Georgia aprueba una reforma electoral para votos por correo

De Derecha Diario

A pesar de no haber permitido una auditoría de los votos en 2020, el gobernador republicano Brian Kemp busca recuperar el apoyo de sus votantes y aprobó una profunda reforma electoral para cortar de cuajo el fraude producto del voto por correo universal.

El pasado jueves por la noche, la Legislatura de Georgia, con amplia mayoría republicana, aprobó un proyecto de ley que reforma el sistema electoral estatal, la primera en ser legislada desde las incontables denuncias de fraude e irregularidades ocurridas en la última elección presidencial. 

El proyecto de 95 páginas fue convertido en ley ese mismo jueves, cuando el gobernador republicano Brian Kemp puso su firma para que los cambios sean puestos en marcha tan temprano como en las elecciones legislativas a realizarse en 2022.

De esta forma, Georgia se convierte en el primer Estado del país en pasar una legislación de este tipo, y otorga a sus residentes una señal de confianza en el sistema electoral luego de que el territorio se haya convertido en el principal foco de denuncias de fraude electoral. El Estado, que hace décadas permanecía cómodo en manos republicanas, sorpresivamente fue ganado por Joe Biden y los demócratas se llevaron los 2 cargos a senadores.
Según el ex presidente Donald Trump, su equipo legal y miles de fiscales de mesa y veedores electoraleslas elecciones en este Estado fueron robadas por el Partido Demócrata usando los votos por correo en la ciudad de Atlanta, donde punteros políticos se llevaban boletas vacías que la gente que votaba en persona había recibido en sus casas, las completaba y las enviaba como «voto tardío» en favor de Joe Biden.

La nueva ley aprobada busca justamente desbaratar esta metodología. El cambio más significativo que se implementa es que se modifica el proceso para votar por correo. Si bien la ley no elimina esta modalidad, los ciudadanos que ahora deseen votar por correo deberán presentar su identificación personal o su licencia de conducir en los lugares de votación para así verificar su identidad e iniciar el proceso para que las boletas le lleguen a su casa.Para las personas que no tengan su identificación personal o la hayan perdido, el Estado proveerá gratuitamente un sistema para otorgar otras formas de identificación. 

Los principales cambios que introduce la ley son los siguientes: 

1) Se prohíbe el voto por correo universal

A partir de ahora, todos los que quieran votar por correo deben ir unas semanas antes con algún tipo de identificación y dejar asentado que su voto será emitido por el servicio postal.

2) Se acorta el ciclo electoral de nueve a cuatro semanas.

Esto reduce el tiempo en el que los centros electorales aceptarán la llegada de votos por correo y disminuirá el margen para el fraude electoral.

3) Se le quita poder de decisión al Secretario de Estado en los problemas que pueden surgir de una elección

Ahora, todas las decisiones serán tomadas por la Junta Electoral Estatal integrada por varios miembros. En 2020, el secretario Brad Raffensperger, un ferviente anti-Trump, tomó todas las decisiones para evitar una auditoría y nunca se pudieron poner a prueba las denuncias de fraude.

4) Se acorta el periodo de votación en las elecciones que van a una segunda vuelta.

5) Se prohíbe a las municipalidades locales aceptar cualquier tipo de préstamo por parte de empresas como «ayuda» para conducir sus elecciones.
En el condado ultra-demócrata de Fulton, Georgia, las autoridades demócratas habían contratado una camioneta móvil de una empresa privada para ir juntando todos los votos por correo de los ciudadanos. Esa práctica de ahora en más está prohibida y todo debe pasar por la agencia de correos del Estado.

6) Se prohíbe que los militantes partidarios ofrezcan comida o bebida a los ciudadanos que están esperando en la línea para emitir su voto. 

Está práctica era usualmente utilizada por los candidatos para tratar de influenciar el sufragio de los que aún se encontraban indecisos cuando llegaban a la urna.

Los demócratas, que saben que con esta ley tendrán severas dificultades para repetir el fraude del 2020, explotaron de furia contra la legislación de esta reforma.

La desesperación de los demócratas fue tal que los mismos legisladores demócratas en la Asamblea de Georgia estallaron en protesta dentro del recinto, arrojando objetos contundentes contra sus colegas republicanos y convocando a marchas afuera del edificio para presionar para que la ley no sea firmada por el Gobernador.

El nivel de locura llegó a tal punto que la representante demócrata Park Cannon quiso ingresar por la fuerza a la oficina del gobernador Kemp, algo que los demócratas tildaron de golpe de Estado cuando los simpatizantes de Trump lo hicieron el 6 de enero en el Congreso nacional. Cannon finalmente tuvo que ser detenida y luego arrestada por la Policía.

Sin embargo, de todas estas reacciones y descalificaciones, la de más bajo nivel provino del mismo presidente Joe Biden, quien en un acto repudiable e infame comparó esta reforma electoral con las leyes de segregación racial del siglo pasado.
Excediéndose de sus capacidades constitucionales y yendo en contra de la ley, Biden también amenazó con usar a su abogado e ideólogo del voto por correo, Marc Elias, y a su equipo de fiscales del Departamento de Justicia para iniciar un proceso que le permita revertir estas reformas.

Los Fiscales Generales de varios Estados demócratas también avisaron que están estudiando hacer una demanda colectiva para contrarrestar esta legislación. Lo cual es absurdo ya que cuando los Fiscales de los Estados republicanos se unieron para hacer una demanda contra el uso del voto por correo en 2020, estos mismos demócratas se unieron para pedir la inconstitucionalidad de esta acción, pedido que finalmente la Corte Suprema apoyó.

Lo más cómico es que Delaware, el Estado ultra-demócrata de donde es oriundo Biden, se sumó entre los que criticaron la ley y pedirán su inconstitucionalidad, pero ellos mismos tienen leyes electorales aún más duras de las que acaba de pasar Georgia

Por ejemplo, en Delaware, para poder votar por correo o en ausencia, es necesario que el ciudadano provea a las autoridades su número de seguro social y debe brindarles una razón valida que especifique por qué decidió votar por correo y no presencialmente. 

A pesar del enorme cambio que supone esta ley y que complicará mucho a los demócratas, muchos republicanos no están satisfechos y aseguran que se desaprovechó la oportunidad para sepultar para siempre el voto por correo.

Si bien es un avance para volver a recuperar la confianza del público en la integridad electoral, la legislación no brinda soluciones a diversos problemas que también se han denunciado en las última elecciones. 

Por ejemplo, para mitigar el impacto de limitar el voto por correo, la ley extiende el tiempo para votar de forma temprana, por lo que los ciudadanos que así lo quieran podrán votar incluso varias semanas antes del día de la elección de manera presencial. Una práctica que el ex presidente Trump criticó duramente ya que muchas veces las personas fijan su voto cuando todavía falta un mes de campaña.

Con esta ley, Georgia no prohíbe el voto por correo, y seguirá siendo uno de los pocos Estados republicanos en todo el país que permiten a sus residentes solicitar votos en ausencia sin tener que presentar una justificación válida para no ir a sufragar presencialmente.

Es irónico, porque el voto en ausencia sin una justificación válida es una modalidad que está hasta prohibida en muchos territorios demócratas, tal como explicamos en el caso de Delaware.

Cabe destacar también que la ley fue ideada por el gobernador Brian Kemp, quien si bien ha dicho ser un ferviente simpatizante de Trump, en 2020 no lo ayudó en absolutamente nada, e incluso respaldó al Secretario de Estado, Brad Raffensperger, a convalidar el fraude demócrata.

Sin lugar a dudas, el voto por correo seguirá siendo un problema en los Estados donde se continúe permitiendo votar en ausencia sin justificación, lo cual incluso superará la pandemia de coronavirus y continuará siendo una piedra en el zapato para todos los republicanos en el futuro.

El Washington Post admite haber inventado frases en llamada de Trump con investigadora electoral de Georgia

El reconocido medio de comunicación, Washington Post, que denunció las presiones que el expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, le hizo al secretario de estado de Georgia cuando estaba denunciando el presunto fraude electoral de las pasadas elecciones presidenciales, admitió haber inventado citas y frases emitidas por el exmandatario.

Entre las frases que se le atribuyeron al expresidente fue la orden de «encontrar el fraude» a los representantes de Georgia, que en realidad fue una petició de hacer un escrutinio de los votos porque encontrarían «deshonestidad» allí.

Después de dos meses de la publicación original, el Washington Post hizo la siguiente correción: «El estado de secretario de Georgia publicó un audio de una llamada del presidente Donald Trump con la principal investigadora electoral del estado. El audio reveló que el Post citó mal los comentarios de Trump en la llamada, basados en la información otorgada por una fuente. Trump no le dijo a la investigadora que ‘encontrara el fraude’ o que sería ‘una heroína nacional’ si lo hacía. De hecho, Trump le urgió que hiciera un escrutinio en las boletas electorales del condado de Fulton, asegurándole que encontraría ‘deshonestidad’ allí. También le dijo que ella tenía ‘el trabajo más importante del país en estos momentos’.

Varios comunicadores, comentaristas, periodistas y políticos han exigido la renuncia del responsable de este acto de desinformación, por no haber corroborado a profundidad lo que la fuente del medio les había afirmado.

Se debe recordar que una de las pruebas que se utilizó en contra de Trump durante su segundo juicio político, fue este reporte del Post que fue manipulado.

Mike Pompeo anuncia posible candidatura para 2024: «Siempre estoy listo para una buena pelea»

Del Freedom Post y The Epooch Times

El exsecretario de Estado Mike Pompeo mantuvo abierta la posibilidad de postularse para presidente en 2024 si el ex presidente Donald Trump decide no hacerlo, y dijo el miércoles por la noche: “Siempre estoy dispuesto a una buena pelea”.

“Me preocupo profundamente por Estados Unidos. Tú y yo hemos sido parte del movimiento conservador durante mucho tiempo. Mi objetivo es seguir así “, dijo Pompeo durante una aparición en” Hannity “de Fox News.

“Lo tomaré como un fuerte ‘quizás’”, respondió el presentador Sean Hannity, sonriendo. “No sé cómo interpretar eso”.

“Eso es perfecto”, dijo Pompeo. Él sonrió así como concluyó el segmento.

Pompeo, de 57 años, se desempeñó como director de la CIA y secretario de estado durante la administración Trump. Antes de eso, fue representante de Estados Unidos para un distrito de Kansas en la cámara baja.

Pompeo también se ha desempeñado como oficial en el Ejército de Estados Unidos.

Los posibles candidatos republicanos de 2024 están esperando en gran medida a ver si Trump se presentará por tercera vez, después de ganar en 2016 y perder en 2020. La mayoría de los republicanos creen que Trump ganará la nominación si lanza una tercera candidatura.

Dominion demanda a Rudy Giuliani por $1.3Billones

La cabeza del equipo legal de Donald Trump en relación al presunto fraude electoral cometido en las pasadas elecciones presidenciales, Rudy Giuliani, ha sido demandado por la empresa Dominion, señalada de ser una de las principales responsables de las irregularidades en el proceso electoral.

Al igual que con la abogada Sidney Powell, el argumento de la empresa para demandar a Giuliani es difamación. Según Dominion, el exalcalde de Nueva York, “creo y difundió” una teoría conspirativa que envolvía las máquinas de votación de la compañía. Además, aseguran que las pérdidas que le generaron a la compañía fueron de cientos de millones de dólares debido a lo que ellos denominaron “La gran mentira”.

La empresa le envió dos cartas a Giuliani diciendo que las acciones legales en su contra eran “inminentes” y que no podía hacer nada para revertir el proceso.

Gobernador de Georgia quiere exigir identificación en votos por correo

El gobernador del estado de Georgia, Brian Kemp, que ha sido blanco de ataques por parte de los republicanos por no haberse sumado a la iniciativa promovida por el presidente saliente, Donald Trump, en la cual aseguraba que hubo fraude electoral en su estado, quiere una reforma electoral que exija identificación a los votantes, incluso a través del voto por correo.

“Es una manera de hacer ese tipo de votos mas seguro y es un buen punto de partida,” señaló Kemp en la sesión legislativa del estado. “Es completamente razonable,” agregó.

Se debe recordar que Georgia fue uno de los estados clave en donde se denunció un conjunto de irregularidades que habrían cambiado los resultados de manera fraudulenta en favor del presidente electo, Joe Biden.

Senador republicano es insultado por simpatizantes de Trump

Se trata de Lindsey Graham, Senador republicano por el estado de Carolina del Sur, quien fue repudiado por simpatizantes del actual presidente, Donald Trump, tras haber admitido que Joe Biden resultó victorioso en las pasadas elecciones presidenciales.

Graham permaneció leal al presidente Trump, y se unió a los esfuerzos de tratar de comprobar el fraude electoral que presuntamente habría cambiado los resultados.

En el video, se escuchan a los simpatizantes gritarle insultos y amenazas mientras iba recorriendo los pasillos del aeropuerto de la capital estadounidense.

Según la activista, Mindy Robinson, que se encontraba entre los manifestantes, el Senador Graham no logró montarse en su vuelo debido a lo que ella catalogó de ser un grupo de “patriotas.”

En el video se muestra como en reiteras oportunidades le exigen al senador de Carolina del Sur que hagan una “auditoría de los votos” al mismo tiempo que se gritan improperios en su contra: “hijo de perra”, “traidor”, “basura humana” y “pedazo de mierda” fueron algunos de los mensajes que se escuchan (en inglés) claramente en el video. Así mismo, los que protestaron la postura de Graham, le advirtieron que esta sería la nueva normalidad en su vida, “va a ser así todos los días por el resto de tu vida.”

Dominion demanda a Sidney Powell

Por presunta difamación, la empresa Dominion que fue señalada como responsable dentro de la polémica de las acusaciones de fraude electoral en las elecciones presidenciales, ha demandado a la reconocida abogada, Sidney Powell, quien impulsó varias demandas, diciendo representar a los ciudadanos, para demostrar que los votos del presidente electo, Joe Biden, fueron inflados.

La demanda introducida en contra de Powell es de $1.3 billones y se basan en “daños ocasionados” por “difamación”, al mismo tiempo que están exigiendo que se le prohíba a la abogada seguir dando “difamando” a la compañía y que se “remuevan” las declaraciones que ha hecho la abogada que se consideren “falsas” y “difamatorias”.

Es importante destacar que las demandas emitidas por Powell en favor de la campaña del presidente, Donald Trump, han sido desestimadas en las cortes por no contar con los elementos suficientes para demostrar la veracidad de las acusaciones sobre el fraude electoral del cual, la empresa Dominion, habría formado parte.

Mitt Romney reconocerá resultados electorales

Tras haberse dado a conocer la iniciativa liderada por el Senador de Texas, Ted Cruz, para no certificar los colegios electorales el próximo 6 de enero, y haber conseguido el apoyo público del vicepresidente, Mike Pence, las reacciones se siguen manifestando; en esta oportunidad, el Senador republicano por el estado de Utah y excandidato presidencial, Mitt Romney, expresó públicamente su descontento con la propuesta de Cruz.

Romney aseguró que esta estrategia representa “una amenaza para la democracia” al mismo tiempo que declaró que estas medidas se toman en circunstancias excepcionales y la situación actual “está lejos de serlo”.

No es la primera vez que el senador de ha alejado de las posturas de la actual administración, durante varios años, Romney ha tenido diversas diferencias con el presidente de los Estados Unidos, lo cual le ha llevado a ser objeto de críticas por parte de Donald Trump y sus simpatizantes.

Romney cuestionó la transparencia de los planteamientos de Cruz al decir que “la ambición ‘eclipsó’ los principios,” como una manera de indicar que el senador de Texas está tomando esta iniciativa por sus presuntas aspiraciones presidenciales para el año 2024.

El senador de Utah destacó que son los votantes, y no los legisladores, quienes escogen al presidente de la nación, “nunca imaginé ver este tipo de cosas en la democracia mas grande del mundo,” puntualizó Romney.

Mike Pence se suma a iniciativa de Senadores para desconocer colegios electorales

A través de su jefe de prensa, Marc Short, el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, ha emitido un comunicado en el cual muestra su apoyo a la iniciativa impulsada por el Senador Ted Cruz y otros 11 legisladores de no certificar los colegios electorales el próximo 6 de enero. En el comunicado, el vicepresidente asegura tener sus dudas sobre la transparencia de las elecciones y expresa sus “preocupaciones” en cuanto a las irregularidades que se dieron durante todo el proceso electoral.

Hasta el momento, Pence se había mantenida en silencio en cuanto a las denuncias y propuestas para tratar de cambiar los resultados de las pasadas elecciones.

Con el apoyo del vicepresidente, la vía impulsada por Cruz toma aún más fuerza; sin embargo, no existe certeza si será suficiente para poder evitar que se certifiquen los resultados. Recientemente, un juez desestimó la demanda que hizo un grupo de republicanos en la cual se exigía darle autonomía total a Pence para validar o no los colegios electorales en enero.

Sidney Powell denuncia que representantes de la Casa Blanca le bloquean acceso a Trump

La abogada, Sidney Powell, que está llevando a cabo una serie de demandas para tratar de revertir los resultados de las pasadas elecciones presidenciales basados en un presunto fraude electoral, denunció que miembros de la Casa Blanca están evitando que pueda acceder al presidente Donald Trump para reunirse con él.

Powell ya ha logrado reunirse dos veces con el presidente, pues Trump estaría considerando a la abogada para designarla como una “asesora especial” en la investigación del fraude. En las reuniones también se encontrada Rudy Giuliani, ex alcalde de Nueva York y quien está llevando a cabo las demandas ante las cortes por parte de la campaña de Trump.

De acuerdo a Powell, el presidente “no está recibiendo el apoyo que se merece”; aseguró que este bloqueo sucedió después de la reunión en la que trató de “educar” a Giuliani sobre los argumentos de intervención extranjera en las elecciones presidenciales, “mis esfuerzos para educar a Giuliani en intromisión extranjera demostrable fueron recibidos con hostilidad irracional”.