Popularidad de Joe Biden continúa alcanzando mínimos históricos

De acuerdo a la más reciente encuesta realizada por The RealClearPolitics, la popularidad del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, continúa alcanzando mínimos históricos a sólo meses de las elecciones de medio término que, potencialmente, cambiarán las fuerzas dentro del poder legislativo y en algunas gobernaciones del país.

Según el estudio de opinión, los niveles de aprobación de Biden se encuentran bajo el 40%, ubicándose en un 39,7%; mientras que su desaprobación promedia el 55%.

La encuestadora de Politico/Morning Consult, también arroja datos alarmantes para la actual administración y el pardito demócrata. Colocando el rechazo al mandatario en un 58% y un 39% de aprobación, lo cual indica una baja de tres puntos para el presidente en esta misma encuestadora.

Incluso dentro de su propio partido, sólo un 37% de los demócratas asegura “aprobar altamente,” la gestión de Biden; mientras que un 80% de los republicanos la “desaprueba altamente.”

Adicionalmente, la encuesta de Emerson College que se llevó a cabo a finales del mes pasado coloca la popularidad del presidente en un 37,6% y su desaprobación en un 52%.

Recientemente, la cadena de noticias CNN anunció que, de llevarse a cabo las elecciones el día de hoy, los republicanos arrasarían con facilidad en la Cámara Alta y Baja del Congreso, pues se encuentran en su mejor punto político desde hace 80 años.

Freddy Bernal demanda a Laidy Gómez | Elon Musk preocupado por la economía

El gobernador ilegítimo del estado Táchira, Freddy Bernal, afirmó que va a demandar a la exgobernadora de la misma entidad, Laidy Gómez, por supuestos «daños morales,» en un monto de 12 millones de dólares.

El CEO de Tesla, Elon Musk, expresó su preocupación por el estado de la economía americana y congeló las contrataciones de su compañía. Además, se espera que despidan al 10% de sus empleados.

Elon Musk tiene un “mal presentimiento” respecto a la economía norteamericana

El CEO de Telsa, Elon Musk, tiene un “muy mal presentimiento” sobre el rumbo de la economía en los Estados Unidos, de acuerdo a un reporte de Reuters

De acuerdo al Buró de Análisis Económico, que asocia la recesión con un semestre de crecimiento negativo, la economía de la nación norteamericana se redujo en un 1,5% con respecto a hace un año en el primer cuarto del 2022.

Ante esto, Musk no ocultó su preocupación y parece querer despedir, por lo menos, al 10% de sus empleados y “pausar todas las contrataciones alrededor del mundo,” para la compañía que tiene 99.000 empleados.

Este mensaje del magnate se filtra dos días después que les prohibiera a sus empleados trabajar remotamente a través de un correo electrónico donde aclaró que, de querer continuar a distancia, él revisaría, personalmente. las justificaciones de aquellos empleados que no puedan cumplir con esta exigencia.

Recientemente, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, fue cuestionado respecto a las declaraciones de Musk acerca del estado de la economía, a lo que el mandatario respondió deseándole “mucha suerte en su viaje a la luna.”

Veppex rechaza intento de aliviar sanciones a Venezuela

Extraoficialmente, se dio a conocer la intención que tiene la administración de los Estados Unidos dirigida por Joe Biden de aliviar una serie de sanciones impuestas a la narcotiranía venezolana.

La información fue publicada por la agencia de noticias AP que destaca la remoción de un sobrino de Cilia Flores de la lista de sanciones y la reaunidación de negocios con PDVSA.

El anuncio generó descontento dentro de la comunidad venezolana.

La organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) fue una de las primeras en reaccionar ante esta intención de los Estados Unidos y, a través de un comunicado, la catalogó de ser una acción «bochornosa.»

Asimismo, el grupo de exiliados con sede en Miami señaló que esta potura se hace asumiendo «una posición de reconocimiento y debilidad ante una tirania que sigue teniendo presos políticos y violando derechos humanos.»

Finalmente, Veppex instó al gobierno norteamericano a que escuche otras propuestas distintas a las de la plataforma unitaria que, según el informe de AP, fue la responsable de haber exigido estas medidas.

A continuación, el comunicado íntegro:

Comúnicado de la Organización de Venezolanos Perseguidos Politicos en el Exilio (Veppex) en rechazo a la intención de aliviar las sanciones contra el régimen de Maduro por parte de los Estados Unidos.

La Organización de Venezolanos Perseguidos Politicos en el Exilio (Veppex) expresa su rotundo rechazo a las intenciones que tiene la administración del presidente Joe Biden de aliviar las sanciones económicas contra el régimen de Maduro con la finalidad de que retome las negociaciones en México

Es muy decepcionante pensar en que se retiren sanciones y nombres de la lista de sancionados del Departamento del Tesoro, solo porque Maduro lo exige. Estados Unidos asume una posición de reconocimiento y debilidad ante una tirania que sigue teniendo presos políticos y violando derechos humanos.

Es bochornoso que el sobrino de Cilia Flores pudiera ser  retirado de la lista de sancionados, mientras en Venezuela no dejan en libertad a ningún preso político.

La Organización Veppex solicita a la administración del presidente Joe Biden reconsidere está medida y que escuche a otros sectores de la sociedad venezolana que no hacen vida dentro de la Plataforma Unitaria, quien ha fracaso de manera reiterativa en sus estrategias para enfrentar al régimen de Maduro.

José Antonio Colina

Presidente de Veppex.

En Dios Confiamos.

Presentador de Univisión arremete contra Joe Biden y lo responsabiliza de la inflación

El presentador de la cadena de noticias Univisión, Luis Carlos Vélez, arremetio contra el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, en la despedida del programa que modera, Línea de Fuego, en donde responsabilizó al mandatario de ser el responsable de los altos niveles inflacionarios que se viven en el país.

Vélez, entre otras cosas, criticó a Biden por culpar a terceros de esta problemática y no ofrecer soluciones que beneficien a los ciudadanos del país.

“Presidente Biden, por favor, pare el juego de la culpa y enfrente el problema de la inflación en el país. La gente simplemente no aguanta más,” señaló Vélez, “Sus palabras nos dejaron a todos con la boca abierta, no solamente fueron una lavada de manos frente a la situación muy difícil de precios, sino también que fueron una descarada oportunidad para dispararle a los republicanos.”

El comunicador aseveró que es responsabilidad del partido en el poder, y no de otros, afrontar los obstáculos del país, “Solucionar esto no le corresponde a sus opositores, a la reserva federal, no le corresponde a las empresas; le corresponde a usted, usted se hizo elegir, usted debe liderar para solucionar y convencer con los que debe gobernar,” agregó, “Esta es la peor situación inflacionario en 40 años.”

“Lo peor del COVID fue hace dos años y ya nos estábamos recuperando económicamente cuando usted llegó. Fue culpa de la administración seguir dando paquetes de estímulo cuando la gente no lo necesitaba más y es culpa de usted, que, a estas alturas, no tengamos en marcha un plan para solucionar el problema de la cadena de producción,” continuó Vélez, “La gente no come de política, come de salarios, trabajos, oportunidades. La responsabilidad de hacer algo le corresponde, solamente, a usted presidente,” concluyó.

Joe Biden evalúa eliminar aranceles impuestos por Donald Trump a productos chinos

De Alt Media

El presidente Joe Biden, dijo este martes que está evaluando suprimir los aranceles impuestos por el exmandatario estadounidense Donald Trump a múltiples productos chinos, medida que permitiría mitigar la creciente inflación en el país norteamericano.

«Lo estamos abordando en este momento. Estamos evaluando qué podría tener un impacto más positivo en la economía estadounidense», dijo Biden en rueda de prensa al ser preguntado acerca de si Washington podría renunciar a las medidas restrictivas adoptadas por Trump.

Los aranceles impuestos por la Administración Trump entre 2018 y 2019 se aplicaron a productos chinos por un valor de alrededor de 370.000 millones de dólares anuales, lo que desalentó su importación por parte de negocios estadounidenses e impulsó los productos y las economías regionales.

En marzo pasado, Washington anunció que eliminará parte de los aranceles en cuestión. «Ha sido una revisión continua. Y esperamos hacer más», dijo este martes la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, al comentar las declaraciones de Biden.
«Quiero que cada estadounidense sepa que tomo la inflación muy en serio y es mi máxima prioridad nacional», afirmó Biden.

Joe Biden, en el pasado, defendió lo que hoy critica en torno al aborto

A propósito de la filtración del documento proveniente de la Corte Suprema estadounidense en donde la mayoría de los magistrados estarían dispuestos a anular Roe v. Wade (1973), el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ha hecho un llamado a los legisladores para evitar que el “derecho al aborto” sea revocado desde el nivel federal.

Sin embargo, su postura parece haber cambiado de una manera radical con el pasar de los años.

El reconocido periódico The New York Times recordó que el mandatario, durante su ejercicio como Senador de la nación norteamericana, apoyó una enmienda constitucional que le permitiera a los estados, de una manera autónoma, anular la imposición que se hizo desde un nivel federal tras la aprobación de Roe v. Wade.

En esta iniciativa que propuso el ya fallecido Senador de Utah, Orrin Hatch, y que contó con el apoyo de Biden, se expresaba lo siguiente:

El derecho al aborto no se asegura en esta Constitución. El Congreso y los Estados deberán tener el poder concurrente de restringir y prohibir los abortos: Disponiéndose, que regirá una Ley de un estado que sea más restrictiva que una Ley del Congreso.

Tras haber sido aprobada en el subcomité judicial de la constitución del Senado, fue llevada a discusión en el Comité Judicial (1982) en donde fue aprobada con el apoyo de dos demócratas, incluyendo al actual presidente de los Estados Unidos.

Ante las críticas, Biden se ha catalogado a sí mismo como “una víctima de su pasado,” afirmando que en aquel entonces no estaba seguro de “tener el derecho de imponer” su visión religiosa y moral en otros, haciendo un claro énfasis a su catolicismo que condena los abortos.

En la nota del New York Times, también se destaca su postura en el mismo año de aprobación de la polémica Ley. El actual presidente acusó a la Corte Suprema que aprobó Roe v. Wade de haber ido “demasiado lejos” en su decisión.

Al estilo Orwell: Administración Biden crea un “Ministerio de la Verdad”

La administración del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ha sido blanco de críticas tras haber anunciado la creación de un comité especial dedicado a enfrentarse a la desinformación.

Esta iniciativa fue confirmada por el Secretario del Departamento de Seguridad de la Patria, Alejandro Mayorkas, quien afirmó que en su oficina se estaría implementando la “Junta Gubernamental para la Desinformación.”

La medida, que ha generado gran polémica, ha sido catalogada por los opositores al ejecutivo nacional como algo parecido a lo que se describe en la reconocida novela de George Orwell, 1984, en la cual se establece un Ministerio de la Verdad por parte de las autoridades para manipular la información y sólo difundir lo que le conviene al estado.

Asimismo, otro elemento que ha sido altamente llamativo para los críticos de este proyecto es que se realiza a sólo días que el reconocido empresario, Elon Musk, se convirtiera en el único dueño de la red social Twitter y a sólo meses de las elecciones de medio término, en donde todos los sondeos vaticinan una derrota demócrata.

Comunicadores, legisladores, activistas y activistas han rechazado la Junta anunciada por Mayorkas, e incluso demócratas, como es el caso de la excongresista, Tulsi Gabbard, han advertido sobre el peligro que esto representa para el funcionamiento democrático de la nación.

Con mis corruptos no te metas

Por Osmel Brito-Bigott

Alrededor de la primera década de los 2000, en Venezuela se popularizó la frase «Con mis hijos no te metas» entre movimientos de padres. Esto fue como respuesta a una iniciativa del régimen socialista-chavista que pretendía modificar los contenidos escolares y los padres, temerosos de que adoctrinaran a sus hijos, organizaron continuadas protestas. Lo triste es que ya hacía años que el estado ya se había metido con sus hijos, pero eso es tema de otro artículo.

Lo que nos ocupa en este artículo es el nivel de complicidad del establishment global, incluidas de manera preferente a las empresas productoras de noticias, con la corrupción del partido demócrata y en especial la familia Biden.

Joe Biden es un político del establishment, del pantano, de la casta.  Luego de una carrera política en el estado de Delaware, fue electo al congreso por primera vez en 1973, es decir, hace más de 40 años.  Fue reelecto en seis ocasiones hasta 2008 cuando se presentó en la fórmula junto con Barack Obama, quien a la postre fue electo durante dos períodos, es decir, 8 años más.  La administración Obama fue una de las más nefastas, abusivas y corruptas de la historia, pero tuvo una muy buena prensa a favor.

Es bien conocido que durante la administración Obama, la familia Biden, y en especial su hijo Hunter, consiguió asesorías personales y para sus empresas en países de Europa oriental, en especial en Ucrania.  Igualmente es conocido el caso de que el vicepresidente Biden logro bloquear una investigación en Ucrania contra su hijo y sus empresas, hasta llegar al punto de lograr la destitución del fiscal que osó iniciar esta investigación, al cual se refirió despectivamente Joe Biden (como acostumbra a hacerlo) «son of a bitch».

Donald Trump hizo uso de su poder como presidente para solicitar al presidente de Ucrania información sobre  ese caso, que le hubiese servido en su campaña de reelección en contra de su rival.  Esa acción, quizás fuera de sus propias atribuciones, le costó a Trump un intento de impeachment por el poder legislativo, ese sitio donde mejor se refleja el pantano. Y que estaban haciendo los promotores del impeachment? pues defendiendo a su corrupto.

Joe Biden logra la nominación como candidato a la presidencia por el partido demócrata, era el «mejor» candidato que había logrado llegar al final. Su compañera de fórmula  a la postre terminó siendo la senadora Kamala Harris, una imposición de Barack Obama, otro ejemplo de corrupción y tráfico de influencias.

Durante la campaña, el New York Post reveló información de un computador portátil del hijo de José Biden, Hunter, que contenía detalles sobre casos se soborno y corrupción, en especial en Ucrania, en donde claramente estaba involucrado el candidato Biden, sin contar las numerosas fotos de Hunter drogado o con prostitutas jovencitas (lo que se llamaría en inglés, barely legal).  ¿Qué hizo el establishment mediático (incluida ahora la Big Tech)? Pues hizo uso muy claro de la frase que titula este artículo, «con mi corrupto no te metas». Silenciaron la noticia, sacaron de circulación los posts del New York Post que hacían referencia a la misma, sacaron a toda su artillería de fact checkers para decir que era falsa esta información.  Hoy, a más de 36 meses de la elección presidencial en USA, hasta medios de ese establishment como el New York Times, reconocen que es verdadero que se hay conseguido emails, fotos y evidencias en el portátil de Hunter Biden.

Hoy, en plena guerra entre Rusia y Ucrania, una guerra en donde el que pintan de malo (la Rusia de Putin) no es tan malo, y al que pintan de bueno (la Ucrania de Zelensky) no es tan bueno, sale a la luz pública evidencia de que, y contraviniendo leyes internacionales, los Estados Unidos han venido financiando laboratorios de producción de armas biológicas en Ucrania (algo denunciado ante la ONU y reconocido por Victoria Nolan en el Senado de USA). Por supuesto, esto ha sido negado por el hoy presidente Joe Biden, pero por más que se quiera ocultar, las evidencias son demasiado abrumadoras. Y quien aparece en esas evidencias, Hunter Biden y firmas americanas que han financiado laboratorios en Ucrania para el desarrollo de armas biológicas empleadas en ataques que produzcan epidemias y pandemias. Un verdadero crimen contra la humanidad.

Qué un personaje como Joe Biden haya llegado a la presidencia de los Estados Unidos dice mucho de la descomposición que viene sufriendo ese país.  Que todo el establishment político, económico y mediático haya hecho frente «con mi corrupto no te metas» dice mucho de la poca calidad moral de esos políticos y esos empresarios.  Que luego de las elecciones de medio término, en donde se espera que el partido republicano logre mayorías en la cámara de representantes y en el Senado, no se adelante un impeachment contra Biden, por corrupto, y contra Kamala Harris, por incompetente, dejaría muy mal parada a esa oposición.

Y finalmente Joe Biden está haciendo con su hijo Hunter como los padres venezolanos que relato al principio, defenderlo al grito de «con mi hijo no te metas», pero al costo de defender a un personaje oscuro, corrupto y moralmente depravado.

Amanecerá y veremos.

DeSantis arremete contra Joe Biden por negociar con Venezuela

Recientemente, se dio a conocer la noticia que los Estados Unidos estaría buscando mecanismos para comerciar nuevamente con Venezuela, específicamente en el tema petrolero, para dejar de importar desde Rusia debido al conflicto que existe con Ucrania.

Ante esto, el gobernador republicano por el estado de la Florida, Ron DeSantis, expresó su rotundo rechazo y argumentó que esta acción está errada y no se debería negociar con tiranos.

A través de sus redes sociales, DeSantis se distanció de la acción del gobierno federal, «Es errado que la administración Biden ruegue por petróleo a Venezuela y legitime al régimen comunista de Maduro en una visita oficial,» agregó, «Los Estados Unidos deberían hacer que Maduro rinda cuentas mientras incrementa su producción energética internamente para que no necesitemos depender de regímenes hostiles por energía.»

El gobierno de los Estados Unidos, en teoría, sigue considerando a la tiranía venezolana como ilegítima. Además, instituciones norteamericanas han colocado un precio a la captura de las cabecillas de dicho régimen, por lo cual es contradictorio asistir en una visita oficial para negociar con Nicolás Maduro.