Bolsonaro despidió al Presidente de Petrobras

De Derecha Diario

El presidente Jair Bolsonaro anunció este viernes la destitución del Presidente de la estatal Petrobras, Roberto Castello Branco, luego de que aumentara los precios de los combustibles a pesar de que él le bajó los impuestos.

El pasado viernes, el presidente Jair Bolsonaro anunció la destitución de Roberto Castello Branco, Presidente de la estatal petrolera Petrobras, luego de semanas de severas críticas por parte del mandatario al incremento de los precios del combustible mientras su gobierno trabaja por bajarle los impuestos.
Castello Branco, un economista de perfil liberal, había asumido el cargo en 2018, luego de que el Ministro de Economía, Paulo Guedes, lo recomendara para tomar las riendas de la empresa estatal. Antes del gobierno de Bolsonaro, el economista ya formaba parte de Petrobras, asumiendo importantes cargos dentro del Consejo de Administración y el Comité de Auditoría durante los gobiernos petístas.
En su mandato, los precios de los combustibles subieron un 21,7% en total. Entre lossucesivos incrementos registrados desde el mes de junio del 2020, hasta los primeros quince días de este mes, Castello llevó a cabo ocho aumentos consecutivos.Las políticas de aumentos de tarifas sin el respaldo de una política integral que ayude a evitar que estas subas se trasladen a los precios generó fuertes molestias en los consumidores, en particular del sector camionero, que en los últimos años ha sido protagonista de enormes protestas en Brasil que han puesto en juego la gobernabilidad y paralizaron la economía del país, como la huelga del 2018«¡Quien sufrirá las consecuencias será el pueblo!», «¡Petrobras nos está acorralando!«, manifestaron recientemente.A pesar de las críticas y amenazas de huelga por parte de este sector,el ahora ex presidente de Petrobras restó interés a estas acciones, hecho que colmó la paciencia de Jair Bolsonaro,quien había anunciado que «aunque no podía interferir en Petrobras, se reportarían cambios importantes en los próximos días«, por un entendimiento que tiene el resto del directorio con su forma de pensar.

«Sus camiones son demasiado viejos (…) este no es un problema de Petrobras»había expresado Castello Branco durante un evento virtual organizado por un importante banco suizo. El poco tacto para negociar con los gremios le valió finalmente su salida.

El hombre que sustituirá a Castello seráJoaquim Silva e Luna, un militar de reserva de 71 años queformó parte del gabinete de Michel Temer como Ministro de Defensa entre los años 2018-2019.

Silva se desempeñaba como Director General de la Central Hidroeléctrica de Itaipu(Itaipu Binacional, perteneciente a Brasil y Paraguay) y cuenta con un amplio respaldo de Jair Bolsonaro, quien lo elogió recientemente por su notable gestión a lo largo de estos años. El entrante directivo petrolero siempre ha tenido una gran capacidad de negociación con los gremios.

A pesar del anuncio realizado por el mandatario, el nombramiento de Silva aún no ha sido aprobado por la Junta Directiva de Petrobras. Bolsonaro no tiene poder formal para destituir al Presidente de la estatal petrolera y esto debe llevarse a cabo por una votación interna del directorio.

Según Correio do Povo, la decisión recae en el consejo, integrado por miembros designados por el Gobierno Federal, pero que actúan de forma independiente. El consejo se reunirá el martes para discutir la sustitución de Castello Branco. Además, se espera que el resto de los miembros del Consejo de Administración sean reelectos, para que logren cumplir con el resto de su mandato. 

En relación a este tema, Bolsonaro negó las acusaciones de haber interferido en asuntos internos de Petrobras, y afirmó que la reciente medida anunciada por la estatal se mantiene vigente. 

Un día antes de darse a conocer esta medida, el presidente Jair Bolsonaro anunció la eliminación de los impuestos federales sobre los combustibles durante dos meses, a partir del 1ro de marzo.

El mandatario también indicó además que «se estudiará una forma definitiva de eliminar este impuesto». 

Con esta medida, se espera compensar el aumento excesivo a los precios del diésel y la gasolina establecidos desde Petrobras, los cuales consideró «excesivos», en momentos en donde el sector transporte se ha convertido en un sector vital durante la crisis sanitaria. 

El mandatario ha manifestado que los precios de los combustibles podrían ser hasta 15% más baratos, pero que la falta de respuesta de los entes responsables de la calidad del combustible en el país ha generado problemas en el sector. 

También se anunció la eliminación del impuesto al gas de cocina, a partir del 1ro de marzo, un hecho que, según economistas, representa uno de los alivios más importantes para los consumidores en mucho tiempo.

Victoria para Jair Bolsonaro en el congreso

Aliados del presidente de Jair Bolsonaro en Brasil, han logrado hacerse con la presidencia de la cámara de diputados y del senado.

De Derecha Diario

En la tarde del lunes 1ro de febrero, el Congreso brasileño debía renovar las autoridades del Congreso. Bolsonaro había apostado todo por la derrota de la actual dirigencia, que luego de apoyarlo en las reformas económicas de principios de 2019, le soltaron la mano por la crisis del coronavirus y le vienen boicoteando todos sus proyectos desde entonces.

Bolsonaro no cuenta con un partido propio en el Congreso, y había usado al PSL para llegar a la presidencia pero nunca militó en ese partido y se desafilió a fines del 2019.

Esto lo deja sin una bancada de legisladores que respondan a él, y debe negociar cada una de las leyes que envía al Congreso. En estas complejas negociaciones, encontró dos aliados: el diputado Arthur Lira (PP) y el senador Rodrigo Pacheco (DEM), a quienes apoyó públicamente para las presidencias de sus respectivas cámaras, a las que fueron electas ayer por la noche.

Esta es una victoria clave para el Presidente, ya que Rodrigo Maia, el saliente Presidente de la Cámara de Diputados, había estado formando un bloque de anti-bolsonaristas duros para iniciar un impeachment contra Jair Bolsonaro por su supuesto «mal manejo de la pandemia».

Durante su gestión, Maia apoyó en cierta medida la agenda económica liberal del gobierno pero obstruyó el avance de las propuestas del mandatario derechista y de sus aliados de la bancada evangélica en materia de seguridad, reforma judicial, armas, etc.

En la votación de ayer, que culminó a altas horas de la noche, Rodrigo Pacheco recibió 57 votos de 81ganando cómodamente la Presidencia del Senado

En segundo lugar quedó Simone Tebet, con 21 votos, un anti-bolsonarista miembro del MDB, partido del ex presidente Temer.

Pacheco pertenece al partido Demócratas (DEM), de centro, aunque se ha corrido bastante a la centro-derecha en los últimos años. 

Desde el impeachment de la ex presidente Dilma Rousseff, todos los partidos asociados al «Centrao» que habían formado un bloque de gobierno con el PT, con el tiempo fueron dejando de lado las políticas socialdemócratas y hoy en día forman parte de la columna vertebral del anti-petísmo.

Los senadores de DEM (liberalismo – centro) formarán un bloque «oficialista» junto al PP (liberalismo – centroderecha), PSD (socialdemocracia – centro), PSC (democracia cristiana – derecha), PDT (laborismo – centro izquierda), PROS (socialdemocracia – centro izquierda), PL (liberalismo – centro derecha) y Republicanos (conservadurismo – centro derecha).

Sorpresivamente, también dieron su voto los senadores del PT de Lula, especialmente porque están enemistados con el partido que representa Tebet, el MDB, ya que sienten que éstos traicionaron a Rousseff en 2016.

Brasil tiene prisa. La votación de reformas, como la reforma tributaria y administrativa, deberán ser discutidas con urgencia, pero sin atropellos”, aseguró en su discurso triunfante el nuevo Presidente Pro-Tempore del Senado brasileño, indicando que apoyará los proyectos de ley enviados por el ministro Paulo Guedes.

Por su parte, Arthur Lira obtuvo 302 votosconsagrándose como el nuevo Presidente de la Cámara de Diputados, y formando un bloque pro-bolsonaro con legisladores del PP (liberalismo – centroderecha), PL (liberalismo – centro derecha), PSD (socialdemocracia – centro), Republicanos (conservadurismo – centro derecha), Avante (laborismo – centro), PROS (socialdemocracia – centro izquierda), Patriota (conservadurismo – derecha), PSC (democracia cristiana – derecha), PTB (conservadurismo – centro derecha), PSL (liberalismo – derecha), y Podemos (socialdemocracia – centro izquierda).

En la oposición, el candidato que Maia quería que sea su sucesor, Baleia Rossi, se había mostrado proclive a dar trámite a un proceso de destitución contra Bolsonaro, pero apenas consiguió 145 sufragios de entre los alrededor de 500 diputados que participaron en la votación.

El Presidente de Diputados es quien tiene el poder unilateral de aceptar las presentaciones de impeachment de los partidos o rechazarlas de cuajo. Con Lira en la presidencia, si se mantiene esta alianza con Bolsonaro, el presidente de la Nación estará blindado de cualquier operación que quiera impulsar la oposición.

Lira, de 51 años, abogado y empresario, está actualmente en su tercer mandato como diputado federal. Antes de llegar a Brasilia, fue diputado regional en Alagoas y concejal de Macéio, capital de ese Estado brasileño situado en el nordeste del país.

Es uno de los líderes del influyente bloque de partidos que en Brasil se denomina «Centrao». En su primer discurso como jefe de los diputados, Lira se comprometió a avanzar en la agenda de reformas, en particular una tributaria y otra administrativa, que llevan meses paralizadas en el Congreso, y a establecer una serie de proyectos prioritarios que serán debatidos con «transparencia» por los tres poderes del Estado.

Asimismo, aseguró que su mandato estará marcado por la «neutralidad» y como Bolsonaro, defiende la vacunación voluntaria en Brasil, uno de los temas que más se discute en la sociedad brasileña en estos momentos.

Lira se había estado preparando para ser candidato a Alcalde de su ciudad natal, Alagoas, pero en abril de 2020, Bolsonaro mantuvo una serie de reuniones con varios de los diputados del «Centrao» y logró construir una nueva base parlamentaria en el Congreso.

Fue en ese momento que Lira, sabiendo que contaría con el importante apoyo de Bolsonaro, lanzó su candidatura como Presidente de la Cámara, y prometió ayudar al gobierno a pasar las reformas de Paulo Guedes.

Uno de los mayores perdedores de este proceso fueron los liberales anti-bolsonaristas, miembros del Movimiento Brasil Libre (MBL).

El MBL apoyó con creces la candidatura de Bolsonaro en 2018, lo cual llevó al movimiento político a convertirse en uno de los más populares de Brasil. Gracias a la elección que hizo Bolsonaro, muchos de los legisladores liberales que habían apoyado su candidatura también fueron electos por primera vez en sus vidas, luego de muchos intentos frustrados en el pasado.

Esto incluye a figuras como Kim Kataguiri (DEM) y Arthur Do Val (Patriotas), que militaron activamente por la elección de Bolsonaro y entraron a los órganos legislativos de Brasil, pero rápidamente cambiaron su postura y comenzaron fuertes campañas de difamación contra el Presidente.

Estos grupos le aplican el liberalómetro a Bolsonaro constantemente, y mantienen una extraña agenda, donde apoyan las políticas económicas liberales del Presidente pero votan en contra cuando estas llegan a sus despachos.

Kim Kataguiri lanzó a último momento del día de ayer su propia candidatura para la Presidencia de Diputados, asegurando que tendría el amplio apoyo de su partido. Sin embargo, a la hora de la votación, obtuvo solamente 2 votos, uno de ellos el suyo.

Horas antes dijo en redes que se «preparen para su discurso«, pero este terminó siendo aburrido, poco claro y se basó en absurdas difamaciones contra Jair Bolsonaro. Finalmente, hizo el ridículo y tuvo que justificarse: «era una candidatura en protesta«.

Bolsonaro garantiza reformas y privatizaciones a inversionistas

De EFE

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, envió este martes un optimista mensaje a inversores extranjeros, al garantizar que su Gobierno retomará este año la agenda de reformas y privatizaciones y avanzará en la vacunación contra la covid-19.

El mandatario participó en una videconferencia organizada por el banco Credit Suisse y se comprometió para 2021 con la recuperación de una plena austeridad fiscal, tras los gastos extraordinarios que el año pasado demandó el combate a la pandemia de coronavirus.

Concejal de Brasil adquiere armas por navidad

El joven concejal de Brasil, Nikolas Ferreira, quien ha sido el segundo más votado de la historia del país, agradeció públicamente al presidente de la nación, Jair Bolsonaro, por haber desregularizado el mercado de armas y presumió en redes sociales el rifle que adquirió por navidad.

Es importante destacar que, desde la asunción del poder por parte de la derecha en Brasil y con todas las políticas en materia de seguridad que se han impulsado, la criminalidad ha caído de manera notable.

Brasil elimina aranceles de pistolas

El gobierno de Brasil, dirigido por Jair Bolsonaro, está en el centro de una nueva polémica, tras haber anunciado, a través de sus redes sociales, la reducción de los impuestos arancelarios del 20% al 0% a las pistolas y revólveres.

La medida entrará se hará efectiva el primero de enero del año 2021.

A juicio del gobierno de Brasil, esta iniciativa facilitará el derecho a la legítima defensa de los brasileros y flexibilizará el acceso de los ciudadanos a las armas para este fin. Se estima que solo alrededor de un 8% de la ciudadanía del país sudamericano está armada.

Brasil recuperado de la crisis

La pandemia originada en Wuhan, China, tuvo implicaciones mas allá de los sistemas de salud. A nivel mundial, la mayoría de las economías sufrieron contracciones fuertes, en algunos casos de hasta doble dígitos. El debate durante estos meses giró en torno a si se debía cerrar la economía para evitar la propagación del coronavirus y el colapso de los hospitales o si se le debía permitir al virus seguir su rumbo y no poner en riesgo los negocios, salarios y otros aspectos de los ciudadanos.

Brasil, gobernada por Jair Bolsonaro, optó por la opción de la libertad, otorgándole a los individuos la capacidad de decidir como iban a afrontar esta pandemia. En el país sudamericano no se impusieron medidas de confinamiento, ni uso de mascarillas obligatorios, de hecho, el primer mandatario brasilero ha expuesto públicamente su rechazo a estas políticas.

Las cifras, a nivel económico, ya están arrojando unos resultados favorables para Brasil que, a diferencia de otros países como España, ya se han recuperado en algunas áreas, alcanzando y superando niveles que tenían antes de la crisis global provocado por el virus.

En la gráfica se observan los niveles de ingresos y de créditos en la economía brasilera, tomando como base el inicio del año en curso.