Iñaki Gutiérrez: “Hoy lo revolucionario no es ser de izquierda, hoy lo revolucionario es ser de derecha”

La juventud en Argentina sigue dando de que hablar pues ese nicho que históricamente ha sido conquistado por la izquierda, parece haberle dado la espalda a esa ideología en ese país.

Este es el caso de Iñaki Gutiérrez, un joven activista de tan solo 20 años que afirmó no haberse sentido atraído por las ideas socialistas debido a los constantes intentos de sus círculos cercanos para abandonar la nación, “En Argentina gobernó durante 14 años el kirchnerismo, lo que les pasó a muchos jóvenes fue que se encontraron buscando una salida del país,” añadió, “Eso fue lo que más me llamó la atención. Uno puede estar o no de acuerdo con las ideas de izquierda, pero uno no puede estar de acuerdo en que la gente se vaya del país”.

Gutiérrez asegura que este rechazo hacia ese modelo no es exclusivo en su persona, pues considera que ha habido un despertar general, “El capitalismo, la apertura pro mercado y la economía popular de mercado son cuestiones que tienen que estar dentro de nuestro desarrollo cotidiano y en nuestra cabeza. No podemos apostar por medidas restrictivas, ni de competencia desleal. Necesitamos apostar por el desarrollo de nuestra propia gente que se alcanza con libertad económica”.

Así mismo, el activista advirtió que la izquierda aún conserva mucho poder en áreas clave, “Todo lo que tiene que ver con el plano cultural y educativo es de ultra izquierda; una izquierda que busca imponer un sistema restrictivo y totalitario a través de la fuerza;” sin embargo, se mostró optimista ante el futuro del país y señaló que los defensores de las ideas de la libertad son el sector más grande en Argentina, “La causa siempre estuvo presente y latente, pero nunca encontró un referente ni un canal por el cual profundizarse. Hay una mayoría silenciosa que no se anima a hablar porque el hablar significa ser juzgado, ser políticamente incorrecto y no estar de acuerdo con el status-quo”.

“Hoy lo revolucionario no es ser de izquierda, hoy lo revolucionario es ser de derecha,” continuó Gutiérrez, “De apoco más personas se van a ir sumando a esta cruzada por la libertad”.

Del mismo modo, el activista respondió a quienes los acusan de ser discriminatorios recordando que, a lo largo de la historia, la izquierda ha estado siempre del lado de los opresores, “Nosotros estábamos del lado de la libertad en el muro de Berlín; nosotros estábamos combatiendo a Hitler; nosotros estábamos combatiendo la esclavitud en Estados Unidos; nosotros abolimos la esclavitud en Argentina en la asamblea del año 13; nosotros permitimos que todas las personas que no fueran de tez blanca fueran libres en Argentina. No tenemos nada de que estar avergonzados. Somos la libertad, somos el capitalismo, sacamos al 70% de la población mundial de la pobreza. Somos el faro de la libertad y del progreso”.

A su juicio, el Kirchnerismo está viendo sus días finales y su principal referente, la actual vicepresidente, no dudaría en alejarse de la vida pública si se le presenta la oportunidad, “Cristina Fernández de Kirchner no vino a imponer un modelo ni una ideología, vino en busca de impunidad. (De no conseguirla) el único camino que le queda es el exilio”.

Finalmente, Gutiérrez declaró que sus expectativas en las elecciones parlamentarias están altas, “En las próximas elecciones la gran sorpresa va a volver a ser Javier Milei, creo que va a superar el 25% del electorado en la capital federal,” y concluyó que esta plataforma emergente es necesaria para el funcionamiento óptima de la política en su país, “Para 2023 la oposición (Juntos por el Cambio) se va a volver a hacer con el poder. Lo que va a suceder es parecido a la comunidad de Madrid con Isabel Díaz Ayuso y Vox, es decir, tenemos una fuerza de centro derecha que necesita de una fuerza de derecha realmente para gobernar que asegure que la centro derecha no se tire para la izquierda ni para el correctismo político”.

Javier Milei se muestra a favor del libre porte de armas

De Derecha Diario

El popular economista liberal Javier Milei continúa recorriendo los medios después de su apabullante triunfo en las urnas el pasado domingo, cuando obtuvo casi el 14% de los votos en una elección totalmente polarizada entre Cambiemos y el kirchnerismo en la Ciudad de Buenos Aires.

En el programa “Buenos Días América” de Antonio Laje, Javier Milei explicó con enorme tranquilidad su ideología, haciendo un recorrido histórico de cuándo se arruinó la Argentina, fecha que la marcó en el primer gobierno del radical Hipólito Yrigoyen, y todos los errores que cometimos como sociedad hasta el presente para haber pasado de ser la mayor potencia global junto a Estados Unidos, a uno de los países más conflictivos del mundo.

También explicó cómo sería un sistema de obra púbica-privada en un potencial gobierno suyo, cómo se administraría la educación pública, donde explicó con detalle cómo funcionaría un sistema de vouchers, y la importancia no solo económica si no moral de eliminar el Banco Central.

Pero el tema que más ruido hizo fue el de la libre portación de armas. Javier Milei explicó, usando de ejemplo a países como Estados Unidos Suiza, que donde se eleva el costo de la delincuencia, la inseguridad baja. Con un concepto tan simple explicó que la mejor manera de combatir la inseguridad es flexibilizando la portación civil de armas de fuego, y que el delincuente, al no saber quién pueda estar armado y quién no, sepa que con cada delito puede estar poniendo en riesgo su vida y quede desincentivado de delinquir.

Según Milei, las reformas económicas, políticas y sociales son de tres generaciones: primero se debe reformar el Estado, bajar impuestos y flexibilizar el mercado laboral. “Esto te va a dar 15 años de un crecimiento espectacular que te va a dejar en condiciones de reformar las jubilaciones y pasar a un sistema de capitalización privado”, aseguró.

Por último, después de casi tres décadas de crecimiento, el gobierno puede pasar a eliminar los planes sociales, que según Milei “ni siquiera va a ser necesario porque la gente en todos esos años van a optar por trabajar en vez de ser asistidos por el Estado”.

Borrego de la semana 31: Evelin Cano

En un reciente debate que se generó entre jóvenes para discutir los resultados de las elecciones primarias en Argentina, varias intervenciones se hicieron virales en redes sociales; sin embargo, no todas fueron por ser un contenido de calidad.

Evelin Cano, activista de la extrema izquierda en el país del sur, se enfrentó al joven activista, Lucio Martínez, acusándolo de ir en contra de los derechos de la mujer; no obstante, Martínez la dejó en evidencia al mostrarle al público la hipocresía e incoherencia que rodean a Cano.

La joven admitió ser seguidora de una líder que votó en contra de los castigos a los violadores y asesinos de mujeres, a lo que Cano exigió «no desviar el tema»

Por este motivo, Evelin Cano ha sido catalogada como «Borrego de la Semana», superando en su nivel de ceguera a los otros candidatos de este periodo que incluían al periodista kirchnerista, Flavio Azzaro y al presidente de la nación, Alberto Fernández.

Popularidad de Alberto Fernández por el piso

La aprobación de la gestión de Alberto Fernández se derrumba.

Según una encuesta reciente, solo el 11% de los argentinos aprueba la gestión de Alberto Fernández, mientras que el rechazó asciende al 83%.

Este número de rechazo de un presidente en funciones es uno de los más bajos, solo comparable con Fernando De La Rúa que gobernó del 10 de diciembre de 1999 hasta el 20 de diciembre de 2001, cuando tuvo que renunciar.

El partido oficialista solo logró conquistar el 30% de los votos en las elecciones pasadas y, a raíz de eso, el gobierno se ha debilitado. Varios Ministros y figuras importantes han renunciado dejando al primer mandatario en un estado de vulnerabilidad.

Con información de Alt Media

Kirchnerismo abandona a Alberto Fernández

A raíz del devastador resultado electoral en las primarias pasadas para el Frente de Todos, el Kirchnerismo ha abandonado al presidente, Alberto Fernández, y los Ministros que atienden a esa corriente política han renunciado al gabinete del actual gobierno.

El ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, fue el primero en renuncia, decisión que fue seguida por los ministros de Justicia, Martín Soria, de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, la titular del PAMI, Luana Volnovich y la titular de Anses, Fernanda Raverta. Otros funcionarios de menor cargo también han expresado su descontento con la actual administración tomando la misma acción.

Las renuncias ocurrieron después que el presidente se reuniera en los Olivos con la vicepresidente, Cristina Kirchner, para marcar una hoja de ruta frente a las elecciones parlamentarias que ocurrirán en noviembre y evitar un fracaso como el sucedido en las primarias.

Los argentinos no tardaron en reaccionar. El activista Agustín Antonetti catalogó esta decisión de renuncias múltiples como el fin del gobierno actual que los deja «en una debilidad extrema».

Así mismo, el joven Luciano Martínez, expresó que las renuncias de los Ministros no vienen acompañadas de soluciones.

Se debe destacar que el kirchnerismo logró solo un 30% del voto nacional, y perdió provincias que históricamente han votado por el peronismo.

Erick Kammerath: “Hay que aprender de esa manera de hacer política de la izquierda”

El optimismo en Argentina sigue creciendo tras la derrota sufrida por el kirchnerismo en las primarias y por los resultados extraordinarios obtenidos por las fuerzas liberales.

Para el analista político y miembro de Fundación Libre, Erick Kammerath, el futuro en la nación es prometedor, “Ha sido una muy buena elección, tanto para los liberales como para la oposición,” añadió, “Es algo que tranquiliza muchísimo, lo han reflejado los mercados. Comparto esa alegría y optimismo que se ha visto por redes sociales y los medios”.

Sin embargo, el analista hizo un llamado a la cordura y alertó que no se pueden confiar, “Hay demasiado optimismo para mi gusto, prefiero ser más prudente y más habiendo visto lo que ya pasó en Argentina,” recordó que se vivió un escenario similar en el pasado, “Cambiemos hizo unas excelentes elecciones en el 2015 y en el 2017, donde se aseguraba el fin del Kirchnerismo”.

Kammerath explicó que, incluso con los mismos resultados, los liberales tendrán representación política en el congreso, “Si se mantienen esos resultados (Espert y Milei) entran al congreso. Javier Milei podría meter dos o tres diputados, al igual que Espert,” agregó, “Además, dentro de Juntos por el Cambio, se incluyó a López Murphy, que es un liberal, no un tibio. Entre los tres liberales sumaron 850mil votos, algo inédito porque hace poco tiempo no se hablaba del liberalismo”.

Así mismo, el analista destacó que la juventud no ha sido el único nicho en el cual la izquierda ha perdido terreno, “Es bueno que la gente sepa que a Milei le fue mejor en los barrios más pobres, porque su retórica está siendo entendida por la gente. La nueva derecha dejó de ser elitista, empieza a ser más popular. La gente está cansada de los impuestos y que los tengan de rehenes con planes sociales”.

Con respecto a una candidatura presidencial por parte de los liberales para las próximas elecciones, Kammerath se mostró escéptico, “Es muy temprano para el 2023, pero no descarto que su figura (Milei) y la derecha pueda crecer. El 2023 es demasiado cercano para un fenómeno que está recién arrancando, hay que dejarlo crecer.”

Finalmente, el analista mostró su deseo de crear una estructura internacional que se enfrente a la izquierda en toda la región, “Desde la Fundación Libre estamos trabajando en eso. Hay que aprender de esa manera de hacer política de la izquierda”

La juventud en Argentina se levanta contra el socialismo

A través de las redes sociales, se viralizó un debate entre uno jóvenes argentinos que se dio a raíz de los resultados electorales de los comicios celebrados el pasado domingo.

Entre los destacados, se encuentra Lucio Martínez Villada, un joven de 17 años que defiende las ideas del liberalismo clásico, y a tan temprana edad, ha entendido los peligros que se presentan cuando el estado posee un papel protagónico en la vida de los ciudadanos.

Contra Poder News contactó a Martínez, quien afirmó que las personas más influyentes en su formación ideológica fueron sus familiares, específicamente, su madre y su madrina, y no los referentes que, históricamente, son quienes han levantado las banderas del liberalismo, “No defiendo personas, defiendo ideas,” señaló, “En definitiva, vengo de una familia liberal.”

El joven activista expresó que se debe acabar con esa noción que la juventud debe ser de tendencia socialista, “Es falso que la juventud normalmente tienda a la izquierda, creo que hay una silenciosa mayoría que cada vez es menos silenciosa,” agregó, “La juventud es liberal, estoy convencido. Siempre encontré mucho apoyo, mucho ímpetu a continuar.”

Así mismo, Martínez resaltó que la izquierda conecta cada vez menos con los jóvenes del país, y aseguró que lo verdaderamente revolucionario en esta época es no seguir a status-quo, representado en ese sector ideológico, “La izquierda o centroizquierda cada vez representa menos a los jóvenes, ya que se dan cuenta que no existe nada de rebelde en ser de izquierda, esas ideas ya forman parte del ideario oficialista.”

Con respecto al avance del liberalismo a nivel nacional, Martínez considera que puede haber una sorpresa en las elecciones de noviembre, incluso mayor al desempeño que se tuvo en las primarias, “Milei ha obtenido un 14% en las PASO y parece que puede aumentar en las generales, es una elección histórica para un candidato y una fuerza que se presentan por primera vez,” también espera que este movimiento pueda seguir creciendo en futuros comicios, “Creo que es importante ir fijando las prioridades políticas, vamos a tener que aliarnos con aquellas voces que no tengan miedo en tronar fuerte. Ojalá una futura alianza pueda consolidarnos en el poder.”

Finalmente, Martínez hizo un llamado a la juventud que sigue creyendo en el socialismo como vehículo para el desarrollo del país, “queremos y buscamos lo mismo: el progreso de la sociedad,” sentenció, “sucede que la izquierda propone un camino violento que solo lleva al hambre y la miseria de toda la sociedad. Los jóvenes de izquierda deben darse cuenta que están siendo usados para representar un panfleto que acaba en dictaduras, porque la teoría marxista exige la existencia de una dictadura del proletariado, es una ideología violenta que contrasta con el liberalismo que plantea el principio de no agresión como bandera. El capitalismo no es necesariamente perfecto, pero es lo único que nos ha llevado al desarrollo. La desigualdad es innata al ser humano, todos nacemos distintos, la única igualdad realizable es liberal: la igualdad ante la ley,” concluyó.

Periodista kirchnerista arremete contra Alberto Fernández

Flavio Azzaro, reconocido periodista argentino con tendencia hacia el kirchnerismo, arremetió contra el presidente del país, Alberto Fernández, tras la derrota electoral sufrida en las pasadas elecciones PASO por parte del Frente de Todos.

Azzaro criticó que el ejecutivo nacional no termina de solucionar los problemas del país mientras se enfoca en seguirla la agenda al progresismo, “Hagan cosas de verdad. Empiecen a gobernar de verdad, un país con el 53% de pobres, aflojen con la boludez esa y ese progresismo,” señaló.

Así mismo, el periodista no desaprovechó la oportunidad para expresar su rechazo al lenguaje inclusivo, afirmando que es algo innecesario y sin sentido, “Basta con esa boludez del corazón y la cruz, las minas no tienen para comer en ese país,” añadió, “Ese todes me tienen las bolas llenas, se quedan en eso, no dicen una idea”.

El Kirchnerismo logró alcanzar tan solo el 30% del electorado a nivel nacional, y retrocedió de manera significativa en la mayoría de las provincias.

Con información de Alt Media

Agustín Antonetti: “La sociedad argentina está cambiando”

Los resultados de las elecciones primarias en Argentina han sido devastadores para el oficialismo, y representan una oportunidad única para las fuerzas opositoras de ese país, incluyendo varios movimientos emergentes.

A nivel internacional, estos resultados ya han generado efectos importantes, que están siendo celebrados por los argentinos. Este es el caso del activista por los Derechos Humanos, Agustín Antonetti, quien no ocultó su alegría con los números arrojados en los pasados comicios.

“El mundo empieza a hablar sobre lo que ocurrió ayer en Argentina,” señaló Antonetti, “Las acciones argentinas se disparan en Wall Street, suben hasta un 17%. El riesgo país cae un 6%”.

Así mismo, el activista expresó su optimismo con respecto al futuro de su país, “Este es el camino, votar por la libertad. Lo vamos a lograr, la sociedad argentina está cambiando,” concluyó.

El Frente de Todos logró conquistar solamente el 30% del electorado, perdiendo provincias clave a nivel internacional que usualmente han permanecido bajo el control de la extrema izquierda que ellos representan.