Lula da Silva dice que no hay una dictadura en Nicaragua

«¿Por qué Ángela Merkel puede estar 16 años en el poder y Daniel Ortega no?,» fue el cuestionamiento del expresidente de Brasil, Luis Ignacio Lula da Silva en una entrevista para un medio español.

Ante esto, la entrevistadora le aseguró al exmandatario que la canciller alemana no encarcela a sus opositores, a lo cual Da Silva contesto, «No puedo juzgar lo que pasó en Nicaragua. A mi me metieron preso en Brasil. Me quedé 580 días en la cárcel para que Bolsonaro pudiera ser el elegido».

Sin embargo, el expresidente no mencionó las diversas acusaciones de corrupción que existen en su contra y que fueron ratificados por varias cortes del país.

Prohíben entrada de Daniel Ortega y su régimen a los Estados Unidos

A pocos días de haberse llevado a cabo un proceso electoral fraudulento en Nicaragua y a medida que la represión contra los opositores de ese país aumenta, la administración de los Estados Unidos ha anunciado la prohibición de entrada a su territorio a los Daniel Ortega y su régimen.

El comunicado titulado ‘una proclamación para suspender la entrada como inmigrantes y no inmigrantes a las personas responsables por las políticas y acciones que amenazan la democracia en Nicaragua’, se establece que Daniel Ortega, Rosario Murillo y otros miembros señalados de su gabinete no podrán entrar a territorio norteamericano bajo ninguna circunstancia.

De acuerdo al documento, la decisión atiende al «interés de los Estados Unidos» en su búsqueda por la restitución de la democracia en la nación central.

Junto al ejecutivo nacional, diputados, alcaldes, gobernadores e incluso jueces que hayan sido partícipes del fraude electoral y de la violación a los Derechos Humanos, también se verían afectados por esta medida, así como sus familiares e incluso individuos privados que facilitaron los abusos.

Esta política no afectaría a quienes ya se encuentran en territorio estadounidense con una residencia permanente, o que posea alguna protección especial que incluye un asilo político aprobado, una protección contra la tortura, entre otras figuras.

Pedro Castillo no reconoce resultados de elecciones en Nicaragua

En lo que es una movida bastante llamativa por aprte del gobierno peruano, el presidente Pedro Castillo ha emitido unas delcaraciones en contra de las elecciones presidenciales que se realizaron el pasado fin de semana en Nicaragua.

A pesar de su afinidad política, Castillo afirmó que los comicios “no cumplen los criterios mínimos de elecciones libres, justas y transparentes que establece la Carta Democrática Interamericana, vulneran su credibilidad, la democracia y el Estado de Derecho y merecen el rechazo de la comunidad internacional.

Las declaraciones toman de sorpresa a muchos, y algunos analistas han afirmado que parte de esto se debe a la inestabilidad política que se vive en Perú, lo cual está forzando al ejecutivo nacional a ser más moderado en su retórica.

Daniel Ortega se alza con la victoria en elecciones presidenciales fraudulentas

El pasado domingo se llevaron a cabo las elecciones presidenciales en Nicaragua.

Como era de esperarse, el tirano Daniel Ortega, logró alzarse con una amplia victoria en este proceso electoral y así afianzar el poder en la nación.

Ortega logró aglutinar el 74.99% de los votos en unos comicios que estuvieron llenos de denuncias e irregularidades debido al encarcelamiento de los principales siete contendores del exguerrillero, así como la eliminación de tres partidos políticos de oposición.

En un comunicado, La Casa Blanca calificó el proceso electoral como una “pantomima” afirmando que dichas elecciones no fueron “libres, justas ni democráticas”.

Igualmente, la administración de los Estados Unidos se comprometió a tomar medidas “diplomáticas y económicas” contra la tiranía nicaragüense hasta que se logre restaurar la democracia en el país.

Senadores de EE. UU. piden no reconocer las elecciones de Nicaragua y sancionar a Ortega

De NTN24

Una quincena de senadores demócratas y republicanos de Estados Unidos pidió este viernes al gobierno de Joe Biden sancionar al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, por la masiva represión de opositores previo a las elecciones de noviembre en que busca un cuarto mandato consecutivo.

En una carta al secretario de Estado, Antony Blinken, los legisladores urgieron al Ejecutivo a aplicar contra Ortega el arsenal de medidas punitivas previstas en la Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Nicaragua de 2018, conocida como NICA Act, y el proyecto de ley RENACER, aprobado por el Senado en agosto.

Los senadores instaron al gobierno de Biden a «hacer cumplir plenamente» las disposiciones de la NICA Act, que restringe el acceso de Nicaragua a créditos de organismos multilaterales.

También pidieron considerar ilegítimos los próximos comicios, así como evaluar la suspensión de Nicaragua de la Organización de Estados Americanos (OEA) y revisar la participación de Nicaragua en el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (CAFTA-DR, por sus siglas en inglés).

Entre los firmantes de la carta están Dick Durbin, el demócrata número dos de la Cámara Alta, y Bob Menéndez, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, además de los republicanos Ted Cruz, Marco Rubio y Rick Scott, entre otros.

En la misiva, los senadores señalaron que desde mayo el gobierno de Ortega ha acosado y encarcelado a más de 150 líderes de la oposición, incluyendo cinco candidatos presidenciales.

Denunciaron además que la Asamblea Nacional controlada por Ortega haya legalizado la detención arbitaria, la restricción de la libertad de expresión y el trabajo de las oenegés defensoras de los derechos humanos. Y cuestionaron que se esté ratificando un nuevo acuerdo con Rusia «para censurar el uso del internet».

Cerca de una treintena de funcionarios y familiares del presidente Ortega, entre ellos su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo, fueron sancionadas en los últimos tres años por Estados Unidos en el marco de la Ley Magnisky, que persigue a los extranjeros señalados de corrupción y violación a derechos humanos.

Información AFP

Jóvenes advierten sobre el avance de los regímenes dictatoriales en la región

La organización Youth and Democracy in the Americas realizó su IV foro en la Universidad Internacional de la Florida en donde reunieron a un grupo de jóvenes y expertos de distintos países de la región para explicar el avance de las dictaduras, así como el deterioro de las democracias a propósito de la pandemia global que se vive actualmente.

Las palabras de apertura estuvieron a cargo de la presidente de la Organización, Cecilia Navas, quien agradeció a los panelistas y asistentes al evento y recordó la importancia de hacer un trabajo conjunto para que el continente americano no siga cayendo bajo los abusos de regímenes totalitarios.

Las delegaciones de Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua, estuvieron representadas por Felix Llerena, Marcos Velazco, Adrián Rico y Carlos Paredes, respectivamente.

Llerena enfatizó que los regímenes totalitarios en América Latina son «una mafia criminal y organizada» por lo cual los mecanismos de lucha para removerlos del poder no pueden ser las vías democráticas, «Tratarlos a ellos como demócratas es un error fatal,» puntualizó.

Por su parte, Velazco reclamó la actuación de la oposición venezolano y criticó a quienes apoyan las elecciones en ese país, «¿Cómo sectores convalidad un proceso electoral bajo estas condiciones?,» cuestionó, «Hay una gran diferencia entre los que luchamos y los que simulan luchar; hay una gran diferencia entre los que nos oponemos a una estructura criminal y otros que prefieren ignorar la naturaleza criminal de lo que se vive en Venezuela.»

Rico prefirió mostrarse optimista ante el futuro de Latinoamérica, «Estos tiempos pueden ser una oportunidad. Hemos tocado fondo, solo puedes ir para arriba».

Mientras que Paredes, aprovechó su intervención para denunciar, de manera detallada, los abusos cometidos por el régimen de Daniel Ortega en Nicaragua.

El evento también contó con la presencia de delegaciones provenientes de Paraguay, Ecuador y Estados Unidos; así como del reconocido abogado, Carlos Sánchez Berzaín y el expresidente de Ecuador, Lenin Moreno.

Sánchez Berzain cataloga como «oposición funcional» a los políticos de Nicaragua, Bolivia y Venezuela

El reconocido abogado y activista por los Derechos Humanos, Carlos Sánchez Berzaín, criticó fuertemente a la oposición de Cuba, Nicaragua, Venezuela y Bolivia.

En una intervención realizada en el IV foro de Youth and Democracy for the Americas, el abogado destacó que los sectores opositores de esos países son una «oposición funcional» hacia los regímenes que dicen enfrentar.

«¿Para qué les voy a hablar de los ejemplos venezolanos, ecuatorianos o nicaraguenses de oposición funcional? Sí les puedo hablar de Bolivia. Se vive un estado pleno de dictadura, la oposición está diciendo que hay un problema de administración de justicia porque no tiene el valor de denunciar a la dictadura como tal».