Perú: surgen partidos alusivos a Bukele, el presidente de El Salvador

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) de Perú ha aceptado el registro de tres partidos alusivos al presidente de El Salvador, Nayib Bukele, según informó el diario limeño El Comercio.

Cane señalar que, aunque en el país andino está prohibido que las agrupaciones políticas hagan mención directa o expresa a una persona natural, sí están permitidos los acrónimos.

El medio accedió al registro de solicitudes de formulario y reserva de denominación del JNE desde diciembre del 2019 hasta abril del 2024, en el que halló a los tres grupos declarados procedentes.

Se trata de Bien Unidos Ke Los Emprende – Bukele; Partido Bukele – Bandera de Unidad y Kambio por la Educación y la Libertad Económica; y Movimiento Bukelista del Perú. Sin embargo, los nombres de cinco agrupaciones fueron rechazados.

De cara a las próximas elecciones generales, previstas para 2026, estos nuevos partidos todavía deben cumplir una serie de requisitos para la inscripción definitiva.

Esto ocurre en un marco donde el popular mandatario centroamericano ha ganado adeptos en casi todo el continente y Perú ha sido una de las naciones con más interacciones, en medio de un alza de la inseguridad ciudadana.

Tan solo en febrero pasado, el ministro de Justicia y de Derechos Humanos de Perú, Eduardo Arana, recorrió un penal de máxima seguridad salvadoreño y luego el Gobierno reconoció que «es posible» importar esa experiencia.

Bukele responde a un tuit sobre alta tasa de encarcelamiento en El Salvador

Este martes, la organización «Creepy.org» llamó al Centro de Confinamiento del Terrorismo (CECOT), usada en El Salvador para meter a miembros de peligrosos carteles, como la prisión que tiene la tasa de encarcelamiento más alta del mundo

De hecho, publicó la imagen de un gran número de pandilleros encarcelados acompañada del siguiente mensaje: «Un país que alguna vez fue conocido por tener la tasa de asesinatos más alta del mundo, ahora tiene la tasa de encarcelamiento más alta del mundo».

Ante esto, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha respondido en la red social X, citando la publicación hecha por la organización, que afirmó que el país latinoamericano «tiene la tasa de encarcelamiento más alta del mundo», explicando los hechos expuestos como si fuera un simple problema matemático.

«Vale, veamos: la tasa de homicidios más alta del mundo = la mayor cantidad de asesinos en las calles del mundo», describió la situación que vivía El Salvador antes de que empezara su «guerra contra las pandillas».

«¿Solución? Mételos a todos en la cárcel para que no puedan matar más. Resultado: La tasa de encarcelamiento más alta del mundo [se traduce en] el país más seguro del hemisferio occidental», añadió y concluyó con un contundente mensaje: «No es ciencia espacial».

En este marco, es necesario recordar que Bukele, quien ganó recientemente las elecciones, es el presidente con mayor tasa de aprobación en la región y eso se lo ganó precisamente por lograr disminuir casi por completo la tasa de delincuencia y homicidios en el país.

A principios de enero, las autoridades de El Salvador aseguraron que en 2023 los asesinatos en el país cayeron casi en un 70%, respecto a 2022. De acuerdo con el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Gustavo Villatoro, el año pasado se registraron 154 homicidios, frente a los 495 contabilizados en 2022.

Eso implica que la tasa de homicidios en 2023 fue de 2,4 por cada 100.000 habitantes, mientras que el promedio diario fue de 0,4 casos. Según el funcionario, de los 154 casos, 146 (94,8 %) han sido resueltos.

Respecto a estos datos, la Policía Nacional Civil (PNC) señaló que 2023 fue «el año más seguro en la historia de El Salvador». De igual forma, Nayib Bukele celebró que «El Salvador es oficialmente el país más seguro de toda Latinoamérica».

Ilhan Omar juega contra los intereses de Estados Unidos

En una reciente carta congresal encabezada por la representante Ilhan Omar, y respaldada por 13 demócratas progresistas, se cuestionó la legitimidad de las próximas elecciones en El Salvador, alegando prácticas no democráticas. Este movimiento destaca la postura controvertida de Omar, especialmente teniendo en cuenta su compromiso vocal reciente con los intereses de Somalia.

Nayib Bukele, presidente de El Salvador, busca constitucionalmente otro mandato y goza de una popularidad sin precedentes entre sus electores, con una asombrosa tasa de aprobación del 92 por ciento. La firme postura de Bukele contra el crimen, crucial en una región asolada por violentos cárteles de drogas, ha contribuido significativamente a su amplio respaldo.

Bukele, de ascendencia palestina con ramas familiares tanto cristianas como musulmanas, ha mantenido relaciones diplomáticas tanto con Israel como con la Autoridad Palestina, demostrando su compromiso con los intereses de su país. Es notable que, cuando ocurrieron los ataques del 7 de octubre, tuiteó en X para condenar a Hamás, comparando al grupo islamista con terroristas de MS13 en El Salvador.

En contraste, Ilhan Omar, nacida en Somalia y representando los intereses de Somalia en el Congreso de EE. UU., genera preocupaciones sobre posibles conflictos de interés. Sus declaraciones y acciones controvertidas, como referirse a los ataques del 11 de septiembre de manera despectiva como «cuando algunas personas hicieron algo», subrayan sus prioridades aparentemente sesgadas. Las afirmaciones explícitas de Omar sobre salvaguardar los intereses de Somalia dentro del sistema estadounidense a expensas de los contribuyentes de Minnesota plantean dudas sobre su compromiso con sus electores.

En un mundo donde líderes como Nayib Bukele se centran en asegurar sus naciones y fomentar la cooperación internacional, las lealtades de Ilhan Omar hacia un país ajeno al que – supuestamente – debería representar suscitan dudas sobre su compromiso con los valores estadounidenses. Es hora de que los votantes en Minnesota reflexionen sobre si Omar realmente se alinea con los principios que afirma defender y si merece la confianza de las personas a las que representa.

En una reciente alocución pública a una multitud somalí, la representante Ilhan Omar reafirmó su compromiso con salvaguardar los intereses de Somalia, sugiriendo que Estados Unidos no se opondría a las acciones de otras naciones para asegurar las aguas somalíes. Esta postura contradice los intereses estadounidenses más amplios de promover la seguridad, estabilidad y libertad en el este de África, especialmente en el caso de Somalilandia.

Mientras elogia al actual presidente de Somalia, Hassan Sheikh, la indiferencia de Omar ante las preocupaciones de seguridad planteadas por Al-Shabaab, un grupo terrorista vinculado a Al-Qaeda activo en la región, genera interrogantes. Esto contrasta fuertemente con las mejoras notables en la seguridad pública logradas en El Salvador bajo el presidente Bukele.

La actitud desdeñosa de Omar hacia la búsqueda de independencia de Somalilandia, junto con su aparente contradicción al apoyar la libertad palestina mientras ignora la causa de Somalilandia, destaca su enfoque inconsistente para abogar por la libertad. La declaración en Twitter del viceministro de Asuntos Exteriores de Somalilandia, Rhoda Elmi, expuso que los comentarios de Omar estaban trabajando para revivir la peligrosa ideología de la Gran Somalia.

Somalilandia, un cooperador activo en la lucha contra el terrorismo y la piratería en el Golfo de Adén y Berbera, considera que la postura de Omar es éticamente cuestionable e indicativa de lealtades más allá de las fronteras que se supone debe representar. A medida que se escuchan llamados a la deportación, se vuelve crucial examinar si Ilhan Omar puede representar genuinamente los intereses de sus electores, incluidos los judíos. Omar tiene un historial de hostilidad hacia el grupo que a menudo se acusa de promover un esquema de doble lealtad, otro tropo antisemita en relación con Israel. Apoyar a Somalilandia se alinea con el interés estadounidense de fomentar la seguridad, estabilidad y libertad en la región, y las acciones de Omar plantean serias preocupaciones sobre su idoneidad para representar al pueblo de Minnesota.

Bukele se pronuncia luego de declararse ganador de las presidenciales de El Salvador

La oposición en El Salvador ha quedado «pulverizada», declaró Nayib Bukele tras proclamarse ganador de las elecciones presidenciales celebradas el domingo en el país centroamericano, con más del 85% del total de votos.

«Vencimos el bipartidismo que nos tenía sometidos y pasamos la página. Le pusimos fin a la posguerra», indicó el candidato del partido Nuevas Ideas, que con este resultado se convierte en el primer presidente de El Salvador en ser reelegido de forma inmediata en décadas —a pesar de que la constitución no lo permitía—.

«Es el porcentaje más alto de toda la historia, es la diferencia entre el primero y segundo lugar más alta de toda la historia, no solo hemos ganado la Presidencia por segunda vez con más del 85% de los votos, sino que hemos ganado la Asamblea legislativa con 58 de 60 diputados», afirmó el mandatario.

En este marco, Bukele reafirmó su compromiso con la seguridad, afirmando que El Salvador está a punto de «ganar la guerra contra las pandillas».

Igualmente, resaltó los resultados positivos de su mandato: «Pasamos de ser el país más inseguro del mundo a ser el país más seguro de todo el hemisferio occidental».

Asimismo, el mandatario señaló que solo pide «respeto» a los países y socios internacionales: «Queremos ser sus amigos, sus aliados y socios, lo que no vamos a ser es lacayos. Y no es simplemente porque tenemos ese derecho, que lo tenemos, sino también porque nosotros ya probamos sus recetas durante 50 años y nunca funcionaron», indicó.

Según los resultados preliminares del Tribunal Supremo Electoral de El Salvador, el actual mandatario, del partido Nuevas Ideas, obtuvo una aplastante mayoría de los votos y ha superado por mucho a sus rivales del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Manuel Flores y Joel Sánchez.

Antes de difundirse estos resultados preliminares, Bukele afirmó que ha ganado las elecciones presidenciales con más de 85 % de los votos. «De acuerdo a nuestros números, hemos ganado la elección presidencial con más del 85 % de los votos y un mínimo de 58 de 60 diputados de la Asamblea. El récord en toda la historia democrática del mundo», escribió el mandatario en sus redes sociales.

Cierran los colegios electorales en los comicios presidenciales de El Salvador

Los colegios electorales han empezado a cerrar sus puertas a las 17:00 (hora local) de este domingo en El Salvador, donde se han celebrado los comicios presidenciales.

Unos 6,2 millones de salvadoreños estaban llamados a las urnas para elegir a su próximo presidente, que ocupará el cargo hasta 2029.

Cabe señalar que en la contienda han participado seis candidatos: el actual presidente Nayib Bukele (Nuevas Ideas), que busca la reelección; Joel Sánchez (Alianza Republicana Nacionalista); Luis Parada (Nuestro Tiempo); Manuel Flores (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional); Javier Renderos (Fuerza Solidaria); y Marina Murillo (Fraternidad Patriota Salvadoreña).

Además, en esta jornada también se ha votado por diputados de la Asamblea Legislativa (Parlamento salvadoreño). Por primera vez, se han elegido solo 60 asambleístas en lugar de 84, debido a la reducción aprobada el pasado mes de junio.

Cabe señalar que durante los comicios estaba prohibido consumir o vender alcohol, portar cualquier tipo de arma en el momento de emitir el voto o llevar a cabo propaganda del tipo de, por ejemplo, mostrar símbolos que inciten a votar por algún partido político concreto.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) prevé tener los resultados preliminares de las elecciones presidenciales y legislativas antes de la medianoche de este domingo, explicó Noel Orellana, magistrado del organismo.

Poco antes del cierre de las urnas, Nayib Bukele se pronunció sobre el proceso electoral, afirmando que todo el mundo puede presenciar como «la gente está votando en democracia».

«Ustedes ven que no hay dictadura, que la gente está votando en democracia, ven que la gente no está oprimida y le preguntan y dicen: ‘Estoy feliz'», expresó.

Además, aseguró que ahora El Salvador es un país seguro, en el que la gente se ha trasladado con total tranquilidad a los centros de sufragio.

«El Salvador tenía un cáncer, el 85 % del territorio nacional estaba controlado por pandillas; pero realizamos una cirugía y vamos a salir sanos, sin el cáncer de las pandillas», manifestó.

Bukele responde a la diputada de EE. UU. que pide medidas por «amenazas a la democracia en El Salvador»

Ilhan Omar, miembro de la Cámara de Representantes de EE. UU., ha liderado a un grupo de miembros del Congreso en el envío de una carta al secretario de Estado, Antony Blinken, en la que se pide a la Administración Biden abordar las «amenazas actuales a la democracia y los derechos humanos» en El Salvador.

Cabe señalar que esto sucede antes de las elecciones presidenciales que se celebrarán en el país centroamericano el 4 de febrero, según un comunicado difundido este miércoles en su cuenta oficial de la red social X.

«La carta alerta sobre la reciente declaración del estado de emergencia por parte del presidente Nayib Bukele, las detenciones y encarcelamientos ilegales, el acoso a los opositores políticos, las restricciones a la libertad de prensa y otras acciones autoritarias», reza el texto.

En este sentido, señala que esto se produce en medio de la creciente preocupación de que Bukele esté acumulando poder e instaurando un «régimen autoritario» en el país centroamericano.

«Durante su primer mandato, el presidente Bukele también ha supervisado el acoso militarizado de la legislatura, una erosión significativa de la independencia judicial y la criminalización ‘de facto’ de la sociedad civil», escribieron los diputados.

En consecuencia, han instado al Departamento de Estado a revisar su relación con El Salvador y a utilizar la influencia diplomática de Washington para «defender los valores democráticos».

Ante esto, Bukele ha respondido en la red de «X», citando el mensaje de Omar, que se siente honrado «de recibir sus ataques pocos días antes de nuestra elección. Estaría muy preocupado si tuviéramos su apoyo. Gracias».

Posteriormente, Bukele afirmó que considera que EE.UU. debería tener comicios «libres y justos».

Por su parte, Milena Mayorga, actual embajadora de El Salvador en Estados Unidos, ha solicitado a la política de origen somalí que no se involucre ni interfiera en las elecciones de un país soberano.

Perú: Juez supremo pide copiar el modelo de Bukele y el premier responde que «se podría» evaluar

El presidente del Poder Judicial de Perú, Javier Arévalo Vela, abogó por implementar medidas de seguridad que se han aplicado en otros países, mencionando puntualmente a El Salvador, donde el mandatario Nayib Bukele ha emprendido una guerra frontal contra las pandillas.

En este sentido, Arévalo expresó este lunes que «Hay países que están teniendo éxito en la lucha contra la criminalidad. Un ejemplo de ellos es El Salvador.»

Así, preguntó en manera reflexiva que «¿por qué no podemos tomar algo de sus experiencias para ver cómo las adaptamos a la experiencia peruana?».

Tras esas declaraciones, la prensa consultó este martes la opinión del titular del Consejo de Ministros de Perú, Alberto Otárola, mano derecha de Dina Boluarte —presidente de Perú—, quien destacó los logros de la gestión de Bukele en seguridad.

«El Salvador es el país que menos delincuencia tiene en América Latina y esa es una realidad», dijo. «Yo creo que la lucha contra las pandillas organizadas ha sido eficiente. Hay algunas atingencias de algunas organizaciones internacionales, pero a nosotros nos preocupa la agenda del Perú, fundamentalmente», remarcó Otárola.

Inmediatamente un periodista le preguntó si era posible evaluar la aplicación de algunos métodos que se realizan en El Salvador y respondió que «Se podría, ciertamente se podría».

Blinken plantea a la ministra de Exteriores de El Salvador la defensa de los Derechos Humanos

Este lunes se han reunido el secretario del Departamento de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y la ministra de Exteriores de El Salvador, Alexandra Hill, a quien se le ha planteado la defensa de los Derechos Humanos en el país centroamericano.

Es necesario recordar que esto ocurre en un contexto donde El Salvador es foco de críticas desde la comunidad internacional por la ofensiva del Gobierno de Nayib Bukele contra las pandillas.

En este contexto, el portavoz de Blinken, Matthew Miller, ha indicado que en la reunión han abordado una serie de temas «clave» en la relación bilateral entre ambos países «y una variedad de temas regionales», que incluyen «la buena gobernanza, los Derechos Humanos, la prosperidad económica inclusiva y el manejo de la migración».

Blinken ha indicado que «El Salvador sigue siendo un socio importante en el avance de estos objetivos regionales». Por su parte, Hill ha destacado «los históricos logros» en cuanto a «seguridad nacional, lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado y la disminución de la migración irregular».

La ministra salvadoreña ha remarcado que «El Salvador ahora es reconocido internacionalmente, con cifras verificables, como el país más seguro de América Latina», puesto que «la violencia, la extorsión, la criminalidad son ahora cosas del pasado».

Cabe destacar que El Gobierno salvadoreño decretó en marzo del año pasado el estado de excepción tras una sucesión de jornadas violentas en el país. Desde entonces ha sido prorrogado en sucesivas ocasiones y ha facilitado la detención de más de 66.000 presuntos pandilleros. Una medida que, si bien ha valorado la población, pues ha recibido denuncias por violaciones de DD. HH.

Bukele cerca un departamento de El Salvador con 8.000 agentes

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ordenó cercar con un total de 8.000 funcionarios de seguridad el departamento de Cabañas, en la zona central del país, como parte de su política de guerra contra pandillas que, según el mandatario, ha expulsado a los criminales a lugares donde se encuentran «fuera de su hábitat natural».

La orden fue anunciada por Bukele el lunes en la noche después de que identificaron que en esa región del país se esconden «varios grupos de pandilleros» que han huido de los «grandes centros urbanos» hacia las zonas rurales, debido a la persecución que ejercen las autoridades.

«Estas últimas semanas, hemos identificado varios grupos de pandilleros que se esconden en el departamento de Cabañas, por lo que decidimos cercarlo completamente. 8.000 hombres, entre policía y ejército, han acordonado más de 1.000 kilómetros cuadrados», dijo Bukele.

Igualmente agregó que la labor de los funcionarios «será evitar la salida de pandilleros» de la demarcación y «cortar todas las líneas de suministro de los grupos terroristas».

En este sentido, Bukele afirmó que «ningún pandillero podrá salir» mientras los efectivos de la fuerza pública mantengan el cerco en el departamento de Cabañas, pues estos «equipos de extracción» se encargarán «de sacarlos de sus escondites».

Además, detalló que la fuerza pública que opera en el sitio está integrada por 7.000 soldados y 1.000 policías.

«Este masivo cerco garantiza aún más la seguridad de la zona y no lo levantaremos hasta dar con todos los delincuentes (…) La población honrada, visitantes y turistas no tienen nada que temer. La seguridad está garantizada», expresó el mandatario mostrando fotos y un video del despliegue de seguridad.

Bukele proyectará una función abierta al público de la película Sound of Freedom, sobre el combate a las redes de pedofilia

De Derecha Diario

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, proyectará una función especial para difundir la película ‘Sound Of Freedom’ este 28 de julio, con el objetivo de “generar conciencia y proteger a los niños”.

El presidente Nayib Bukele anunció en sus redes sociales que proyectará una función especial para difundir la película Sound Of Freedom este 28 de julio por la noche en el Teatro Presidente en San Salvador.

La entrada será libre y se tratará de acomodar la mayor cantidad de personas posibles, y estará bajo la coordinación del Ministerio de Cultura, encabezado por Mariemm Eunice Pleitez Quiñónez, quien aseguró que el objetivo es generar conciencia en torno a la problemática que impacta fuertemente en El Salvador sobre las redes de trata de niños.

De esta manera, Bukele sigue los pasos del ex presidente Donald Trump, quien proyectó la película abierta al público en su club de campo Bedminster, en Nueva Jersey, la semana pasada.

La película cuenta la historia de Tim Ballard,un famoso ex agente federal del gobierno de los Estados Unidos quien renunció a su trabajo en el Departamento de Seguridad Nacional para dedicarse a rescatar a niños de redes de trata.

Tras la operación de rescate que es retratada en la película, donde Ballard salvó a un grupo de 50 niños de traficantes sexuales en Colombia, el estadounidense se hizo famoso por denunciar la connivencia del gobierno norteamericano con varias de las redes de pedofilia más grandes del mundo.

Posteriormente, fundó la organización benéfica que lucha contra el tráfico sexual Operation Underground Railroad (OUR), una de las más importantes del mundo, y ha sido parte de operaciones encubiertas que llevaron al rescate de miles de niños en todo el mundo.

La película de Angel Studios, producida por el actor mexicano y activista de derecha Eduardo Verástegui, ha generado hasta ahora más US$ 100 millones de dólares en taquilla de los Estados Unidos, el único país donde ha sido publicada hasta el momento.

Irónicamente, la película fue producida por 21st Century Fox, pero fue vendida por Disney cuando adquirió la compañía. La empresa del ratón se negó a publicar el film, y prácticamente le regaló a Angel Studios los derechos de distribución por menos de US$ 5 millones de dólares. Hoy, la película lidera la taquilla por encima de grandes estrenos de Disney como Indiana Jones 5 o Elemental.

Aunque no es particularmente partidista, la película ha generado un interés considerable en la derecha, ya que pone foco en una de las problemáticas que más le preocupa a la derecha, como el tráfico sexual de niños y las redes de pedofilia.

Se espera que la película sea estrenada internacionalmente el próximo 31 de agosto, aunque la distribución no será generalizada y estará en manos de cada cine llevarla a sus salas. En Argentina, Cinemark Hoyts confirmó que adquirieron los derechos de distribución.