Corea del Norte habla del envío de globos con basura a Corea del Sur

El régimen comunista de Corea del Norte se pronunció este domingo sobre el envío de globos cargados de basura al Sur.

«Suspenderemos temporalmente la distribución de papel a través de la frontera porque nuestras acciones son estrictamente medidas de represalia», afirmó el viceministro de Defensa del país, Kim Kang-il, en un comunicado emitido por la agencia estatal KCNA.

A su juicio, esto constituye una respuesta de supuestos envíos de panfletos anti-Pionyang que el Sur manda al norte. Por tanto, advirtió que podrán reanudarse si Seúl no detiene sus propios lanzamientos aéreos de estos panfletos.

El dictador explicó que desde la noche del 28 de mayo hasta la madrugada del 2 de junio se enviaron 15 toneladas de desechos alrededor de la frontera entre ambos Estados y en el área metropolitana de Seúl, utilizando alrededor de 3.500 globos.

«Les dimos a los coreanos suficiente experiencia sobre lo sucio que se siente y cuánto esfuerzo se necesita para recoger el papel higiénico esparcido», expresó.

Empero, esto contrasta con lo que informó la agencia surcoreana Yonhap, a saber, que cerca de 720 globos con bolsas de plástico llenas de basura y desechos fueron lanzados desde el norte en la última oleada de este tipo de envíos, cayendo en diferentes partes del país.

El Estado Mayor Conjunto precisó que los globos transportaban restos de basura, como colillas de cigarrillos, bolsas de papel y plástico, instando a la población a no tocarlos en caso de hallarlos en el suelo.

Por otra parte, la agencia denunció que Pionyang ha estado interfiriendo las señales de GPS en aguas cercanas a las islas fronterizas del noroeste de Corea del Sur desde el miércoles.

Corea del norte vuelve a enviar globos con basura a Corea del Sur

Corea del Norte ha vuelto a lanzar globos con bolsas de plástico llenas de basura y desechos hacia Corea del Sur, según ha informado este sábado Yonhap citando al Estado Mayor Conjunto surcoreano.

De acuerdo con el reporte, unos 10 globos cruzaron la línea de demarcación militar a horas de la noche, principalmente en dirección a la provincia de Gyeonggi. «Continuamos la vigilancia porque existe la posibilidad de que lleguen más», afirmó un oficial a la agencia de noticias.

«Pedimos a los ciudadanos que tengan cuidado con la caída de carga», señaló el organismo militar, instando a la población a no tocar los globos en caso de hallarlos en el suelo, sino alertar a la base militar más cercana o a la Policía.

Esta solicitud responde al hecho de que el Ejército no puede descartar la posibilidad de que los globos contengan sustancias peligrosas, por lo que las autoridades surcoreanas optan por no derribarlos sino recogerlos de forma segura una vez que toquen tierra.

En este marco, los habitantes de la capital del país, Seúl, y de otras localidades, recibieron una advertencia al respecto a través de un mensaje de texto en el que se les solicita «abstenerse de realizar actividades al aire libre», entre otras medidas.

Corea del Norte lanza cientos de globos con basura a Corea del Sur

Corea del Norte ha lanzado cientos de globos que transportaban bolsas de plástico llenas de basura y desechos hacia Corea del Sur, según ha informado Yonhap citando al Estado Mayor Conjunto surcoreano.

Estos lanzamientos empezaron la noche del martes y, para horas de la tarde de este miércoles, las autoridades detectaron unos 260 globos que aterrizaron en distintas partes del país, incluida la capital, Seúl.

De acuerdo con el reporte, el régimen dictatorial de Corea del Norte ya efectuó lanzamientos similares entre 2016 y 2018, pero este último fue de mayor escala.

Un funcionario del Estado Mayor Conjunto dijo a la agencia que los globos transportaron varios desechos: trozos de basura, botellas de plástico, baterías, partes de zapatos y hasta estiércol.

Sin embargo, indicó que no se han reportado daños en el territorio surcoreano debido a su caída. Aunque, como medida de precaución, el Ejército envió a los equipos de respuesta química, biológica, radiológica y nuclear, y a las unidades de desactivación de bombas para recoger los globos y su carga.

«Estos actos de Corea del Norte claramente violan el derecho internacional y amenazan seriamente la seguridad de nuestro pueblo», afirmó el organismo militar. «Advertimos severamente a Corea del Norte que detenga inmediatamente su acto inhumano y vulgar», concluyó.

EE. UU. y Corea del Sur se centrarán en la interceptación de misiles durante sus próximas maniobras conjuntas

Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y Corea del Sur tienen previsto centrarse en simular la interceptación de misiles lanzados por Corea del Norte en sus próximas maniobras militares conjuntas, previstas para el mes de marzo.

Cabe resaltar que las maniobras, conocidas como Escudo de la Libertad, tendrán lugar entre los días 04 y 14 de marzo y permitirán poner a prueba la «compatibilidad operativa de las tropas aliadas y mejorar sus capacidades para operar de forma conjunta», según la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

En este sentido, han especificado que realizarán maniobras de rastreo y destrucción de misiles de crucero norcoreanos, además de ejercicios conjuntos de asalto y de tiro táctico.

Además, un alto cargo de las fuerzas surcoreanas ha señalado que el número de maniobras se duplicará a lo largo de este año respecto al año anterior, si bien la cifra de efectivos implicados seguirá siendo la misma.

Por otra parte, las partes han descartado realizar actividades en las zonas cercanas a la frontera con Corea del Norte de acuerdo a lo establecido en el acuerdo militar alcanzado por Seúl y Pyongyang en septiembre de 2018.

En las maniobras participarán a su vez representantes de doce países miembro del Mando de Naciones Unidas, que reúne a los aliados de Estados Unidos en el marco de la la guerra de Corea, entre ellos Australia, Canadá, Francia y Reino Unido.

Corea del Norte dice que «una eventual guerra en la península se extendería a una guerra nuclear mundial»

«Si la guerra estalla en la península de Corea, se extenderá a una guerra nuclear mundial y llevará a la humanidad a un desastre inmensurable», señaló un artículo publicado este domingo en el periódico norcoreano Rodong Sinmun.

De acuerdo con el texto, EE. UU. lleva a cabo maniobras y amenazas militares a escala global, y su intensidad está creciendo, en particular, en Asia-Pacífico.

«Debido a sus movimientos militares cada vez más intensos, el entorno de seguridad en la península de Corea avanza lentamente hacia una situación más crítica, y la palabra ‘guerra’ ya no nos aproxima como un concepto abstracto, sino como una realidad», destaca la publicación.

Además, se subraya que las acciones de Washington en todo el mundo plantearon ante la humanidad una cuestión seria del tipo: «¿Nueva guerra mundial o la paz?».

En este contexto, «la realidad requiere que todos los países se movilicen valientemente para detener y frustrar la agresión y los movimientos de guerra de los imperialistas y defender la paz».

Cabe señalar que, según el artículo, Corea del Norte lleva a cabo una «política inquebrantable» dirigida a «oponerse a la agresión y la guerra y luchar por la paz y la seguridad».

«Nuestro Estado y pueblo […] lucharán hasta el final contra los imperialistas que violan y destruyen la paz y la seguridad global, y se esforzarán para construir un nuevo mundo pacífico en el cual la justicia internacional se realiza libremente de agresión y guerra».

EE. UU. reitera que defenderá a Corea del Sur tras los últimos ensayos nucleares norcoreanos

Las autoridades de EE. UU. han reiterado este viernes su compromiso de seguridad para con Corea del Sur y Japón tras las últimas pruebas con armas nucleares submarinas anunciadas por Corea del Norte, según informa la agencia Yonhap.

«Hemos sido muy claros sobre la amenaza que representan los programas militares de Corea del Norte y nuestro compromiso de defender la República de Corea, Japón y nuestro compromiso de mantener la paz y la estabilidad regionales», ha afirmado la mencionada agencia citando a fuentes del Pentágono.

A este respecto, la fuente ha aseverado que EE. UU. «continuará trabajando con los gobiernos de Corea del Sur y Japón para abordar las amenazas planteadas por Corea del Norte», aunque no ha entrado en detalles sobre dichos ensayos alegando que el Departamento de Defensa no se pronuncia sobre cuestiones de inteligencia.

Cabe señalar que estas declaraciones llegan después de que la agencia norcoreana de noticias KCNA informara de que Corea del Norte había probado un sistema de armas nucleares submarinas como respuesta a los ejercicios militares conjuntos llevados a cabo por Estados Unidos, Corea del Sur y Japón.

«El Instituto de Sistemas de Armas Subacuáticas de la Academia de Defensa Nacional de Corea del Norte ha llevado a cabo una importante prueba del sistema de armas nucleares submarinas ‘Haeil-5-23’, que está en desarrollo, en el mar de Japón», se lee en el comunicado, en el que se alude a declaraciones del Ministerio de Defensa norcoreano.

A este respecto, Estados Unidos ha pedido también este viernes a Corea del Norte que desista de realizar nuevas acciones «provocadoras» y «desestabilizadoras» y le ha instado a optar por la vía del diálogo, pues solo así se conservará la paz en la península.

EE. UU., Japón y Corea del Sur condenan el lanzamiento de un misil balístico por parte de Corea del Norte

Las autoridades de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur han condenado este lunes el último lanzamiento de un misil balístico de medio alcance y combustible sólido por parte de Corea del Norte hacia el mar de Japón, también conocido como mar del Este.

Kim Gunn, representante de Corea del Sur para asuntos de paz y seguridad en la península de Corea, ha mantenido una conversación con sus homólogos estadounidense y japonés, Jung Pak y Hiroyuki Namazu, respectivamente, en la que han abordado los lanzamientos de Pyongyang en la zona.

Cabe señalar que este último lanzamiento de un misil balístico constituye el primero de este año llevado a cabo por Corea del Norte, que disparó no obstante cientos de proyectiles en la frontera marítima ‘de facto’ entre las dos Coreas a principios de enero.

Así, las partes han denunciado estos actos, que consideran una «violación de las relaciones del Consejo de Seguridad de la ONU», algo que «amenaza la paz y estabilidad en la península de Corea y en la región», según informaciones recogidas por el Ministerio de Exteriores surcoreano en un comunicado.

Todos ellos, que han recalcado que estos actos suponen «provocaciones ilícitas» por parte de Corea del Norte, han hecho hincapié en que esto propicia la «inestabilidad» en la región y han manifestado que su cooperación se reforzará.

Corea del Norte probó un misil hipersónico de combustible sólido

Este domingo, Corea del Norte probó un misil balístico de medio alcance con propulsor sólido y una ojiva hipersónica guiada, según informa la agencia estatal norcoreana KCNA.

«El 14 de enero, la Administración General de Ciencia de Cohetes de la RPDC realizó un lanzamiento de prueba de un misil balístico de combustible sólido de medio y largo alcance ocupado con una ojiva guiada de maniobra hipersónica», señala el comunicado.

Si bien, destacan que las pruebas no afectaron a la seguridad de los países vecinos y «no tuvieron nada que ver con la situación en la región», señala KCNA, en referencia a la escalonada de tensiones con Corea del Sur, Japón y EE. UU.

De este modo, Corea del Norte lanzó un misil balístico hacia el mar de Japón por primera vez en el nuevo año, y se informa que se trata de un misil balístico con alcance suficiente como para llegar a bases distantes de Estados Unidos.

El lanzamiento se produjo días después de que Corea del Norte abriera fuego de artillería cerca de la isla surcoreana de Yeonpyeong, en el mar Amarillo, lo que la hermana del líder norcoreano, Kim Yo-jong, calificó de una «operación de engaño» para «humillar» a los militares de Corea del Sur.

El dictador norcoreano considera que la península está «cada vez más cerca de un conflicto armado»

El dictadoe norcoreano, Kim Jong Un, considera que la península coreana está «cada vez más cerca de un conflicto armado», por lo que ha defendido la necesidad de mejorar la preparación del ejército del país.

Esta postura la ha defendido en una reunión con los principales mandos del ejército en la sede del Comité Central del Partido de los Trabajadores para analizar «el entorno de seguridad» en la zona, según recoge la agencia de noticias estatal norcoreana ‘KCNA’.

En esa línea, Kim opinó que tanto Estados Unidos como «otras fuerzas hostiles» están intentando frenar la «revolución» del país, pero «si el enemigo opta por la confrontación militar y la provocación contra [nosotros], nuestro ejército deberá asestarle un golpe mortal para aniquilarlo por completo».

Cabe destacar que, este pasado domingo, el dictador descartó una posible reconciliación o reunificación con Corea del Sur a medida que aumenta la tensión entre las partes en los últimos meses, señalando además que no puede haber reconciliación con países que «te consideran su peor enemigo».

El Gobierno de Corea del Sur aprueba suspender parcialmente el tratado intercoreano de 2018

El Gobierno surcoreano ha aprobado este miércoles una propuesta para suspender parcialmente el tratado intercoreano de 2018 en respuesta al último lanzamiento de Corea del Norte de un satélite militar.

El primer ministro de Corea del Sur, Han Duck Soo, ha presidido una reunión extraordinaria del gabinete en la que se ha producido la aprobación de la medida, con la que ya había amenazado la Presidencia surcoreana ante los avisos del lanzamiento.

Así, la medida entrará en vigor tras la aprobación de la misma por parte del mandatario, Yoon Suk Yeol, que se encuentra en Reino Unido en una visita de Estado.

«Corea del Norte está demostrando claramente que no tiene voluntad de acatar el acuerdo militar diseñado para reducir la tensión militar en la península de Corea y generar confianza», ha declarado Han durante la reunión, según informa la agencia de noticias Yonhap.

Tal y como ha explicado, se suspenderá la cláusula tres del artículo primero del acuerdo, lo que permite a Seúl restablecer las operaciones de reconocimiento y vigilancia contra Corea del Norte en el área alrededor de la línea de demarcación militar que separa los dos países, conocida como Zona Desmilitarizada.