Corea del Norte despliega cazas MiG y Sukhoi, y Corea del Sur responde con la movilización de su flota de F-35

Corea del Norte ha desplegado decenas de aviones de combate en lo que parece ser una respuesta a las maniobras aéreas que llevan a cabo conjuntamente Estados Unidos y Corea del Sur en territorio surcoreano.

El régimen de Kim Jong Un ha decidido activar su fuerza aérea en una demostración de fuerza que se produce en medio de crecientes tensiones entre los dos vecinos por el constante lanzamiento de misiles de prueba por parte de Pyongyang.

El Estado Mayor Conjunto de Seúl dijo que la Fuerza Aérea norcoreana operó cazas MiG y Sukhoi además de bombarderos que volaron al norte de la Línea de Acción Táctica (TAL), y en los mares oriental y occidental, pero no se acercaron particularmente a la frontera de las Coreas, según la agencia AP.

La Línea de Acción Táctica es una barrera imaginaria establecida por el ejército de Corea del Sur en el espacio aéreo de Corea del Norte para responder rápidamente en caso de una infiltración.

En respuesta a esta movilización aérea del vecino del norte, el ejército surcoreano movilizó hasta 80 cazas, muchos de ellos F-35, lo que supone prácticamente la totalidad de la flota de este tipo de aviones furtivos.

Corea del Sur también detectó actividad de disparos aire-tierra desde uno de los bombarderos norcoreanos, dijo el ejército que emitió un comunicado en el que afirma que “las Fuerzas Aéreas de la República de Corea (nombre oficial del Sur) movilizaron rápidamente sus recursos superiores”.

Pese a la inusual movilización de aviones de combate por parte de las dos Coreas, no se ha informado de un enfrentamiento entre las flotas de ambos países.

Además de lanzar aviones a su espacio aéreo, Seúl ha recordado que las 240 aeronaves que participan estos días en los ejercicios combinados con EEUU “Vigilant storm” mantienen una “postura acechante” mientras realizan las mencionadas maniobras.

Otro misil norcoreano sobrevuela Japón y piden a la población que busque refugio

Corea del Norte lanzó este jueves un nuevo misil balístico que sobrevoló Japón y obligó a activar las alertas pidiendo a la población que buscase refugio en las prefecturas de Niigata, Yamagata, ambas en la costa del mar de Japón, y Miyagi (noreste), según informó la radiotelevisión pública japonesa, NHK.

La alerta del sistema J-Alert se emitió hacia las 7.46 hora local (23.46 del miércoles, hora peninsular española) y el misil parece haber sobrevolado Japón antes de dirigirse al Pacífico, donde cayó, según fuentes del Ministerio de Defensa nipón citadas por la Guardia Costera.

El lanzamiento, que confirmaron tanto las autoridades militares surcoreanas como las japonesas, se produce después de que Pionyang disparara en la víspera en torno a una veintena de misiles, una cifra récord para el régimen en un solo día, muchos de ellos misiles balísticos de corto alcance (SLBM).

Escalada de tensión entre las dos Coreas: Corea del Norte lanza 10 misiles y Seúl responde lanzando 3

En la madrugada de hoy se reportaron lanzamientos de misiles entre las dos coreas. Corea del Norte lanzó más de 10 misiles, cayendo uno de ellos cerca de la costa de Corea del Sur, según una fuente militar en Seúl.

Seúl detectó en principio que tres misiles balísticos de corto alcance fueron disparados hacia el mar de Japón, uno de los cuales cayó a 57 kilómetros de la costa, cerca de Sokcho.

«Es la primera vez que un misil llega cerca de nuestras aguas territoriales lanzado desde Corea del Norte. No podemos tolerarlo. Nuestro Ejército responderá con firmeza», dice el jefe de Operaciones del Estado Mayor Conjunto, Kang Shin-Chul.

Corea del Sur ha respondido a este lanzamiento de misiles balísticos y convoca al Consejo de Seguridad a una reunión de emergencia. El Ejército de Corea del Sur lanzó como respuesta tres misiles de precisión a aguas norcoreanas.

La tensión entre ambas partes se ha incrementado en las ultimas semanas por los lanzamientos de misiles por parte de Corea del norte y también por las maniobras de los aliados, EE. UU. y Corea del sur, sumado a la creencia de que Pionyang realice su primera prueba nuclear en cinco años.

Corea del Norte exige a EEUU y Corea del Sur detener las maniobras militares conjuntas

Corea del Norte exigió el lunes que Estados Unidos y Corea del Sur detengan los ejercicios militares a gran escala, calificándolos de provocación que podría atraer «medidas de seguimiento más poderosas» de Pyongyang.

«La situación en la península coreana y sus alrededores ha entrado nuevamente en la fase de confrontación seria del poder por el poder debido a los movimientos militares incesantes e imprudentes de Estados Unidos y Corea del Sur», dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte en un comunicado difundido en la agencia oficial de noticias KCNA del país.

«Si Estados Unidos persiste continuamente en las graves provocaciones militares, la RPDC tendrá en cuenta medidas de seguimiento más poderosas», agregó.

Esto sucedió después de que EE- UU. Y Corea del Sur comenzaran uno de los mayores ejercicios aéreos militares combinados, con cientos de aviones de combate de ambos bandos realizando simulacros de ataques las 24 horas del día durante la mayor parte de la semana.

La operación, llamada Vigilant Storm, se extenderá hasta el viernes y contará con unos 240 aviones de combate que realizarán unas 1.600 salidas, dijo la Fuerza Aérea de Estados Unidos en un comunicado la semana pasada. Ese número de misiones es el más alto para este evento anual, agregó.

Pyongyang ha condenado los ejercicios conjuntos como un ensayo para la invasión y una prueba de políticas hostiles por parte de Washington y Seúl. En protesta por los recientes simulacros, Corea del Norte ha lanzado misiles, realizando simulacros aéreos y disparando artillería al mar.

Por su parte, Washington y Seúl creen que Pyongyang podría estar a punto de reanudar las pruebas de bombas nucleares por primera vez desde 2017 y han adoptado una estrategia de «disuadir» a Pyongyang a través de importantes ejercicios militares que algunos funcionarios actuales y anteriores dicen que pueden exacerbar las tensiones.

Estampida durante una fiesta de Halloween en Corea del Sur deja centenares de muertos y heridos

Más de un centenar de personas han resultado heridas en una grave y multitudinaria estampida humana ocurrida durante una fiesta de Halloween en el barrio de Itaewon, en Seúl, la capital de Corea del Sur. Al menos 50 personas están recibiendo maniobras de resucitación cardiopulmonar, según han informado las autoridades.

«A las 22.46 horas del 29 de octubre ha habido un accidente por amontonamiento en cerca del Hotel Hamilton. El número de víctimas se estima en más de un centenar», ha informado la Oficina Central de Desastres y Seguridad del Ministerio del Interior surcoreano, citada por la prensa local.

Los servicios de emergencia han recibido al menos 81 llamadas de aviso desde la zona del Hotel Hamilton por dificultades respiratorias desde las 23.30 horas, según recoge la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

El periódico ‘Hangyore Sinmun’ ha informado de que se ha visto a personal de la Policía y de bomberos trasladando «decenas» de cuerpos que podrían ser de fallecidos.

Según los informes, había unas 100.000 personas en el área celebrando el primer evento de Halloween al aire libre sin mascarilla desde la pandemia, cuando, de repente, se desata una avalancha humana que causó 146 muertes y 150 heridos. Hasta el momento, se desconoce cuál ha sido la causa de la avalancha.

El OIEA sostiene que tiene indicios de un próximo ensayo nuclear de Corea del Norte

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha sostenido este jueves que hay «cada vez más indicios» de que Corea del Norte se está preparando para realizar la que sería su primera prueba nuclear desde 2017.

«Esperamos que no ocurra, pero los indicios (van) lamentablemente en otra dirección», ha dicho el director del OIEA, Rafael Grossi, a los periodistas en Nueva York, donde se ubica la oficina del organismo en la sede de la ONU.

«Todo el mundo está conteniendo la respiración al respecto porque otra prueba nuclear sería una confirmación más de un programa que avanza a toda máquina de una manera increíblemente preocupante», ha añadido Grossi.

Los observadores llevan meses temiendo que, tras las numnerosas pruebas de misiles de Pyongyang, sea inminente el primer ensayo nuclear de Corea del Norte en casi cinco años.

Cabe mencionar que, el lunes pasado, estados Unidos advirtió que es “probable” que Corea del Norte lleve a cabo un ensayo con misiles nucleares después de haber observado una escalada de tensión en las ultimas semanas.

Corea del Norte lanza 2 nuevos misiles balísticos hacia el mar de Japón

El día de ayer, Corea del Norte ha lanzado este viernes dos nuevos misiles balísticos en dirección al mar de Japón, también conocido como mar del Este, en respuesta a maniobras militares de Corea del Sur en la ciudad de Pohang.

El Estado Mayor Conjunto surcoreano ha informado del lanzamiento de dos proyectiles de corto alcance disparados desde el condado norcoreano de Tongcheon hacia el mar de Japónm, recogió Yonhap.

Aunque las Fuerzas Armadas de Corea del Sur no han determinado aún las especificaciones del lanzamiento como el alcance, la altitud y la velocidad de los misiles, sí ha apuntado a que estos han sido disparatados poco después de que finalizara el entrenamiento de defensa nacional anual de Hoguk, un ejercicio de maniobras a gran escala iniciado por el Ejecutivo surcoreano del pasado 17 de octubre.

Antes del lanzamiento de este misil, el medio de propaganda de Corea del Norte “Echo” denunció el entrenamiento de defensa como “un acto de confrontación imprudente que aumenta la inestabilidad militar y el peligro en la península de Corea”.

Cabe mencionar que este nuevo lanzamiento por parte de Pyongyang escala aún más las tensiones en la región, después de que en las ultimas semanas Corea del Norte haya lanzado varios misiles balísticos en ensayos prohibidos por resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

EEUU, Corea del Sur y Japón se reúnen por las preocupaciones ante una prueba nuclear de Pyongyang

Altos diplomáticos de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón se reunieron el día de ayer, martes, para tratar cuestiones de seguridad regional ante las preocupaciones de una posible prueba nuclear por parte de Corea del Norte.

El primer viceministro de Exteriores de Japón, Takeo Mori, ha acogido a sus homólogos surcoreano y estadounidense, Cho Hyun Dong y Wendy Sherman, en Tokio, en una sesión trilateral.

Esta sesión se ha producido por las especulaciones de que Pyongyang lleve a cabo una nueva prueba nuclear, después de que la Administración de Kim Jong Un haya realizado una serie de lanzamientos de misiles balísticos en las últimas semanas.

Cabe mencionar que el viceministro de exteriores surcoreano se reunió el lunes con Sherman, quien reiteró el compromiso estadounidense con la defensa de ambos países asiáticos.

En un comunicado se dio a conocer las declaraciones de la subsecretaria de Estado, que dijo que “[el compromiso] sigue siendo inquebrantable y seguimos buscando un dialogo serio y sostenido con la República Popular de Corea”.

Seúl abre fuego de advertencia contra un barco de Corea del Norte y ellos responden con fuego de artillería

El día de ayer, Corea del Sur realizó varios disparos de advertencia después de que un buque norcoreano cruzara la frontera marítima entre ambos países.

Al verlo, el Estado Mayor Conjunto surcoreano comunicó: «Invasión de la Línea de Límite Norte por un buque mercante en el noroeste de la isla Baengnyeong en el mar del Oeste. Fuego de advertencia», según informó la agencia de noticias Yonhap.

En respuesta al fuego de advertencia, Corea del Norte disparó múltiples lanzacohetes. «El Estado Mayor del Ejército Popular de Corea ordenó efectuar 10 disparos con lanzacohetes múltiples para hacer retroceder con firmeza al buque enemigo», dijo un portavoz norcoreano en un comunicado recogido por la KCNA.

Además, el vocero envió una «severa advertencia» a los «enemigos que han estado realizando una intrusión naval en la estela de provocaciones tales como los recientes disparos de artillería y la transmisión por megafonía en el frente terrestre».

Cabe mencionar que a lo largo de los últimos días, el dictador norcoreano, Pionyang, ha lanzado varios misiles balísticos hacia el mar de Japón, incluidos dos misiles de crucero estratégicos de largo alcance, que involucraron a las unidades de operación de «armas nucleares tácticas».

Los lanzamientos se produjeron poco después de que Corea del Sur y EE.UU. llevaran a cabo ejercicios navales conjuntos, que concluyeron el pasado 8 de octubre, en los que estuvo presente el portaviones de propulsión nuclear estadounidense USS Ronald Reagan.

Corea del Norte dispara más de 100 proyectiles de artillería hacia la costa oeste del país

Estos lanzamientos se suman al lanzamiento de otro centenar de proyectiles a última hora del martes hacia el mar Amarillo y, horas más tarde, otros 150 al mar de Japón. La semana pasada, Seúl denunció decenas de disparos también hacia ambos mares que rodean la península coreana, así como el lanzamiento de un misil balístico de corto alcance y una serie de sobrevuelos de aviones de combate sobre territorio cercano a la frontera.

Como reacción, las autoridades militares surcoreanas denunciaron lo ocurrido, pues lo consideran «una clara violación» de los acuerdos militares firmados con su vecina del norte, con lo que instaron a Pyongyang a «detener de inmediato» este tipo de «provocaciones» que no hacen más que «socavar la paz y la estabilidad en la península de Corea y la comunidad internacional».

Cabe mencionar que, horas antes, el Ejército de Corea del Norte aseguró que el lanzamiento de una serie de proyectiles contra la frontera con Corea del Sur es una «seria advertencia» por los ejercicios militares que está realizando Seúl.

«La situación en la península coreana empeora debido a las reiteradas provocaciones militares de los enemigos en la denominada zona de amortiguamiento», declaró un portavoz del Ejército de Pyongyang en un comunicado recogido por la agencia estatal norcoreana KCNA.

Asimismo, pidió a la Administración de Yoon Suk Seol que detuviese de inmediato las «provocaciones temerarias e incitantes que aumentan la tensión militar en el área», ya que habría tomado nota de «los movimientos especialmente provocativos» que se desarrollan «de manera frenética», agregó el portavoz.