínimo de 12 meses, pudiendo ser levantadas después de este periodo si el Gobierno ruso cumple con una serie de condiciones.

Biden despliega aviones bombarderos en Noruega, cerca de Rusia

De Derecha Diario

Las tensiones entre Estados Unidos y Rusia se reavivan en Escandinavia, al norte de Europa, tras la decisión del gobierno de Biden de desplegar aviones bombarderos B1-Lancer en Noruega. Rusia advierte que esto podría retrotraer al mundo a épocas de la Guerra Fría.

Joe Biden ha tomado la decisión de desplegar en las próximas semanas una tanda de 4 aviones bombarderos B-1 Lancer en Noruega, país ubicado en Escandinavia al norte de Europa, y que posee frontera con Rusia.Este sería uno de los acercamientos más significativos de elementos militares norteamericanos al territorio ruso en décadas, lo cual ha despertado nuevos conflictos entre las super potencias.Ante los hechos, el Embajador de Rusia ante el Consejo Ártico, Nikolai Korchunov, afirmó que: «Hay indicios de que este es otro paso hacia una mayor actividad militar en el extremo norte, con una tensión creciente y una posible escalada militar«; y advirtió que la decisión podría «retrotraernos varias décadas, a los días de la Guerra Fría«.Los aviones, junto a 200 tropas de la Fuerza Aérea, serán desplegados en la Base Aérea de Ørland, ubicada en el centro de Noruega, país aliado de la OTAN. Durante su servicio de «varias semanas», los combatientes entrenarán junto a las tropas noruegas, utilizando estos aviones.

El experto en asuntos militares Jerry Hendrix afirmó que, en su opinión, el objetivo de la «jugada estratégica» de Biden es respaldar a sus aliados y presionar a Rusia, quien a partir de ahora volverá a ser el principal enemigo geopolítico de Estados Unidos.

En octubre del año pasado Rusia aprobó la Estrategia para el Desarrollo del Ártico 2020-2035, con el fin de «equipar a las fuerzas armadas rusas en el Ártico con armas modernas, equipo militar y especial adaptado a las condiciones del Ártico, así como crear la infraestructura necesaria». 

En la directiva aprobada por los rusos, se destaca también el desafío para su país del «aumento del despliegue militar de otros Estados que podría estar asociado a un potencial conflicto».

Sin dudas esta es una de las escaladas militares más importantes de los últimos 4 años en Europa. Particularmente debido a que la relación con Rusia durante el mandato de Trump había sido más relajada y de un respeto mutuo.

Biden viene de un gobierno que tuvo importantes cruces con Rusia, en especial cuando el país euroasiático anexó la región ucraniana de Crimea, a pesar de la insistencia de Obama y del mismo Biden que esto resultaría en una catástrofe militar entre los países.

Finalmente, el anterior gobierno democrático se dejó pisotear por Putin y no tomó cartas en el asunto, algo que probablemente esta vez no quieran volver a dejar pasar.

Muere el subdirector del hospital que salvó a Alexéi Navalny tras el envenenamiento

De El Español

Serguéi Maximishin, subdirector del hospital Nº 1 de la ciudad siberiana de Omsk en el que en agosto pasado fue ingresado en coma el líder opositor ruso Alexéi Navalny, falleció en su lugar de trabajo, informó este viernes el periódico Moskovski Komsomolets.

Fuentes del hospital indicaron que el médico, de 56 años, cuyo deceso se produjo el jueves, se sintió mal y sus colegas no pudieron hacer nada para salvar su vida.

Según sus compañeros, los padres de Maximishin fallecieron recientemente y el médico estaba muy afectado.

Navalni fue ingresado en coma el 20 de agosto, después de que el avión en el que viajaba a Moscú aterrizara de emergencia en esa ciudad por el drástico empeoramiento de su salud.

Dos días después fue trasladado a Alemania, donde los médicos establecieron que el líder opositor ruso había sido envenenado con un agente químico del grupo Novichok.

Tras recuperarse del envenenamiento, Navalni, que acusó directamente al presidente ruso, Vladímir Putin, de ordenar su asesinato, regresó a Rusia el 17 de enero, donde fue detenido y un día después enviado a prisión preventiva.

El pasado martes fue condenado a 3,5 años de prisión por haber violado los términos de su libertad condicional en un antiguo caso, si bien solo cumplirá 2 años y 8 meses al restarse de la pena los diez meses que ya pasó en arresto domiciliario.

Líder opositor ruso condenado a más de dos años de prisión

El líder de la oposición rusa que fue envenenado por el régimen de Vladimir Putin, Alexei Navalny, ha sido condenado a dos años y medio de encarcelamiento.

Entre los argumentos se destaca la violación por parte de Navalny de los términos de su libertad condicional cuando salió del país y se dirigió a Alemania para recuperar del atendado perpetrado en su contra. La condena realmente habla de tres años, pero toma en consideración los once meses que el opositor ya pagó en su pasada condena que fue posteriormente suspendida.

El equipo legal de Navalny ya ha dicho que apelará la decisión.

La comunidad internacional y miles de manifestantes en las principales ciudades de Rusia han exigido la liberación inmediata del activista, catalogando la condena como injusta y asegurando que se trata de un tema político.