Más de 700 detenidos en nuevas protestas en Irán por la muerte de Mahsa Amini

Al menos 739 personas han sido detenidos en Irán durante las protestas por la muerte de Mahsa Amini, detenida en Teherán por no llevar bien puesto el velo.

Según un balance policial, se han «arrestado y detenido a 739 alborotadores, incluidas 60 mujeres», explicó el jefe de la Policía iraní en la provincia de Gilan, Asisiolá Maleki, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias oficial iraní.

Además de las detenciones, se han incautado armas, munición y explosivos, ha indicado Maleki, que ha responsabilizado a los detenidos de las heridas sufridas por más de un centenar de policías y de los daños en instalaciones públicas.

«No es aceptable amenazar la seguridad de la provincia de Gilan», ha advertido Maleki, que ha prometido «mano dura» de las fuerzas de seguridad.

Suben a 35 los muertos en las protestas de Irán

La televisión estatal iraní elevó a 35 los muertos en las protestas que sacuden el país desde hace ocho días por el caso de Mahsa Amini, que murió tras ser detenida por no llevar bien puesto el velo, prenda obligatoria en el país persa.

Sin embargo, organizaciones no gubernamentales aseguran que la cifra de fallecidos es muy superior a la dicha por el medio estatal. Esta idea cobra fuerza por el hecho de que las autoridades iraníes han impuesto restricciones sobre la internet desde el pasado miércoles, haciendo difícil seguir lo ocurrido en las protestas del país.

Con las redes móviles cortadas desde la tarde hasta por la mañana desde entonces, es difícil seguir las manifestantes, dado que los periodistas y activistas se les dificulta usar las redes sociales para compartir fotos, vídeos e informaciones acerca de qué está ocurriendo.

En este marco, el Gobierno iraní también afirma haber frustrado varios intentos de atentado con bombas durante las protestas

El Servicio de Inteligencia de Irán ha informado de que ha frustrado varios intentos de atentado con bombas contra las protestas que sacuden el país.

Según un informe de Inteligencia publicado el día de hoy por la agencia de noticias Mehr, los ataques habían sido planeados por simpatizantes de la antigua monarquía y milicianos en la ciudad de Tabriz, en el noroeste del país.

El Ejército de Irán advierte a quienes protestan que hará frente a los «conspiradores»

El Ejército de Irán ha advertido este viernes a quienes se han echado a las calles en los últimos días tras la muerte en dependencias policiales de Mahsa Amini, una joven de 22 años que fue detenida por llevar mal el velo, de que están preparados «para hacer frente a las conspiraciones de los enemigos».

Un comunicado del Ejército, del que informa la agencia ISNA, advirtió lo siguiente: «No permitiremos que los enemigos abusen de esta situación. Condenamos enérgicamente cualquier destrucción de los bienes públicos y los disturbios sobre la seguridad del pueblo y del país y los ataques a los guardias de seguridad».

 En esa línea se ha manifestado el Ministerio de Información, que, debido a la proliferación «de movimientos contrarrevolucionarios en los incidentes reciente», ha justificado que serán perseguidas las «reuniones ilegales».

 Estas advertencias se dan un día después de que el presidente del Tribunal Supremo de Irán, Gholam Hossein Mohseni Ejei, pidiera a las fuerzas de seguridad de la nación persa que respondieran con dureza a las protestas que desde el pasado fin de semana se vienen dando en varios puntos del país.

Sube a 17 el balance de muertos en manifestaciones en Irán

Diecisiete personas han muerto en Irán desde que, hace siete días, empezaron las manifestaciones de protesta por la muerte de una mujer que había estado detenida por la policía de la moral, según un balance difundido por la televisión estatal en la mañana de hoy.

«Diecisiete personas, incluyendo manifestantes y policías, perdieron la vida en los acontecimientos de los últimos días», anunció el canal, sin aportar más detalles.

Un recuento oficial anterior daba cuenta de siete manifestantes y cuatro miembros de las fuerzas de seguridad muertos.

Tres paramilitares «movilizados para hacer frente a los alborotadores» en Tabriz (noroeste), Qazvin (centro) y Mashhad (noreste) fueron abatidos el miércoles a puñaladas o a balazos, informaron agencias de prensa iraníes.

Un miembro de las fuerzas de seguridad también murió el martes durante las protestas en Shiraz (centro), según la misma fuente.

Los funcionarios iraníes negaron toda implicación de las fuerzas de seguridad en la muerte de los manifestantes, pero las imágenes de represión que han rondado en las redes demuestran lo contrario.

EEUU “tomará medidas» para responsabilizar a Irán por el ciberataque a Albania

El Consejo de Seguridad de Estados Unidos (NSC) ha avisado que “tomará medidas” para responsabilizar a Irán por el ciberataque lanzado contra Albania el pasado mes de julio.

El país ya ha provocado la ruptura de relaciones diplomáticas entre Albania e Irán por considerar que las acciones supuestamente dirigidas desde Teherán amenazan la seguridad de un aliado, según señala Adrienne Watson, el portavoz de la NSC, en un comunicado recogido por la Casa Blanca.

Ante ello, Albania ordenó a todos los diplomáticos iraníes que abandonen el país en 24 horas.

Watson detalla que EEUU ha estado trabajando con Albania para determinar los orígenes del ciberataque que sufrió en meses pasados, destruyendo datos y causando la pirateo y filtración de documentos e información, concluyendo que Irán es responsable de haber llevado a cabo la acción, calificándola como “imprudente e irresponsable”.

Maduro designó como embajador en Teherán a un compañero de uno de los tripulantes del avión iranía retenido en Argentina

De Alt Media

La dictadura de Nicolás Maduro designó como embajador en Irán a un militar que fue compañero de uno de los tripulantes del avión iraní retenido en Buenos Aires en junio.

Así lo muestra un documento presentado la semana pasada por la secretaría de la Asamblea Nacional, para que José Rafael Silva Aponte sea designado en la sede diplomática en Teherán, informa Infobae.

Silva Aponte es un militar de larga trayectoria que participó en el intento de golpe de Estado de 1992 contra Carlos Andrés Pérez, liderado por el fallecido caudillo Hugo Chávez.

Entre 2017 y 2018 fue comandante de la base aérea El Libertador en Palo Negro, Aragua. Es allí donde se encuentra la base de operaciones de Emtrasur, la compañía estatal venezolana filial de carga de la aerolínea Conviasa, envuelta en la polémica del avión retenido en Buenos Aires desde inicios de junio.

Ambas empresas están sancionadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, por presunta colaboración logística para organizaciones terroristas. La nave ahora forma parte de una investigación judicial luego que su tripulación de 19 personas, que incluía cinco nacionales iraníes, levantara sospechas.

En julio de 2020, Silva Aponte fue designado como comandante general de la Aviación Militar. También ha ocupado el cargo de comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral Los Llanos y de director de la Dirección de Apresto Operacional del Estado Mayor General de la Aviación Militar.

Además, fue ayudante militar de Hugo Chávez. En Twitter, Silva se define como “Paladín del Espacio Soberano”.

Las investigaciones sobre el avión continúan por posibles vínculos con el terrorismo internacional. Este martes, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) solicitó a la Justicia argentina que no permita salir del país a los tripulantes. La presentación de la asociación israelita se realizó después de que el juez, Federico Villena, que analiza el caso, diera la orden de liberar la carga de la aeronave este lunes.