El jefe de la CIA viaja a Israel para reunirse con líderes israelíes y palestinos ante las tensiones

El director de la CIA, William Burns, llegó el jueves a Israel para mantener reuniones con líderes israelíes y palestinos ante el aumento de las tensiones en la zona durante los últimos meses y ante el deterioro de la situación tras la muerte el jueves de nueve palestinos, incluida una civil, en una redada israelí en un campamento de refugiados en la ciudad cisjordana de Yenín.

Fuentes estadounidenses citadas por el portal de noticias Axios han detallado que Burns mantendrá reuniones en Israel y Cisjordania con altos cargos israelíes y palestinos y sus homólogos en ambas partes, sin que por el momento haya reacción oficial a su visita. La CIA no se ha pronunciado sobre las informaciones sobre la visita, que llega después de un viaje de Burns a Egipto.

Según Axios, la CIA mantiene una relación cercana con los servicios de Inteligencia palestinos y fue el único canal de comunicación entre Estados Unidos y la Autoridad Palestina después de que se cortaran los lazos bilaterales durante la Presidencia de Donald Trump. El organismo juega un papel importante a la hora de apoyar la coordinación de Inteligencia entre Israel y la Autoridad Palestina.

La visita de Burns tiene lugar antes del posible desplazamiento que realizará este fin de semana a la región el secretario de Estado de Estados Unidos, que visitará Israel y Cisjordania entre el lunes y el martes, según el propio Departamento, que ha mostrado además su preocupación por la violencia y ha pedido a las partes que trabajen para reducir las tensiones.

El Ministerio de Sanidad palestino denunció el jueves la muerte de nueve personas durante la redada en Yenín, mientras que horas después murió tiroteado un décimo palestino en los alrededores de Jerusalén. Por su parte, el Ejército de Israel confirmó una operación con el objetivo de detener a un «escuadrón» de la organización terrorista Yihad Islámica.

Irán asegura que entre los detenidos durante las protestas hay «espías» vinculados a la CIA

Las autoridades de Irán han asegurado este martes que entre los detenidos en el marco de las protestas que se suceden desde septiembre por la muerte bajo custodia de una mujer detenida por supuestamente llevar mal puesto el velo figuran «espías» vinculados a la CIA.

El subcomandante de la Guardia Revolucionaria iraní, Alí Fadavi, ha señalado que estos sospechosos «están relacionados con los servicios de Inteligencia y espionaje de Estados Unidos», sin facilitar una cifra concreta de detenidos.

Asimismo, ha destacado que estas personas han sido presentadas ante las autoridades judiciales, antes de agregar que «enemigos» han estado «planeando complots» contra Irán desde el éxito de la Revolución Islámica en 1979, según ha informado la agencia iraní de noticias Mehr.